-------------------------------------

La poesía como destino, 5 Poemas de Pedro Arturo Estrada

La poesía como destino, 5 Poemas de Pedro Arturo Estrada

- Por

La poesía de Pedro Arturo Estrada tiene vida propia, en sus versos las palabras adquieren otros significados; unos que parecen dictados más por las vivencias del alma, que por los arcaicos conceptos del diccionario. Sumergirse en el universo semántico de Pedro Arturo, es navegar en los orígenes mismos del lenguaje y entender que el poeta no es solo un memorialista de su tiempo, sino que además ayuda a componer las notas de la sinfonía universal.

Pedro Arturo Estrada es un poeta y narrador colombiano, con trayectoria en el mundo literario a nivel nacional e internacional. Ha publicado Poemas en blanco y negro (Editorial Universidad de Antioquia,1994); Fatum (Colección Autores Antioqueños 2000); Oscura edad y otros poemas (Universidad Nacional de Colombia, 2006); Suma del tiempo (Universidad Externado de Colombia, 2009); Des/historias (2012); Poemas de Otra/parte (2012); Locus Solus (Sílaba editores, 2013); Blanco y Negro, nueva selección de textos (NY, 2014) y Monodia (NY, 2015). Es premio nacional Ciro Mendía en 2004, Sueños de Luciano Pulgar en 2007, Beca de creación Alcaldía de Medellín, 2012 y Casa Silva, 2013, entre otros reconocimientos. También ha participado en distintos festivales poéticos en Colombia y E.U. además de tener su lugar  en antologías de carácter nacional e internacional. Dados estos reconocimientos y su talento, parte de su obra ha sido traducida al inglés, rumano, portugués y francés, entre otros idiomas.

En Gente Curiosa tuvimos el placer de compartir con Pedro Arturo Estrada para conocer un poco de su visión poética. Esto fue lo que nos contó:

La poesía como destino, 5 Poemas de Pedro Arturo Estrada

1.¿Cuál es tu relación con la poesía?

La vida misma establece esa relación, más allá de la voluntad individual por acceder a un conocimiento y una práctica de la poesía. En ella, como en la vida, queremos reconocernos, en actos y en palabras, pero sobre todo, en la asunción que silenciosamente realizamos de ella como destino, como única y última manera de estar en el mundo, de entenderlo, de expresar nuestro propio ser en él. No es sólo un oficio, un saber, una práctica. Es, sobre todo, una forma de ser y de estar, de entender y de vivirlo todo en el lenguaje, de querer agotarlo todo en la palabra y entregar esa palabra a otros que encuentran en ella parte de lo que sentimos, de lo que somos en comunión, como reconocimiento de lo humano en lo humano. No soy yo entonces quien busca relacionarse con la poesía, es la propia poesía la que relaciona todo en mí con los otros, con lo otro.

MEMENTO MORI

Qué muere en ti, silencioso, a esta hora imprecisa en que te es ajeno todo brillo, y la sola respiración es la atadura, la única conexión de aire a tierra. Hora en que no obstante, como un rumor de fondo, la voz antigua del amor que te llamó antes del tiempo, sigue nombrándote. Aliento que entonces supo triunfar del vacío y dispuso la sustancia necesaria de tus huesos, avecindó la luz suficiente, el magma de las cosas que hicieron un mundo a tu medida y moduló incluso, las sílabas exactas del nombre y el lugar que ahora ocupas sobre la tierra.

Mas acaso no eres tú el convocado ni la voz ni el rumor, o no alcanzó la luz, o fueron otras las palabras, otras las sílabas ahora extraviadas sin remedio, como otros los días y otro el amor.

***

2. ¿Qué piensas de la poesía en la era de las Redes Sociales?

No caeré en la tentación de repetir que la poesía se ha banalizado por el hecho de acceder a los nuevos formatos, a los diversos soportes que hoy ofrece la tecnología. Por el contrario, creo que como nunca antes, ella se ha dinamizado, circula más rápido e intensamente de lo que lo hacía en el libro. Además, ella dialoga en estos espacios con otros lenguajes, lo audiovisual, la información de todo tipo que por supuesto, sólo puede enriquecer sus perspectivas, sus maneras de formularse, y de integrarse a una realidad cada vez más compleja, cambiante, multiforme.

Obviamente hablo de una escritura consciente de sí, atenta y exigente. No del juego epidérmico con una palabra en serie que no dice nada, nacida de la inercia y la comodidad, y que muchas veces, solo funge como decorado, como adorno del ego, como expresión barata del sentimentalismo y la ñoñería. Y esa escritura sabe aprovechar los nuevos recursos ofrecidos por las redes. Solo hay que saber diferenciar, elegir sin lugar a dudas, la palabra verdadera presente incluso en la narrativa, en el entrecruzamiento de los géneros, de los distintos lenguajes del arte y el conocimiento que, hoy por hoy se ayuntan en el ciberespacio.

ARDEN LAS PÉRDIDAS*

Qué excava la mirada

en el vacío

y enciende al otro lado

un mundo

Qué brillo restaura

a qué lejanía echa redes

el deseo

Tras los párpados cerrados

arden las pérdidas

Giran rostros

mientras los pasos van y vienen

sobre un borde

-de espanto.

* Homenaje a Antonio Gamoneda

***

3. ¿El poeta transforma la realidad?

El poeta transforma la visión del mundo, de un mundo posible en el lenguaje. Y el lenguaje es en sí un poderoso instrumento de transformación, siempre y cuando este sea lenguaje vivo, no simple palabrería. El poeta, cuando lo es, contribuye a expandir la conciencia de la realidad, por tanto, en ese sentido algo hay de razón en esta pregunta. Pero el poeta no es ya un taumaturgo, un hacedor de milagros. El único y modesto prodigio al alcance de sus manos está en lo que las palabras mismas pueden llegar a desatar en la sensibilidad y la conciencia de los otros.

CIEGOS

Atravesamos el día ciegos

y la noche nos toma

abiertos los ojos a la nada

a un vasto territorio en vela

de donde no vuelve nadie

pero sí el rumor de infinitos grillos

subatómicos enhebrando

la tiniebla

Merodeamos aún indecisos

ese vértigo íntimo

siempre abierto

ese pozo vacío del yo

del que tampoco regresa

ningún eco

y a la orilla del sueño

abandonamos las últimas

monedas de luz

mendigadas al amor

en la ya remota

mañana.

***

4. ¿Qué piensas de la relación del acto poético con las palabras ficción y realidad?

En el acto poético se fusionan estas dos palabras. Ficción, es decir, imaginación, y realidad, es decir constatación sensorial directa del mundo, y podrían ser las dos caras de la misma moneda. La poesía revela, ilumina esa aparente dualidad.

EL HERMOSO DELIRIO

Dónde entonces la fiesta

que no olvida la noche

del cuerpo

la promesa de la luz

el amor que no supo durar

hasta el alba

Dónde el abrazo cumplido

la boca al fin entregada

el hermoso delirio

la música abriéndonos

a un dulce morir

Dónde las manos

el trazo profundo de los dedos

queriendo asir el vuelo

de la dicha.

(Del libro inédito, CANCIÓN TARDÍA)

***

5. ¿Consideras que la poesía es una forma de conocimiento?

Claro que sí. Por ello la poesía fue el comienzo de la filosofía, del pensar, y continúa dialogando con ella. La poesía es conciencia sensible del mundo, es interiorización de la experiencia, es lenguaje vivo que crea y revela realidad en nosotros, lenguaje que descubre zonas inéditas del ser y del mundo. Ya desde Hölderlin a Wittgenstein, desde Rimbaud a Borges, etc, sabemos lo que la poesía es capaz de suscitar, no de enseñar, sino de revelar.

La poesía es conocimiento esencial. Conocimiento de lo fundamental.

CALAMAR INSOMNE

Sin embargo, al fondo de todo está el aire, la tenue respiración de los mares que no viste pero sabes que aguardan, su infinito vaivén y el brillo de sus peces deslumbrando tus noches. Viene aún el deseo de asir lo imposible, vaciar de ti -calamar insomne- la tinta de tus dudas, como un gesto todavía inocente, como una ambición triste.

No hay más sueño ni ojos que lo agoten. Derivas solo en el secreto del agua, oscuro latido, ensoñación callada.

Ni el tiempo ni tu sombra alargándose en la arena abisal importan. Sólo vives y te mueves en la soledad de la página donde llamea la letra joven y se renueva -pese a todo- la antigua música de las profundidades.

***

Como puedes ver, el universo poético de Pedro Arturo Estrada tiene múltiples entradas que pueden conducirte hasta ti mismo. Degustar un poco de su poesía es como ingresar a un vórtice del que solo se puede salir ascendiendo desde las profundidades de lo que somos.

Si te gustaron sus poemas puedes seguirlo en sus Redes Sociales:

Facebook: Pedro Arturo Estrada

Instagram: Pedro Arturo Estrada

Blogspot: Pedro Arturo Estrada