La llama es dulce en su lugar, 12 poemas de Luis Eduardo Rendón

La llama es dulce en su lugar, 12 poemas de Luis Eduardo Rendón

- Por

La poesía de Luis Eduardo Rendón tiene la contundencia de la brevedad, en cada uno de sus versos se puede intuir un nuevo mundo que solo se puede descubrir si viajamos hacia adentro.

Luis Eduardo Rendón es un poeta colombiano, nacido en San Roque, Antioquia. Su nombre resuena en el mundo de las letras colombianas, gracias a su entrega al mundo poético y a sus múltiples aportes a la cultura y a la sociedad usando la palabra poética como herramienta. Este poeta que trae en sus versos el don de la palabra originaria, pertenece desde sus primeros años a la organización del Festival Internacional de Poesía de Medellín, a la Corporación de Arte y Poesía Prometeo y al Consejo Editorial de la Revista Prometeo. Además de ser coordinador
de programación del Festival Internacional de Poesía de Medellín.

Luis Eduardo Rendón ha publicado los libros: Arpa a merced de las manos invisibles, 1996; La velocidad de las piedras es azul, 1997; Universal Gong Night, 1997; Tras la loba espectral, 1998; La Plaza Mercurio, 2000; Libro de presagios, 2011; El juego más antiguo y puro no termina, 2015. Está en preparación su libro La llama es dulce en su lugar. Asimismo su palabra poética a retumbando en diferentes países como Macedonia, Austria, España, Nicaragua, Brasil, Perú y Panamá.

En Gente Curiosa hablamos con Luis Eduardo Rendón y nos compartió un poco de su visión poética, además de algunos de los poemas de su libro La llama es dulce en su lugar.

Poemas de Luis Eduardo Rendón

Luis Eduardo Rendón

1.¿Para qué difundir la poesía en la sociedad actual?

Para contribuir a la resistencia, desde la alegría, la belleza, la verdad y el amor. Nunca la vida había estado tan amenazada como hoy. Nunca las oscuras corporaciones trasnacionales se habían alineado tanto para apoderarse de la Tierra, succionar los recursos naturales y subyugar la inocencia originaria. Los principales enemigos de la vida y del amor, no sólo quieren destruir el planeta, sino también la educación, el libre pensamiento y la libre expresión, imposibilitar el acceso a la salud, a la tierra, a una alimentación justa, a la organización social, al arte, la ciencia y la cultura. Ni qué hablar de sus medios de comunicación prepago, una vergüenza absoluta. Pero paralelamente crece un movimiento de resistencia en muchos niveles. La poesía nunca fue, ni es, ni será el asunto de una élite intelectual, porque es la expresión de la vida misma, de los individuos y los pueblos, desde las raíces míticas que nos habitan; hoy vemos de nuevo a los titanes en las calles, auténticos ciclones que encarnan la esperanza, a través del lenguaje insumiso del arte y la inteligencia apasionada. La poesía es la juventud del mundo y la Tierra “una sola alma”, y como tal ha de manifestarse para sobrevivir. La poesía es el lenguaje de lo nuevo y a lo nuevo se adhiere incondicionalmente. El tiempo se agota, él único camino es la unidad en torno a la defensa de la vida y de la humanidad, el lenguaje poético es el medio; los nacionalismos son un asco, las máquinas de engaño que los promueven; el uribismo por ejemplo, dictadura corrupta y mafiosa, es un tumor maligno enquistado a punta de violencia, mentiras y fraudes electorales en las entrañas de Colombia.

TEATRO

El sol

porta una máscara distinta

en cada domicilio

VIOLONCHELO

Bajo otra figura

un árbol sigue contando

historias de amor

2. ¿La poesía es un modo de construir la historia?

Luis Eduardo Rendón

Por supuesto que sí. Desde los escombros y las cenizas, pero también desde el esplendor de la luz. La poesía contiene y manifiesta nuestra historia espiritual, emocional, mental y física, individual y colectivamente. El lenguaje crea el pensamiento o el pensamiento al lenguaje, como se quiera, y estos juntos establecen la realidad. Una realidad que puede cambiar de un momento a otro. Sabemos que la historia ha sido el triunfo de las cadenas, pero más temprano que tarde llegarán sus grandes fundidores. Cada espíritu es una llama insurrecta, y no lo que nos han hecho creer.

MERCURIO

Incontrolable el pensamiento

se riega en millones de mentes

antes que dejarse atrapar

REGRESO

Liviana como un colibrí

canta la montaña

vuelve a ti

ESPEJO

El oro del perdón es el último sol;

el sol del perdón

el último oro

3. ¿Cómo saber que un poema está terminado?

Luis Eduardo Rendón

Creo que nunca está terminado porque también es un ser viviente. En un poema verdadero sentimos que las palabras viven, que perduran en su dinamismo, potencializado por el intercambio vivo con la rica diversidad de cada oyente, lector o comunidad. No hay poesía cuando las palabras están muertas. Por eso precisamente la poesía existe contra los absolutismos, contra todo lo que pretenda instituirse como una “verdad” impuesta, anquilosada y particularmente opresora.

FLAUTA MÁGICA

Instrumento de viento la palabra;

quien lo toca

se convierte en él

SASTRERÍA FUTURO

Del pasado

quedan aún

algunas camisas de fuerza

OLVIDO

Convertido en arpa

el abedul

ya no le duele el hacha

4. ¿Cómo llega la inspiración?

Luis Eduardo Rendón

Como las fuerzas de la naturaleza; como las corrientes del viento, como las corrientes del agua, como la pasión volcánica, como la danza de la tierra. Reconocernos parte indivisible del cosmos es ya poesía; es nuestra condición inalienable, ser parte activa de la Madre Tierra, que a su vez es hija de una familia infinita que aún no conocemos, pero que llevamos dentro. Lo sagrado es entonces aquello que nos constituye esencialmente y que ningún poder podrá usurpar jamás.

VINO DE UN BESO

La vida

en tu boca

vino del misterio

ORGASMO

El canto de Perséfone

despierta

en todas las semillas

5. ¿Crees que el poeta tiene un compromiso con la sociedad?

Luis Eduardo Rendón

Claro que sí, porque nada existe aisladamente. Tiene el compromiso de despertar con ella. De sacudirse con ella y como ella. De destruir a la Hidra capitalista que nos destruye. Somos el mundo y el mundo es nosotros. Las crisis sucesivas han roto las barreras. Aliviar el mundo es aliviarnos, aliviarnos nosotros es empezar a aliviar el mundo. La economía verde, las energías limpias son el futuro. Las energías limpias, que han sido la poesía desde siempre. Los pueblos originarios deben volver a gobernar, como en la antigüedad, pues son quienes más protegen la vida. Pasado, presente y futuro son un mismo río en nosotros. Tenemos todos entonces, no sólo el poeta, el compromiso de derribar, siendo ese río caudaloso, los impunes cimientos que impiden la felicidad.

NACIMIENTO

La palabra

Luciérnaga

se alumbra a sí misma

ESCRITURA AUTOMÁTICA

El verso

tiene múltiples funciones

pero no es un robot

Como ves, la poesía de Luis Eduardo Rendón es una brújula en la que el norte siempre apuntará hacia el origen. Si te gustó lo que leíste, te invito a que sigas al poeta en sus redes sociales:

Facebook: Luis Eduardo Rendón

Instagram: Luis Eduardo Rendón

Twitter: Luis Eduardo Rendón

Cargando...