-------------------------------------
¿Cómo instalar un plato de ducha? ¡Hazlo tú mismo!

¿Cómo instalar un plato de ducha? ¡Hazlo tú mismo!

- Por

¿Pensando en renovar tu baño? Hoy en Soy Curioso te ayudamos a elegir el plato y comprar el plato acorde a lo que estás necesitando.

¡Hazlo tu mismo! No creerás lo sencillo que es elegir, comprar el plato e instalarlo

Si estás pensando en renovar tu baño, has llegado al lugar correcto, porque tenemos todo lo que necesitas para continuar con éxito en este proyecto y dar ese toque nuevo y especial a este importante espacio de tu hogar.

Ya no te lo pienses más, es muy sencillo, así que con estos pocos y concretos pasos vas a hacer de tu baño un lindo espacio.

»Puedes comprar el plato aquí por internet o en cualquier almacén de construcción tipo Bricomart o Leroy Merlin»

comprar el plato

¿Cómo cambiar bañera por plato de ducha sin obra?

Este proyecto que te compartiremos hoy, se conforma de unos cuantos pasos sencillos especiales para renovación de la ducha sin obra, usando un plato extraplano y paneles similares en las paredes, para evitar complicarnos la instalación con los azulejos.

Una vez el espacio esté libre de la vieja bañera y limpio de escombros podremos iniciar la instalación. Recuerda quitar la primera línea de azulejos para una instalación perfecta.

1. Materiales necesarios

  • Plato para ducha
  • Paneles con color similar a la pared
  • Mortero de auto-nivelación (recomendado puesto que facilita mucho la instalación)
  • Sikaflex
  • Mortero de juntas
  • Silicona de sellado
  • Válvula de desagüe, viene incluida con el plato

Además mantén las herramientas correctas a la mano:

  • Flexómetro
  • Maso
  • Cortafríos o cincel
  • Pistola para silicona
  • Destornilladores
  • Cuter
  • Palanca de uña
  • Nivel de burbuja
  • Lápiz
  • Guantes
  • Gafas protectoras

2. Revisión previa

La revisión del estado del desagüe y las medidas correctas van a ser cruciales para evitar futuras filtraciones que pueden dañar todo tu trabajo.

Para esto, marca en el suelo la ubicación precisa del agujero del desagüe de la ducha. El plato de ducha de resina vendrá con la tubería de desagüe adecuada, pero si la tienes que adaptar, tendrás que hacer el suficiente hueco para insertar el codo o incluso una tubería adicional de PVC para ajustar al máximo las medidas del sumidero junto con la bajante. Para que quede perfecto te recomendamos presentar previamente el plato en el hueco para que puedas marcar dónde va a ir concretamente el cabezal del desagüe.

elegir el plato

3. Conecta el desagüe del plato a la tubería existente

El piso de cemento existente debe quedar enrazado con el desagüe para que el nivel del plato quede arraz del suelo.

4. Aplicación del mortero de fraguado rápido

Este mortero te va ayudar enormemente para que la nivelación del piso con el desagüe sea correcta. Así que no dudes en usarlo para tu proyecto. Después de aplicarlo deja que seque al menos por 24 horas.

5. Ubicar el plato

Llegó la hora de ubicar el plato en su lugar, comprobando que quede alineado el orificio para el desagüe con el ya instalado a la tubería. Con el nivel de burbuja, comprueba también que la alineación del plato sea correcta.

Coloca la válvula de desagüe y ajústalo con el atornillador y luego vierte algo de agua para verificar que no existan obstrucciones en el desagüe.

Quita de nuevo la válvula y retira el plato.

6. Aplicación del adhesivo de juntas y postura del plato de ducha

Aplica el adhesivo de juntas sobre el mortero en diferentes direcciones para garantizar el cubrimiento de esa superficie y procede a colocar el plato de ducha en su lugar.

Coloca la válvula de desagüe con su aro de apriete y atornilla nuevamente todos los elementos. Comprueba nuevamente que el nivel del plato este correcto.

Puedes dar unos golpes suaves sobre la superficie del plato con un martillo de goma para fijar mejor.

7. Instalación de los paneles en la pared del baño

Antes de iniciar con la instalación de los paneles, asegúrate de que el plato este cubierto con cinta de papel en todos su bordes, especialmente los que van hacia el lado de la pared. Una buena idea es usar una caja de cartón desarmada para cubrir y proteger toda la superficie del plato.

Ahora, verifica las medidas de los paneles con el espacio descubierto en la pared. Una vez seguro de tener las medidas correctas, procederás a aplicar el adhesivo de juntas tanto en los paneles como en la pared, dibujando líneas de un lado al otro. Luego coloca los paneles y presiona.

8. Retoques finales

En este paso usarás el mortero para juntas para cubrir los espacios que se generan entre los azulejos y los paneles nuevos. Antes de que este material seque, vas a retirar los excesos con una espuma un poco húmeda.

La silicona de sellado para baños, la utilizarás para cubrir el espacio entre los paneles y entre los paneles y el plato, con el propósito de evitar filtraciones por esta zona.

Pasa el dedo mojado con agua enjabonada para retirar el material sobrante de la silicona de sellado y rematar con un buen acabado.

Finalmente colocas la rejilla de lujo sobre el desagüe y esperas al menos 24 horas el secado completo de la instalación.

comprar el plato

Recomendaciones para elegir el plato 

Las dimensiones, este es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta. En base a las proporciones de tamaño que tengan, tendremos dos opciones para maximizar el espacio:

  • Si el cuarto de baño mide menos de 3,5 metros cuadrados, las formas más recomendadas por los expertos son las de cuarto de círculo y cuadrado
  • Por el contrario, si el cuarto de baño mide más de 3,5 metros cuadrados, la forma más recomendada para el plato de ducha es la rectangular

Materiales para elegir el plato

A continuación, detallamos algunas de las características y prestaciones que ofrecen los materiales más populares:

  • Carga mineral o de resinas: Este material, destaca por su amplia gama de modelos y diseños en la actualidad: Con marco, sin marco, con el desagüe centrado, o desplazado. Es genial porque proporciona un fácil acceso a la ducha pues su altura máxima es de 3 cm, lo consigues en varios colores y tiene gran resistencia a los golpes. Así que si pretendes tener un plato de ducha durante muchos años, esta es seguro la mejor opción.
  • Acrílico: Además de resistente, es fácil de limpiar, fácil de instalar por su peso, y sobretodo, económico.
  • Blandos: son la última tendencia, y destacan por ser un material totalmente antideslizante con un tacto muy confortable.
  • Piedra natural: Para los que se lo puedan permitir, además de ser una material antideslizante muy eficiente. Este tipo de platos de ducha se recomienda para cuartos de baños en los que prime una decoración muy rústica o natural.

Por último pero no menos importante, »Puedes comprar el plato aquí por internet o en cualquier almacén de construcción tipo Bricomart o Leroy Merlin»