-------------------------------------
Cómo hacer una limpieza facial profunda con productos naturales

Cómo hacer una limpieza facial profunda con productos naturales

- Por

Hacer una limpieza facial profunda periódicamente es necesario para eliminar las suciedades del ambiente y el exceso de maquillaje que se acumula en nuestro rostro. Con el paso del tiempo, nuestro cutis acumula una enorme cantidad de impurezas que deterioran la piel, y hacen que pierda su brillo y elasticidad natural. Sin embargo siempre creemos que debemos recurrir a costosos productos, cuando la naturaleza pone todo a nuestra disposición para embellecernos. Pensando en esto hoy quisimos enseñarte cómo hacer una limpieza facial profunda con productos naturales.

Cómo hacer una limpieza facial profunda con productos naturales

Hacer una limpieza facial

1. Purificación inicial

Hacer una limpieza facial

El primer paso para hacer una limpieza facial es lavar nuestra cara a profundidad. Para esto puedes usar el cristal de aloe vera, aplicarlo sobre el rostro uniformemente, dejarlo actuar por 5 minutos haciendo masajes y luego enjuagar con abundante agua fría. Si te queda difícil conseguir el cristal de aloe, puedes recurrir a un gel facial adecuado para tu tipo de piel. Este sería el único producto artificial que usarías para la limpieza. No obstante, si quieres apostarle a lo natural, el cristal de aloe o sábila es la opción perfecta para tu piel.

2. Aceite de oliva

Hacer una limpieza facial

El aceite de oliva es un ingrediente muy valorado no solo en la cocina, sino también en el área de la belleza. Este tipo de aceite no solo le aporta una gran cantidad de nutrientes a tu piel, sino que además es utilizado común mente para hacer una limpieza facial profunda. Lo único que debes hacer es echar unas gotas de aceite de oliva en un algodón y pasarlo por el rostro empezando por la frente hasta llegar al cuello. Debes hacer un masaje especial en zonas como las cejas o las aletas de la nariz para retirar todas las impurezas acumuladas.

3. Exfoliante de miel y azúcar

Hacer una limpieza facial

Después de limpiar tu rostro con el aceite, el paso a seguir es exfoliar tu piel. Este exfoliante natural, además de dejar tu cutis suave, ayuda a eliminar las células muertas y estimula la regeneración de los tejidos. Para prepararlo solo necesitas 2 cucharadas de azúcar y 1 cucharada de miel. Aplicar la crema resultante en el rostro haciendo ligeros masajes. Dejar actuar por 15 minutos y enjuagar con abundante agua tibia. También puedes recurrir a otro tipo de exfoliantes caseros como el de avena o el de azúcar y limón.

4. Masaje facial

Hacer una limpieza facial

Luego de realizar la exfoliación enjuaga con abundante agua tibia, y prepárate para un relajante masaje facial con rosa mosqueta. Este masaje es regenerativo y reactiva la circulación del rostro ayudándolo a conservar su elasticidad natural. Lo único que necesitas es unas gotas de aceite de rosa mosqueta o de almendras y realizar masajes que favorecen al estiramiento de la piel y ayudan a evitar las arrugas. Además este tipo de aceites son unos poderosos hidratantes que contribuyen a mantener la piel más suave y nutrida.

Para completar tu sección de limpieza puedes aplicarte una mascarilla hidratante o nutritiva. Así, no solo lograrás hacer una limpieza facial a profundidad, sino que finalizarás el tratamiento dándole lo mejor a tu piel.

Puedes probar alguna de las mascarillas que te recomendamos a continuación:

3 Mascarillas para aclarar la cara de origen natural para resaltar tu belleza

Mascarillas naturales para embellecer el rostro

Esperamos que este artículo te ayude a tener una piel más hermosa. Recuerda que hacer una limpieza facial profunda periódicamente te ayudará a tener un rostro más terso, joven y radiante.

Comparte este artículo con tus amigos y ayúdalos a aprovechar lo mejor de la naturaleza. Síguenos en nuestra página de Facebook: Soy Curioso para que disfrutes de todo lo que tenemos para ti.