Como hacer un flan casero tradicional, un sabor que se derrite en tu boca

Como hacer un flan casero tradicional, un sabor que se derrite en tu boca

- Por

Un postre básico como este, no puede faltar en tu recetario, hoy aprende como hacer un flan casero tradicional, mas rico que el de la pastelería y lúcete con todos tus amigos.

SOY CURIOSO, soy sabor.

Como hacer un flan casero tradicional para endulzar tus momentos

Tal vez te has negado a hacer un flan en casa porque supones que su complejidad de elaboración es muy alto, pues con esta receta te darás cuenta que no lo es.

Comprobarás que rápidamente lograras un delicioso postre que será de renombrar en tu familia o tu negocio en casa; con esta receta tradicional podrás crear postres de otros sabores, como dice el dicho:

En la variedad está el placer

Trae a tu hogar un sabor tradicional pero con el toque de tu sazón y el ingrediente secreto que agregas a cada una de tus preparaciones.

Como hacer un flan tradicional

Ingredientes

  • 225 gr de azúcar
  • 2 huevos y 2 yemas
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 500 ml de leche entera

Prealistar 6 moldes pequeños para hornear el flan

Como preparar un flan tradicional

  1. Precalentar el horno a 180°C.
  2. En una olla amplia con base gruesa, agregas 150 gr de azúcar y 2 cucharadas de agua, cocinar a fuego lento sin remover, hasta que el azúcar se disuelva y se dore un poco. Solo revolver de vez en cuando para que el azúcar se dore uniformemente.
  3. Retira el caramelo del fuego y lo distribuyes en los 6 recipientes, meneándolos para que se reparta el caramelo por toda la parte interior del molde.
  4. Aparte batir en un recipiente amplio los huevos, las yemas, la vainilla y el resto del azúcar, hasta que se integren bien todos los ingredientes.
  5. Calentar la leche a fuego lento sin dejar que llegue al punto de ebullición, luego poco a poco la agregas a la mezcla del huevo e integras todo muy bien.
  6. Llevas la mezcla al refrigerador por 30 mn, luego agregas cuidadosamente la mezcla a cada uno de los moldes.
  7. A una bandeja amplia viertes un poco de agua caliente, que llegue a la mitad del tamaño de los moldes.
  8. Horneas por 25 o 30 minutos o hasta que observes que la mezcla ha cuajado sin que pierda toda su suavidad.
  9. Luego los sacas del horno y los dejas reposar hasta que se enfríen y luego los refrigeras por dos horas.
  10. A la hora de servir, bordeas con un cuchillo por el borde del molde y le das la vuelta en el plato en que lo vas a servir. Agrega el caramelo que queda en el fondo del molde sobre tu postre.

Una completa delicia que no te puedes perder, puedes prepararla hasta con dos días de anticipación y reservar en refrigeración.

Conoce otras de nuestras recetas que te encantarán:

Espinacas con queso, deliciosamente nutritivas

Aprende como marinar pollo para tus platos mas deliciosos

Recetas de pasta y Pollo, que demuestran que son la mejor combinación

Helado frito, un postre que se derrite en tu boca

Tu valoración: ¿Qué te ha parecido el artículo?
Cargando...