¡Volver a ser un niño! Así se siente ver la nieve por primera vez

¡Volver a ser un niño! Así se siente ver la nieve por primera vez

- Por

El placer de ver la nieve por primera vez es una de las experiencias que debes vivir antes de morir. Soy Remi Vienne, un mochilero, un alma libre, un viajero del mundo enamorado de las montañas. La nieve para mí siempre fue demasiado impactante y maravillosa, y como muchas personas me han preguntado cómo se siente ver la nieve por primera vez, hoy quiero contarles mis sensaciones a la hora de estar en un paisaje cubierto por la nieve, y algunos truquitos para que tu experiencia sea la mejor.

SENSACIÓN DE LA NIEVE: así se siente ver la nieve por primera vez

Ver la nieve por primera vez

Ver la nieve por primera vez

Este artículo lo hice especialmente para vosotros, para los que viven en zonas en donde no hay las 4 estaciones, y para los que nunca han visto la nieve con vuestro propios ojos. Hoy tendrán la oportunidad de conocer algunos secretos que ofrece la magia de estar en medio de una montaña llena de nieves a vuestro alrededor. El efecto de verlo todo frío y blanco, es una maravilla de nuestra tierra para mí. En vez de imaginarte una ilusión de sentimiento al ver una foto, en este artículo os sentiréis dentro de esa montaña.

Ver la nieve por primera vez

Ver la nieve por primera vez

Volver a ser un niño

Uno de los primero sentimientos que llegan al ver algo que nos ofrenda nuestra madre naturaleza, es verlo todo blanco por primera vez y sentir su grandeza. No importa hacia dónde mires, te dolerán los ojos de lo brillante que es la nieve recién caída. Te sentirás completamente desorientado de lo que conoces normalmente en tu vida, y con la impresión de ver el suelo plano por todos lados. Así que, como un niño tendrás que explorar un nuevo mundo de una blancura inigualable que se abre ante ti.

Ver la nieve por primera vez

Ver la nieve por primera vez

El primer paso dentro de la nieve

Cuando das el primer paso, es como si llegaras a otra planeta. Te sientes feliz de caminar en un terreno desconocido, con cada paso que das, sientes que te hundes unos cuantos centímetros y  puedes escuchar cómo cruje la nieve debajo de la suela de la bota. Cuando caminas en terreno virgen , en donde nadie ha caminado antes de tu llegada, tienes esa sensación de ir a donde quieras dejando detrás tus huellas y de ser un explorador de todo lo que viene por delante.  Te sientes como el primer hombre en la luna, hasta te puedes tirar al suelo para divertirte mejor.

Ver la nieve por primera vez

Ver la nieve por primera vez

El efecto del frío en tu cuerpo

Mucha gente se imagina cuál es la sensación del frío, pero no alcanzan a dimensionar que el frío también sabe darte dolor. Cuando tu cuerpo entra en contacto con la nieve hay varias cosas que suceden. Lo primero es que, si hay un sol magnífico la nieve juega como un espejo y te quema la piel y los ojos. Pero ese es solo el principio. Las sensaciones que tienes al estar caminado son variadas. En un cierto tiempo, empiezas a sentir que tus orejas se están apretando, es decir, se ponen rojas del frío y hasta te puede doler los oídos, eso le pasa a todos los que no llevan gorros. Pero ¡no te asustes! no tiene nada de peligroso, incluso es una sensación que recomiendo para vivir al máximo la experiencia, así como tener la nariz que gotea siempre por el frío, o respirar un aire tan fresco y puro que te deja la garganta seca.

Asimismo, debes tener cuidado de que la nieve no te entre en las botas, porque los calcetines absorben el agua fría y puedes perder la sensación de los dedos del pies. Un consejo de alpinista, no comas la nieve directamente, porque te puede quemar el estomago y los labios, pero  sé que es duro resistir a la tentación. Lo que puedo aconsejarte es probar una pequeña cantidad y esperar a que se derrita en la boca antes de tragar.

¡Bueno, bueno! lo más gracioso es cuando tu cuerpo empieza a temblar de los pies a la cabeza, sin poder controlar esa reacción a causa del frío invernal. Es demasiado divertido notar cómo tu mandíbula se da golpecitos entre los dientes sin parar.

Ver la nieve por primera vez

ver la nieve por primera vez

El sentimiento al tocar la nieve

Uno de lo mejores momentos al ver la nieve por primera vez, es cuando tomas un puñado de nieve en tu mano y le das forma de bola para divertirte al lanzarla a la cara de tus amigos. Pero ¡cuidado! cuando hagas la bola, no la prives de su oxigeno, porque se vuelve sólida que puede hacer daño. Cuanto más la aplastes, más dura se pone y más gracioso es ver a tu enemigo chillar de dolor. Sin embargo, no te pases porque puede resultar fatal.
Al cabo de unas bolas, las manos se ponen rojas de meterlas dentro de la nieve y de sentir la nieve derritiéndose entre de tus dedos. ¡Pero no tengas miedo! no es lo bastante fría, como para congelarte la mano.

Como ves, ver la nieve por primera vez, te regala múltiples sensaciones para guardar como si fueran tesoros. La dicha de sentir algo nuevo en tus manos y de divertirte con ese líquido en estado sólido, se quedará grabada en tu mente para siempre.

Ver la nieve por primera vez

Ver la nieve por primera vez

Si te gustó el artículo y quieres compartir un poco más con mis experiencias de viaje, sígueme en mis Redes Sociales:

Instagram: Los peluches viajeros

Facebook: Vienne Remi

Cargando...