-------------------------------------
¡Perreo intenso! ¿Qué pasa con la niñez y su precoz gusto por el reggaetón?

¡Perreo intenso! ¿Qué pasa con la niñez y su precoz gusto por el reggaetón?

- Por

¡Perreo intenso! Circulan por la red un sinnúmero de vídeos en los que se observan niños tanto pequeños como grandes bailando ésta musiquita maluca, vacía en talento y contenido llamada reggaetón y sus derivados. ¿Qué gran paso hacia atrás hemos dado cómo humanidad al escuchar tal bazofia y disfrutarla? ¿cómo hemos dejado que nuestros hijos aprendan sus movimientos obscenos e irreales? Nos venció, pues, ese tal Bad Bunny…

¡Perreo intenso! ¿Qué pasa con la niñez y su precoz gusto por el reggaetón?

Perreo intenso

Fuente

Siempre me ha disgustado el «perreo intenso«, nunca le hallé el gusto a ese reggaetón. Creo que nunca he podido con su contenido y la forma ridícula en la que las personas se comportan al «bailarlo». Pero en estos días ese pequeño desacuerdo con la humanidad, ese escozor que soportaba mientras tuviera mis audífonos, se ha transformado en total indignación.

Llego a mis ojos la evidencia de un video en el que se observan a unas chicas de colegio teniendo una especie de «duelo de baile» sacado de alguna película mala de la década pasada; las niñas se esforzaban por verse más grandes y osadas, bamboleando su cuerpo en 10 mil posiciones, contorsionándose como teiboleras profesionales; mientras sus compañeros las alientan. Una frase que editaron en el vídeo me hizo pensar, aquí les dejo para que miren ustedes mismos.

Una vez alguien me dijo: ¿quieres ver el estado de una cultura o de una sociedad? sólo mira a sus artistas, ellos son al final los que terminan moldeando la sociedad que son.

Pues miremos, lo que somos ahora y quiénes son los artistas que mueven al grueso de la población nacional y también latinoamericana. Y entendamos qué sucede con nuestra cultura decadente.

Cuantos hemos visto padres celebrando y alentando a sus hijos al «perreo intenso«, rompiendo a carcajadas la inocencia libre de la infancia, mientras aplaudimos a un pobre frustrado sexual hablar de sus aberrantes fantasías.

Entonces, qué es lo que le dejamos a nuestra infancia, a nuestro futuro según lo que es más oído y bailado por la mayoría de la gente:

  • Perdemos los valores morales de fidelidad y familia.

«Estoy enamorado de cuatro babies 
Siempre me dan lo que quiero 
Chingan cuando yo les digo 
Ninguna me pone pero

Dos son casadas 
Hay una soltera 
La otra medio psycho y si no la llamo se desespera«
Maluma, Cuatro Babies
«Hágale, papito, dele sin parar,
Dele como perro que mi esposo va a llegar.
«
Master Boys, La quemona
  • La malicia y doble sentido se convierten en algo común, los comportamientos promiscuos y vulgares son alabados.

«Ella el micrófono agarró,
Improvisao’ cantó,
Flotao’ sopló
Y hasta la melodía se tragó…»

 Ñejo & Dálmata Ft. Franco, Ñengo Flow y J Álvarez, Mujeres talentosas

  • Se alienta el maltrato como algo de lo que ufanarse.

«Yo tengo una gata que le gusta el castigo,
Ella se vuelve loca cuando le meto agresivo,
Cuando la cojo por el pelo, la pego a la pared y le digo:
Que la voy a mandar pa’ intensivo…»

Alex y Fido, Mala conducta

  • Maltrato verbal hacia la mujer, se fomenta el irrespeto hacia la figura femenina

«Tú eres bien P pero con P mayúscula
Con doble E con triple R y con 4 A
Tú eres bien P…  rápido tú lo das,
Te gusta dar el de lante y también el de atra’…»

Jutha & Small Ft. Kismo, Con P mayúscula

Estos son algunos de los ejemplos del contenido de esta «música» tan popular en estos tiempos. Es lo que dejamos que nuestros niños y niñas aprendan. Aún más grave se fomenta en los colegios. ¿Qué clase de sociedad somos?

Perreo intenso

Fuente

¿Realmente queremos que nuestros niños representen éstas absurdas formas de vida, que aprendan a engañar a sus esposos o esposas, a tener sexo indiscriminado sin valorarse ni un poquito? Que un niño sepa lo que es el «perreo intenso«, no es algo que aplaudir.

Tenemos una sociedad muy pobre en moral y valores. Más de la mitad de las familias son disfuncionales, el maltrato familiar es un pan de todos los días, el embarazo adolescente es cada vez más común, las enfermedades sexuales están en aumento gracias a la cultura promiscua que pulula en este tiempo.

¿Es lo que queremos lograr como sociedad? No dejemos que algunos pelafustanes sin mucho talento y evidentemente una pobre creatividad, se llenen los bolsillos a cuenta de la educación y formación de vida de nuestros niños. Con su perreo intenso y su estúpida obsesión con tocarse la mandíbula. No dejemos que la sociedad acepte como normal, comportamientos vacíos y enfermos, que solamente nos llevarán en un eterno retroceso de ignorancia y falta de juicio.

¿Qué opinas al respecto? Comenta y comparte

Saludos y muchos besos


Etiquetas: