------------------------------------- facebook pixel --------------------------------------------------------------- POPUP MAIL CHIMP mymoneytizer ads.txt teads.tv, 15503, DIRECT, 15a9c44f6d26cbe1
15 Señales de que a pesar de tu edad sigues siendo un adolescente

15 Señales de que a pesar de tu edad sigues siendo un adolescente

- Por

Si eres de los que cree que la vida apesta, te tengo una noticia ¡No has superado la adolescencia! Lastimosamente la madurez no es cuestión de edad sino de vivencias y hay algunas personas que a pesar de los años se siguen comportando como si apenas hubiesen salido de la pubertad.  Si tienes tus dudas sobre esto, leyendo este artículo hasta el final te darás cuenta de si aún sigues siendo un adolescente de corazón, y tal vez por esto es que tu vida sexual es casi nula y no has podido salir del sótano de tus papás.

15 Señales de que a pesar de tu edad sigues siendo un adolescente

adolescente

Loading...

Fuente

1. Tus emociones te controlan

No eres capaz de sobrepasar una situación de ira o de felicidad. Te dejas llevar fácillmente de tus emociones y tienes enemigos a muerte en cada esquina, aunque ellos ni sepan que existes.

2. No sabes como tomar decisiones importantes

Crees tener todo bajo control, pero cuando tienes que tomar decisiones importantes no dudas ni un instante para correr donde mamá o en su defecto, a donde la persona que haya remplazado esa figura protectora, por ejemplo tu pareja.

3. Eres imprudente

No sabes medir tus palabras. Cada que abres la boca ofendes o lastimas a alguien por que no sabes comportarte en sociedad y al parecer no te importa.

4. No sabes cómo resolver problemas

Cuando se presenta una decisión difícil pareces más un niño asustado que un adulto, no tienes ni idea de cómo actuar y eres demasiado miedoso para tomar alguna iniciativa. Normalmente esto complica más aun las cosas.

5. Eres irresponsable

No tienes palabra, un montón de compromisos que tenías los incumpliste. Definitivamente no eres capaz de mantener una promesa, el perfecto incumplido.

6. Eres inconsciente e irrespetuoso

Sientes que el compromiso social no es lo tuyo. Te importa poco ceder tu asiento en el tren, o ayudar a alguien que lo necesite. Piensas que no es de tu incumbencia, y por ende hablas de ese tipo de cosas de manera grosera e irrespetuosa.

7. Te crees perfecto

Tu ego no tiene parangón, eres el ser perfecto, una constante fuente de iluminación para el universo, y claro por defecto los demás son simples insectos apenas dignos de pisar el mismo suelo que tú.

8. No tienes carácter

Cada moda y cada nueva tendencia llegan a ti como si llegaran a su tierra natal. Tu falta de carácter es tal que no sabes ni quién eres, lo más parecido a tu carácter es un camaleón, porque siempre quieres quedar bien con todo el mundo, esto incluso te convierte en alguien hipócrita.

9. No entiendes lo que es orgullo ni dignidad

Dices sentirte muy orgulloso y digno de la persona que eres, pero eres de los que aún piensa que actuar como un bandido drogado, o como un muñeco de vitrina, son motivos de orgullo y lo exhibes con mucha «dignidad»

10. No reconoces tus errores

Pueden atraparte con las manos en la masa y aún así, siempre tendrás una excusa o a quien echarle la culpa de tus errores, pues tú nunca fallas aunque por culpa de otros parezca así.

11. Ignoras todos los consejos

No escuchas consejos de nadie, ni siquiera de las personas que sabes que tienen razón. Eso te convierte en alguien testarudo y llevado de su parecer, el típico idiota que siempre se mete en problemas.

12. No tienes metas

Tu planificación a futuro solo abarca unas cuantas horas, es algo más bien práctico y no muy elaborado, no tienes ni idea del rumbo de tu vida ni de que estrategias desarrollarás para el futuro.

13. Eres un impuntual crónico

Esto es algo muy común, y aunque al leer este punto saques un millón de excusas, es evidente que sigues siendo un niño que no sabe administrar su tiempo.

14. No puedes rendir en una relación

Se te hace imposible mantener una relación estable, eres infiel, poco detallista, grosero, etc. etc. etc. No sabes cómo ser bueno en una relación y te excusas en culpar a los demás. Lo entendemos es típico en ti.

15. Eres egoísta

No piensas en nadie más que tú, eres acaparador, avaro y tacaño, tu codicia y lo poco que te importan los demás, son cualidades que saltan a la vista.

Como ves, ser un adulto no es solo cuestión de tu edad. Si tienes 10 o más de estas características, debes pensar seriamente en hacer un cambio ¡Hoy mismo! La adultez tiene más ventajas de las que crees y ya es justo y necesario que asumas tu vida ¡El mundo te lo agradecerá!

Cargando...