-------------------------------------
8 Habilidades que toda madre trabajadora necesita desarrollar

8 Habilidades que toda madre trabajadora necesita desarrollar

- Por

Convertirse en mamá es un cambio realmente trascendental en la vida de cualquier mujer; si deseas ponerle empeño y ser una madre trabajadora, estas habilidades te ayudarán.

En SOY CURIOSO, estamos contigo.

8 Habilidades que una madre trabajadora debe adquirir

madre

Ser mujer es bastante difícil, pero una vez que te conviertes en madre te ves obligada a enfrentar aún más expectativas, juicios no deseados, muchas responsabilidades nuevas y elegir entre quedarte en casa con tus hijos o convertirte en una madre trabajadora.

Si estás leyendo esto, y éste es tú caso, queremos advertirte que no será fácil, pero definitivamente tienes lo necesario para lograrlo. 

Solo necesita tener la actitud y la mentalidad correcta.

Te presentaremos algunas habilidades para la vida que probablemente deberías dominar para transitar este camino lleno de amor, aventura y muchas responsabilidades.

1. Aprende a pedir ayuda

Esta es la primera habilidad que necesitas. Realmente se necesita un pueblo para criar a un niño y no debes hacerlo sola.

Intentar trabajar y cuidar a tus hijos solo será increíblemente agotador y casi imposible.

Lo más sensato es aprender a pedir ayuda y rodearse de personas que con gusto le ofrecerán ayuda.

Amigos, familiares, su pareja, todos pueden desempeñar un papel de apoyo y ayudarte en los días en que te sientes abrumada o simplemente necesitas un descanso.

madre soltera trabajando

2. Perdonarte a ti misma

Muchas madres trabajadoras se sienten culpables por no pasar suficiente tiempo con sus hijos. Tienes que aprender a perdonarte a ti misma.

Estás haciendo tu mejor esfuerzo y es absolutamente normal no pasar cada hora de vigilia pegada a tu bebé. Necesitas distracciones y un poco de compañía adulta para no volverte loca.

mamá feliz

3. Aprende a programarte

Programar su vida como adulto ya es bastante difícil, pero una vez que introduce a los niños en la mezcla, se vuelve aún más difícil. 

Ya no puedes simplemente saltarte algunas cosas. Por lo tanto, para evitar correr en pánico, debe planificar cuidadosamente sus días e incluso semanas antes, hará que todo funcione mucho mejor.

organización

4. Delegar es importante

Puedes pensar que tienes tiempo para todo y que puedes hacerlo todo tu misma, y no estamos diciendo que no puedas.

Simplemente no hay suficientes horas en el día. Aprende a delegar tareas que consumen demasiado tiempo o que simplemente no son tan importantes.

Haz que tu pareja sea responsable de los desayunos, si tienes hijos mayores, haz que laven su ropa.

Pide tu mercado a domicilio, o compra en línea; a veces simplemente no tenemos tiempo para ir a la tienda y mucho menos hacer un mercado. 

5. Encuentra un trabajo que se adapte a tu familia

Si planea trabajar en la oficina, asegúrese de que la compañía tenga políticas amigables con la familia y una buena ética laboral; de modo que si necesita tomarse un día libre para cuidar a sus hijos, no sea un problema.

Considera trabajar por cuenta propia o trabajar desde casa: esas son muy buenas opciones para los primeros años.

madre que trabaja en casa

6. Saca tiempo para ti

Mientras que la programación es importante, también debes poder encontrar algo de tiempo solo para ti.

Asegúrate de programar algunos días libres y úsalos para relajarte, descansar, practicar yoga, meditar o tomar una copa de vino mientras miras Netflix.

Lo necesitas. Es lo que mantiene a cualquier madre trabajadora sana y cuerda.

yoga

7. Aprende a decir NO

Aprender a decir «no» es en realidad una habilidad muy subestimada. 

No solo es útil cuando se trata de tus hijos, sino también cuando te sientes abrumada por los planes y las responsabilidades.

Entonces, cuando tienes un plazo y un trabajo importantes, tu hijo tiene un grave caso de resfriado, y otras personas de la familia te necesitan, solo tienes que aprender a dar un paso atrás, evaluar tus prioridades y decir que no.

madre con responsabilidades

8. No olvides conservar un buen sentido del humor

A veces las cosas no funcionan según lo planeado. Es posible que tus hijos rompan algunas cosas valiosas o manchen tu vestido favorito, un día puedes llegar al trabajo con la camisa al revés por que no tuviste tiempo ni de mirarte al espejo. 

Debes aprender a reírte de todas esas situaciones y no dejar que te afecten demasiado, de lo contrario la amargura podría acabar contigo.

Ríete de la vida, es la única forma de sobrellevarla.

madre feliz

Si eres o quieres ser una madre trabajadora recuerda que puedes hacerlo, ordena tus prioridades, toma las decisiones correctas, ármate de mucha disciplina y paciencia para lograrlo.

Aprovecha y disfruta a tus hijos siempre que puedas, su amor te hace fuerte, demuéstrales que son lo más importante y que su mamá es una súper heroína que hará todo por ellos y por alcanzar sus metas.