-------------------------------------
¿Qué es un scrub médico y para qué sirve?

¿Qué es un scrub médico y para qué sirve?

- Por

Scrub médico: Los que somos vieja guardia siempre recordaremos que en nuestra niñez las enfermeras eran mujeres vestidas de blanco, algunas con vestidos a la rodilla y media velada blanca también. Pues hoy en día y gracias a la constante búsqueda de seguridad en los ámbitos de salud y de la comodidad del personal médico, aparece el término Scrub.

Conoce qué es el scrub médico y para qué sirve

Los scrubs son una prenda protectora diseñada para ser usada por el médico, la enfermera y otras personas en la sala de operaciones. La prenda fue originalmente un vestido. Los scrubs ahora incluyen la camisa y los pantalones que usan quienes se frotan para la cirugía.

Estos son algunos de los beneficios que los scrubs médico ofrecen al personal de enfermería:

1. Ayudan a identificar contaminantes potenciales.

Los scrubs son excelentes para ayudar a los profesionales de la salud a identificar contaminantes y desechos corporales, como vómito, heces, orina, sangre y otros fluidos o químicos. Dependiendo de la institución, los enfermeros deben portar scrubs en colores sólidos, o permitir varios colores y patrones, lo que depende en buena medida del departamento en que trabaje el enfermero.

2. Se limpian en condiciones severas.

Las instalaciones de salud que lavan los scrubs y otros uniformes de enfermería pueden emplear químicos de limpieza y máquinas lavadoras/secadoras a temperaturas elevadas, que pueden ser muy agresivas con los materiales y acortan la vida útil de uniformes menos resistentes que los scrubs. Este esfuerzo adicional al limpiar los scrubs asegura que están perfectamente libres de contaminantes.

3. Son más limpios que la ropa regular.

Dado el hecho de que los scrubs son lavados por las mismas instituciones o por proveedores especializados, es muy posible que sean más limpios que los uniformes normales y que no sean reutilizados sin haber sido lavados entre cada uso, lo que asegura que los enfermeros no actúen como portadores de gérmenes o contaminantes potencialmente dañinos en su ropa.

4. Son económicos.

Los scrubs básicos son usualmente económicos, por lo que pueden desecharse, de ser necesario, y reponerse sin un costo elevado para el individuo o la institución.

5. Previenen que la ropa personal se arruine.

Los scrubs evitan que los enfermeros tengan que portar su ropa en todo momento y el potencial de contacto con sangre, heces, orina, vómito y otros fluidos corporales, que pueden ser comunes en el ambiente en que el enfermero se desenvuelve. Un uniforme normal o ropa de calle manchada, sometido a un proceso profundo de limpieza, podría arruinarse rápidamente.

6. Son fácilmente accesibles.

Los scrubs que tienen mucho espacio de bolsillos hacen más sencillo para el enfermero transportar sus herramientas y equipo. Sin embargo, dependiendo del área de trabajo, es posible que el código de vestimenta requiera mantener un mínimo de bolsillos en los scrubs.

7. Ayudan a identificar a los enfermeros.

Tanto los pacientes como los compañeros de trabajo pueden identificar fácil y rápidamente a un enfermero por el uniforme, que usualmente es diferente del que portan médicos y otros trabajadores. También pueden emplear diferentes colores, conforme a la unidad o departamento, lo que contribuye a la facilidad de identificación.

8. Contribuyen a la uniformidad del ambiente de trabajo.

Los scrubs permiten mantener una apariencia uniforme y profesional en el hospital, sin las distracciones propias de la ropa de calle que en muchas ocasiones incluyen marcas o decoraciones que harían más difícil identificar a una persona como personal de enfermería.

scrub médico

¿De qué material están hechos los scrubs?

La vasta mayoría de los scrubs se fabrica empleando mezclas de poliéster (55-65%) y algodón (35-45%), aunque algunos uniformes son algodón 100% y otros son de material de poliéster 100%. Un pequeño número de scrubs se realiza mediante mezclas con otros textiles sintéticos como rayón o spandex.

Dependiendo de las necesidades específicas y los gustos de la persona que porta los scrubs, el material empleado en su fabricación ciertamente hace la diferencia, y parece que lo más importante es que deben ser lo suficientemente resistentes para soportar un uso constante, resistir diferentes fluidos corporales e innumerables lavadas.

La mayoría de los proveedores de scrubs tienen productos que consisten de la ya mencionada mezcla de poliéster y algodón, que se consideran benéficos porque tienen a ser económicos, se secan rápidamente, resisten las arrugas y no tienen complicaciones para su cuidado. Sin embargo, un punto en contra es que no pueden plancharse con calor seco, pues los componentes del poliéster tienen el potencial de fundirse con el calor.

Los scrubs de algodón 100% son los más suaves y durables, además de tener la mayor opacidad, lo que contribuye a la discreción de la ropa interior. El punto en contra sería que tardan un poco más en secarse, se arrugan más y generalmente son más costosos.

En contraste, los scrubs con poliéster 100% son más económicos, se pueden estirar y resisten las arrugas, además de secarse rápidamente. El problema con este material, como ya se ha hecho notar, es que resulta muy incómodo cuando el medio ambiente es caluroso y tiene el potencial de fundirse si entra en contacto con superficies calientes.

La mezcla algodón/spandex es la que proporciona mayor capacidad de estiramiento, mientras que la mezcla poliéster/rayón es ideal por su resistencia y bajo costo.

Descubre la importancia del color en los scrubs médicos y elegir el mejor para cada necesidad

En cuanto a los colores de los scrubs, se cree que estos confieren ciertas características que contribuyen a proyectar sentimientos a los pacientes, lo que puede influir en su capacidad de recuperación. A manera de ejemplo, estos son algunos colores empleados en scrubs y el efecto que se piensa tiene en quienes los ven:

  • Blanco: higiene, simplicidad pura y claridad.
  • Verde: armonía, paz, equilibrio universal, frescura y renovación.
  • Rojo: estimulación, fuerza física, energía, valor y supervivencia.
  • Azul: calma, inteligencia, confianza, serenidad y reflexión.
  • Rosa: amor, nutrición, afecto.
  • Café (marrón): naturalidad, confiabilidad, apoyo.
  • Anaranjado: calor, comodidad, seguridad, pasión y abundancia.
  • Negro: seguridad, sofisticación, sustancia y eficiencia.
  • Púrpura: conciencia espiritual, verdad, calidad y meditación.