------------------------------------- --------------------------------------------------------------- POPUP MAIL CHIMP
La sorprendente historia de amistad entre Hitler y una niña judía

La sorprendente historia de amistad entre Hitler y una niña judía

- Por

¿Te parecería increíble escuchar de la amistad entre Hitler y una niña judía? en realidad no es algo inventado, ni del otro mundo, es la historia real que por lo menos muchos no conocemos, pues pensábamos que era imposible.

A continuación en Soy curioso te contamos un poco más acerca de la amistad entre Hitler y una niña judía que te dejará grandemente sorprendido.

amistad entre Hitler y una niña judía

Fuente

La sorprendente historia de amistad entre Hitler y una niña judía

Rosa Bernile Nienau era una niña de origen judío que vivía en Alemania en 1930. Después de leer esto podrías imaginar el final de esta pequeña y su familia en una cámara de gas de Auschwitz, Ravensbruck o Dachau, el primer campo nazi. Pero nada podría ser más falso.

En realidad Rosa contaba con una amistad que la preservaba de cualquier persecución.

Un lado desconocido del Führer: La amistad entre Hitler y una niña judía

amistad entre Hitler y una niña judía

‘La querida y (¿considerada?) Rosa Nienau. Adolf Hitler, Munich, 16 de junio 1933.

Fuente

Un lado poco conocido de Hitler fue su amistad y lazos de cariño sincero con una niña judía, que había llegado a Munich en 1928 con su madre una enfermera luego de la muerte de su padre, la abuela de Rosa era una profesora católica de origen judío.

Según la información que se tiene el primer contacto entre Hitler y Rosa surgió en 1933 en Obersalzberg, logrando mantener una extraña amista hasta 1938. Incluso por casualidades sería del destino ambos cumplían años el 20 de abril, algo que fue incluso motivo de orgullo para el líder.

En los archivos Federales de Berlín se evidencian 17 cartas escritas entre el 1 de enero de 1935 y el 12 de noviembre de 1939 por Rosa y dirigidas a Hitler y a su asistente Wilhelm Brückner.

«Múnich, 27 de septiembre, 36. ¡Estimado tío Brückner! Hoy tengo mucho que decirte. ¡Durante las vacaciones estábamos en el Obersalzberg y fui admitido dos veces en presencia de mi querido tío Hitler! Desafortunadamente, nunca estuviste despierto […] ya estoy trabajando en la tarea de Navidad. […]. Le cosí unos calcetines al tío Hitler porque le pregunté si eran adecuados para el último año. ¡Dijo que sí! Este año puedo tejer con lana más fina, mi madre solo me ayuda con el talón. Los calcetines son muy calientes, y como él siempre viaja tanto, sus pies no se sentirán fríos. […] Muchos saludos y besos de parte de tu bernile y tu madre .» estos son algunos de los fragmentos de alguna de estas cartas de Rosa.

amistad entre Hitler y una niña judía

Fuente

A pesar de conocer los orígenes judíos de la familia de Rosa, parece ser que la amistad entre El Führer y la pequeña parecía irrompible, hasta que en 1938 Martin Bormann, jefe de la cancillería del partido nazi, descubrió sus orígenes, impidiéndoles tener otras relaciones con Hitler.

Hitler descubrió la prohibición gracias a que a Heinrich Hoffmann, el fotógrafo oficial del Tercer Reich, se le prohibió publicar imágenes que mostraran a Rosa presentándola como la «hija del Führer». En 1938, la cancillería del partido le pidió a Karoline Nienau madre de Rosa que detuviera todo contacto entre la niña y Hitler.

A pesar de esto la amistad se conservó en la mente del militar, pues la familia de Rosa no fue tocada durante el Holocausto, creció, incluso realizó una carrera como diseñadora técnica, aunquee en 1943 muriera durante la segunda Guerra Mundial a causa de la poliomielitis espinal.

La tumba de la niña que logró que Hitler amará a un judío se encuentra en el cementerio occidental de Mónaco. Incluso quedan algunas fotos de ella, entre ellas la más famosa tomada en 1933 por Heinrich Hoffmann con un mensaje del mismo Hitler, y que se subastó recientemente en Alexander Historical Auctions en Chesapeake por más de $ 11,000.

Increíble saber de la amistad entre Hitler y una niña judía ¿verdad? Comparte con tus amigos amantes de la historia, seguramente esto les parecerá muy curioso.

Loading...