-------------------------------------
Mujeres trans en competencias deportivas de alto rendimiento, desató la polémica

Mujeres trans en competencias deportivas de alto rendimiento, desató la polémica

- Por
Mujer trans:  La noticia de que la neozelandesa Laura Hubbard será la primera deportista trans que compita en unos Juegos Olímpicos, los de Tokio, ha provocado todo tipo de reacciones.

Mujeres trans en deportes de alto rendimiento¿Tienen ventaja los atletas trans? ¿Es solo la testosterona lo que hace que tengan mejor rendimiento?

Es un asunto delicado… porque atañe a los derechos humanos, a la diversidad y al respeto social, pero hay muchas otras cosas en juego: la identidad de género por un lado, la imparcialidad de la competencia.
Por otro lado existe el temor a que las mujeres sufran en el ámbito del deporte, desventajas mayores de las que ya tienen. La cuestión deja de ser meramente deportiva, pasa al campo de la ética o de la filosofía.
En 2018 el maratón de Boston anunció que todos aquellos corredores trans podían competir en la categoría adecuada a su identidad de género. Muchos atletas de élite, como Paula Radcliffe, se pronunciaron en contra de los requisitos de ingreso a los atletas trans en uno de las maratones más elitistas del mundo, exponiendo que esa actitud era injusta para las mujeres.
Radcliffe publicó en Twitter que permitir que los corredores trans compitan en la categoría de mujeres podría privar a una mujer de un lugar de clasificación en la competencia de élite.
mujeres trans

«Transgénero es diferente y entiendo el punto de Navratilova. Si naces y creces como hombre, no se te puede permitir competir en deportes femeninos porque te «identificas» como mujer. Se burla de las definiciones de categorías deportivas masculinas y femeninas.»

La Asamblea de Wisconsin se convirtió en el último cuerpo legislativo de los Estados Unidos en aprobar una medida que prohíbe a los atletas transgénero practicar deportes femeninos y femeninos el miércoles.

La lucha por los derechos de los atletas transgénero para competir en atletismo femenino se ha extendido a más de una docena de estados, ya que los legisladores en Idaho, Montana, West Virginia, Alabama, Arkansas, Mississippi, Tennessee y, más recientemente, Florida han aprobado leyes, desde principios de 2020 para prohibirlos en el campo.

Si bien estas medidas han sido aprobadas en estados mayoritariamente de tendencia republicana, algunas han sido vetadas por demócratas como la gobernadora de Kansas, Laura Kelly.

Chase Strangio, un hombre transgénero que se desempeña como Director Adjunto de Justicia Transgénero de la ACLU, rechazó la noción que los críticos de los atletas transgénero han promovido, que tienen una ventaja física injusta sobre las niñas y mujeres.

 “La idea del dominio trans es completamente exagerada. Es un mito ”

dijo.

“A nivel olímpico … el nivel más elitista de la competencia deportiva, las mujeres y niñas trans han sido elegibles para competir”

dijo Strangio.

“Laurel [Hubbard] será la primera mujer trans en calificar. Sus estadísticas actuales ni siquiera la ponen en disputa por la medalla «.

Hubbard, de 43 años, es una levantadora de pesas transgénero de Nueva Zelanda que se espera que represente a su país en los Juegos Olímpicos de Verano en Tokio.

La rival belga Anna Vanbellinghen ha dicho que el desarrollo de Hubbard:

«desde la pubertad hasta los 35 años, con el sistema hormonal de un hombre» es «una ventaja» e «injusto».

Los proyectos de ley que prohíben la competencia a los atletas transgénero en los EE. UU. Están «dirigidos a las personas trans por discriminación a edades muy tempranas», dijo Strangio a Yahoo Finance.

«El atletismo de la escuela secundaria y la escuela primaria en los Estados Unidos está importando políticas de inclusión aún más estrictas que las que vemos en el escenario olímpico».

La testosterona entra al juego

Gran parte de la diferencia entre el rendimiento de hombres y mujeres, entre un 8% y un 12%, se le pueden atribuir a la testosterona. Supone una ventaja enorme. Los hombres pueden tener 30 o más nanomoles por litro (nmol/l) de sangre, mientras que la media de una mujer se mueve entre dos y tres.

Una investigación del Karolinska Institute de 2019 para comprobar si las hormonas que se administran para el cambio de sexo tienen efecto en la función y el tamaño de los músculos de las personas receptoras demostró que, tras un año de tratamiento y reducción de testosterona, las mujeres trans todavía mantenían ventaja sobre las mujeres biológicas.

En el estudio participaron 11 mujeres trans (genéticamente hombres) y 12 hombres trans (genéticamente mujeres) .

Fuente

Fuente