-------------------------------------

5 Historias conmovedoras cortas que te harán llorar en el acto

5 Historias conmovedoras cortas que te harán llorar en el acto

- Por

Esta pequeña recopilación de historias conmovedoras cortas sacudirá todas tus emociones y no podrás contener las lágrimas. Tal vez piensen que soy muy cruel, pero no, no quiero que lloren, lo que quiero es que apreciemos todo lo que la vida nos regala y aprendamos a valorar la magia que habita en cada instante. Además, no nos digamos mentiras, a todos nos encantan las historias conmovedoras cortas, porque en un breve espacio de tiempo pueden hacernos recordar toda una vida. Así que espero que disfrutes estas historias conmovedoras y que las compartas con todas las personas que quieres.

5 Historias conmovedoras cortas que te harán llorar en el acto

1. Las balas más duras

Fuente

Ella movió sus delicados dedos sobre el pecho de su medalla mientras se despedía.
Inseguro de si volvería a verla, le plantó un beso en la frente y se volvió bruscamente hacia la puerta.
Ninguna bala lo golpeó tanto como las lágrimas de su hija.

2. El beso

«Voy a llegar tarde a una reunión, necesito correr», dijo, mientras se colgaba el abrigo sobre el hombro y salía de la casa. Mientras él se alejaba, ella bajó corriendo las escaleras de dos en dos… «Espera, espera», gritó, pero ya se había ido.
Su boca se arrugó como papel de envolver usado. «Se olvidó de darme un beso de despedida», susurró en una voz que temblaba bajo el peso de su dolor. Ella lo llamó: «te fuiste sin darme un beso» dijo acusadora. «Lo siento cariño», dijo, su voz contrita. «Está bien…» dijo ella, tratando de crecer cuando cortó la llamada.
Se tragó el desayuno con aire taciturno, se puso los zapatos, recogió su mochila escolar y comenzó a caminar por la puerta con los hombros caídos. Mientras bajaba los escalones, el automóvil se detuvo frente a la casa. Él salió del auto. Ella corrió hacia él, su cara entera se iluminó como un árbol de Navidad.
«Lo siento, lo olvidé» dijo, mientras la levantaba y la abrazaba. Ella no dijo nada. Le dolía la mandíbula por la sonrisa.
Quince años más tarde, nadie recordaría que él llegaba tarde a una reunión, pero una niña nunca olvidaría que su padre condujo todo el camino de vuelta a casa solo para despedirse de ella.

3. Lección para todos

Un hijo lleva a su padre a cenar a un restaurante. El padre es muy viejo y débil, mientras come, dejó caer comida en su camisa y pantalones. Otros comensales lo miraban con disgusto mientras su hijo estaba tranquilo.
Después de que terminó de comer, su hijo, que no estaba avergonzado, silenciosamente lo llevó a la sala de lavado, limpió las partículas de comida, quitó las manchas, peinó su cabello y se ajustó las gafas firmemente. Cuando salieron, todo el restaurante los miraba en absoluto silencio.
El hijo pagó la cuenta y comenzó a salir con su padre.
En ese momento, un anciano entre los comensales llamó al hijo y le preguntó: «¿No crees que has dejado algo atrás?».
El hijo respondió: «No, señor, yo no».
El anciano replicó: «¡Sí, lo dejaste! Dejó una lección para cada hijo y una esperanza para cada padre «

4. La manzana más dulce

Una hermosa niña estaba sosteniendo dos manzanas en sus manos.
Su madre entró y suavemente le preguntó a su pequeña hija con una sonrisa, «Mi cariño, ¿podrías darle a tu madre una de tus dos manzanas?»
La niña miró a su madre por unos segundos, luego de repente tomó un bocado rápido en una manzana, y luego rápidamente en la otra.
La madre sintió la sonrisa en su rostro congelarse, pero trató de no revelar su decepción.
Luego, la niña le pasó una de sus manzanas mordidas a su madre y le dijo: «Mami, aquí tienes. Esta es el más dulce «

5. Sin tu amor, moriría

Un día, un chico y una chica conducían a casa después de ver una película. El chico sintió que había algo mal debido al doloroso silencio que compartieron entre ellos esa noche.
La chica le pidió al chico que se detuviera porque quería hablar. Ella le dijo que sus sentimientos habían cambiado y que era hora de seguir adelante.
Una lágrima silenciosa se deslizó por su mejilla mientras lentamente extendió la mano hacia su bolsillo y le pasó una nota doblada.
En ese momento, un conductor ebrio estaba acelerando por la misma calle. Se cortó en el auto y mató al chico.
Milagrosamente, la chica sobrevivió. Recordando la nota más tarde, ella lo desdobló y leyó,
 «Sin tu amor, me moriría»
Espero que estas historias conmovedoras cortas te inspiren para valorar todo lo que tienes. Estas reflexiones de motivación personal las hacemos con el fin de que te conozcas a ti mismo y aprendas a entender a los demás.
Fuente: Womanatics