------------------------------------- --------------------------------------------------------------- POPUP MAIL CHIMP
¿Perdiste a alguien que amas con todo tu corazón? Estas palabras son para ti

¿Perdiste a alguien que amas con todo tu corazón? Estas palabras son para ti

- Por

Perder a alguien que amas es uno de los golpes más duros de la vida, pero la vida continúa, tu vida continúa. Estas palabras son para ti.

En SOY CURIOSO, sentimientos profundos

¿Perdiste a alguien que amas con todo tu corazón? Estas palabras son para ti

Linda está allí en la clínica, se pasea de un lado a otro pensando que cada paso que de, la acercará a una respuesta rápida del médico, de una enfermera, un camillero, de alguien que salga por esa puerta de vaivén y se acerque a decirle que todo salió bien.

También el temor hace que su corazón se quiera salir del pecho

  • y si… ¿las cosas salen mal?… no no eso no puede pasar.

Sus manos sudan, ella las une y las fricciona como quien calienta la ansiedad, la preocupación, la angustia…

perdiste alguien que amas

Sus hombros se están haciendo más pesados, un dolor que procede de su espalda llega hasta la cabeza… linda siente que algo quiere estallar allí dentro.

Los olores de aquel hospital le llegaron hasta el cerebro… tal vez nunca los olvide.

La señora de la limpieza le pide que se haga a un lado porque le está impidiendo hacer su trabajo, mientras Linda solo quiere salir de allí con su pequeño hijo en brazos, volver a estar cerca de el, sentir su calor, acariciar su piel tan suavesita, tratar de peinar una vez mas ese cabello rebelde y sobretodo sentir la luz de sus grandes ojos que la hacían sentir tan viva, tan feliz.

Han pasado muchas horas, nadie dice nada, Linda le ha preguntado a las enfermeras de la estación por su hijo, siempre la misma respuesta, no sabemos nada, debe esperar a que el médico le informe sobre el estado de su hijo.

Linda está perdiendo la paciencia, mientras piensa:

  • “solo le dolía su panza”, “han pasado muchas horas”, “¿por favor me dicen que sucede?”…

Linda observa que las enfermeras se miran de manera diferente, lo que la hace sospechar que algo no anda bien, mas bien, que algo está muy mal.

El corazón de Linda quiere salir de su cuerpo, el estómago revolvió todo y quiere devolverlo, las piernas pierden fuerzas… Linda quiere gritar y golpear a ese par de mujeres que parecen frías y sin corazón mientras se dirigen a ella.

Ella se sienta en el piso cercano a la puerta por donde entro en una camilla su amado hijo, había contenido sus sentimientos de angustia durante las peores 10 horas de su vida, pero ya no pudo mas, la actitud de las dos enfermeras le hizo sentir que su mundo estaba a punto de derrumbarse.

“Señora Fernandez”, escuchó la angustiada madre en medio de múltiples pensamientos que la agobiaban… como quien no espera escuchar su nombre se levanta de forma veloz al ver que es el médico de su hijo:

  • “dígame doctor”, “¿ya puedo pasar a ver a mi hijo?”, “¿Cómo salió todo?”, “¿Me lo podré llevar hoy mismo a casa?”…

El doctor baja un poco su mirada, ¿por qué hace eso, este doctor?… Piensa Linda.

“Señora Fernandez”, Samuel ingresó debido a un fuerte dolor en su abdomen derivado de un golpe que sufrió, le practicamos una tomografía, la cual nos permitió ver que el dolor se debía a la ruptura de su vaso.

Debido a que pasaron algunas horas antes de traerlo a la clínica, el sangrado interno producido por el vaso roto, complicó la situación de Samuel.

  • Hicimos todo lo que pudimos por salvarlo.

Linda no entiende tantas cosas que dice el médico, ¿a que se refiere con que hicimos todo lo que pudimos por salvarlo?

No puede ser, este señor se está equivocando de familiar, piensa linda.

  • “Doctor, creo que se está equivocando”, “a mi hijo solo le dolía su panza”, “mire bien esa carpeta que tiene en sus manos y verá que no está hablando de mi hijo”

El médico toca el hombro de linda y le dice;

“lo siento mucho señora Fernandez”

Estas palabras destruyeron toda la vida de Linda, su cerebro quería negar la situación para protegerla de morir en ese instante, su sangre corría tan fuerte por todo su cuerpo que podía sentir cada una de sus venas infladas, el colapso nervioso fue inevitable.

¿Tu que me estas escuchando, has perdido alguien importante en tu vida?

Como duele, nadie está preparado para decir adiós, la muerte es muy cruel, la muerte no pregunta no da explicaciones, solo llega y derrumba tu mundo, te destruye-

En un abrir y cerrar de ojos todo pasa, quisieras hacer algo para detenerla y no puedes.

Cuantas noches pasas pensando una y mil estrategias para que eso no hubiera sucedido, quizá si le hubiese dicho que se quedara, si hubiese luchado mas, si hubiese… si hubiese.

Por más que te esfuerces y luches con todas tus fuerzas no puedes detener el tiempo, ni decirle a la muerte que espere un poco más.

Tu ser querido no regresará, esta es una verdad que duele, pero si la comprendes esa misma verdad te hará avanzar.

Quedarse en el dolor te hace morir… poco a poco.

Puedes encerrarte en tu dolor o seguir viviendo con el, la muerte siempre te ofrece dos alternativas, te puede conducir al borde del abismo, permaneciendo retenido en tus recuerdos o puedes construir un puente que se extienda sobre ese abismo y te permita salir adelante…

Esto va a implicar dolor, pero la única manera de superar el dolor es pasando por el, tu vida ya nunca volverá a ser la misma, pero la vida continua, tu vida continua.

Loading...