------------------------------------- --------------------------------------------------------------- POPUP MAIL CHIMP
El militar en desacato que estuvo a punto de derrocar a Maduro

El militar en desacato que estuvo a punto de derrocar a Maduro

- Por

Fue el general venezolano Cristopher Figuera quién le dio la espalda al régimen dictador y estuvo a punto de derrocar a Maduro. Hoy se encuentra refugiado en Estados Unidos y ha dado fuertes declaraciones que inculpan a Nicolás Maduro.

En SOY CURIOSO, las noticias mundiales que a todos nos interesan.

Lo que tiene por decir el militar que estuvo a punto de derrocar a Maduro

Cristopher Figuera a punto de derrocar a Maduro

Fue el pasado 30 de abril, cuando Manuel Cristopher Figuera quién fue leal al régimen de Maduro; en una muestra de audacia, el general de 55 años decidió traicionar al líder con el que se había reunido diariamente.

En secreto, planificó un alzamiento militar que, aunque estuvo bastante cerca de derrocar al tirano, finalmente fallo.

Conoce toda la historia del general que estuvo a punto de derrocar a Maduro y las últimas declaraciones que ésta ha hecho públicamente.

¿Quién es Manuel Cristopher Figura?

derrocar a Maduro

La reputación de Manuel Cristopher Figuera es bien conocida en su país, viajaba siempre acompañado de un convoy de guardaespaldas mientras se desplazaba por Caracas y los contactos más claves y secretos de los altos mandos venezolanos.

Figuera fue un soldado leal al régimen de Nicolás Maduro, habiendo pasado su infancia en una vivienda pobre de bahareque, llegó a ser el jefe de inteligencia venezolana.

Aún así, en el transcurso del mandato de Nicolás Maduro, Figuero se vio obligado a hacer el «trabajo sucio» por él.

Esto involucraba; encarcelar a opositores que fueron víctimas de tortura, ocasionando la desmoralización del oficial de inteligencia que había sido entrenado en Cuba y Bielorrusia.

Manuel Cristopher Figuera declaró, según El Comercio de Perú, que estaba cansado del régimen cuando el dictador “comenzó a solicitarle que se encargara del trabajo sucio”, que consistía en plantar evidencias falsas para encarcelar a opositores y llevar a cabo torturas.

Después del intento de derrocar al dictador el 30 de abril, el general en desacato tuvo que escapar a Colombia, de ahí voló a Washington.

Llegando a Estados Unidos, reconoció a Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela, esto hizo que Estados Unidos lo sacara de la lista negra de colaboradores de Maduro sancionados por ese país, según los informes realizados.

Declaraciones del general en desacato

Hoy por hoy, Figuera es uno de los grandes desertores del partido socialista que lleva gobernando en Venezuela por dos décadas.

Se encuentra en Estados Unidos, buscando ayuda de ese mismo «imperio» estadounidense, al que le habían enseñado a odiar, para que se lleven a cabo investigaciones de los actos de corrupción y violación de los derechos humanos en su país.

“Yo estoy como el soldado que iza la bandera al revés, que es una señal de auxilio universal”, dijo el general a The Associated Press. “Mi misión es buscar auxilio para que me ayuden a liberar a mi país de la desgracia que está viviendo”.

Figuero se reunió con el enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams.

Se está por ver si el general aún tiene alguna influencia dentro de la estructura gubernamental de Venezuela para poder reunir evidencias para sustentar sus denuncias.

Los detalles sobre estas acusaciones fueron declaradas en una entrevista que duró 7 horas en la suite presidencial de un hotel en Washington.

En esta entrevista Manuel Cristopher Figuera reveló que recibió órdenes directas de Madura para cometer abusos, realizar detenciones arbitrarias y sembrar evidencias para inculpar a los opositores.

Aún así, el general afirmó que la orden más arbitraria que recibió de parte de Maduro, fue la de perturbar el entorno íntimo del jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado por más de 55 países, con el fin de quebrar su moral.

Figuera declaró que al principio Maduro quería arrestar a la madre de Guaidó.

Pero cuando él se encargará de informarle al mandatario que la mujer padecía cáncer, optaron por ir en contra de Roberto Marrero, quién es un estrecho colaborador del líder opositor y que finalmente fue arrestado desde marzo por encabezar presuntamente una «célula terrorista» dedicada a perpetrar asesinatos.

“¿Qué hago para meterlo preso?”, preguntó el general a Maduro durante una tensa reunión que se realizo en Fuerte Tiuna a  menos de 72 horas antes de la detención de Marrero. “Me dijo: ‘Eso no es mi problema. Mételo preso, siémbrale armas. Ve qué haces’”.

Éstas, entre muchas otras fueron las declaraciones del general en desacato que estuvo a punto de derrocar a Maduro y que hoy busca la liberación para su país.

Loading...