-------------------------------------
La grandeza de los mundos pequeños de Juan Roberto Pacelli Arango

La grandeza de los mundos pequeños de Juan Roberto Pacelli Arango

- Por

Los mundos pequeños de Juan Roberto Pacelli Arango son perfectos para personas de todos los tamaños, la única condición, casi evidente, es tener un mínimo de sensibilidad artística y vital. Esto me atrevo a decirlo yo, porque Juan Roberto comparte su arte sin ningún tipo de limitante, es una persona cercana y familiar que no te exige ningún requisito para regalarte su magia.

Juan Roberto Pacelli Arango Tamayo es un artista colombiano radicado en España, su vida es tan normal y fantástica, como puede ser la de cualquiera, con la diferencia de que él tiene ese chispazo en la mirada que le permite extraer la esencia de las cosas a partir de detalles sencillos, que finalmente son los que más magia tienen, son los que más cosas dicen.

Los mundos pequeños de Juan Roberto Pacelli Arango son difíciles de describir porque están hechos para ser sentidos. Es por eso que antes de que mis palabras se queden cortas ante tanta grandeza, prefiero darle la voz a él y a sus mundos pequeños.

La grandeza de los mundos pequeños de Juan Roberto Pacelli Arango

1.¿Por qué crear mundos pequeños?

Crear mundos pequeños, crear otra realidad está dentro del presupuesto de lo que considero Arte, que asumo tiene la obligación de intervenir la realidad, modificarla, alterarla para que esa realidad que vivimos sea más llevadera, la entendamos más, mejor y a tiempo.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de JUAN ROBERTO ARANGO (@onepacelli) el

A todo eso, le sumo el hecho de ser colombiano, y por alguna razón sociológica o cultural, tenemos una disposición natural al surrealismo, a exagerar, al realismo fantástico y al mamagallismo para todo. Tenemos gente con una casa en el aire, nos hacen reír nuestros humoristas en plena violencia, vemos figuras gordas que nos fascinan, leemos sobre países imaginarios, ¿por qué no un mundo miniatura?

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de JUAN ROBERTO ARANGO (@onepacelli) el

Hay mucha gracia y mucha belleza en los objetos cotidianos, una cuchara, un trozo de pan, una canica, una lata vacía de conserva; esa realidad de los objetos comunes y corrientes que tenemos en el entorno, es muy valiosa y rica para hacer con ella un mundo asimétrico, chistoso a veces, metafórico o mamagallista. Jugar es la manera socarrona del artista para crear.

2. ¿Para qué sirve el arte?

El arte es tan útil como un martillo frente a la realidad que es una muralla. Los artistas tienen varias opciones frente a él, pandereta, trompeta o metralleta. Es decir, o se suman al circo y son bufones, pandereta, o se proclaman adalides de su estética y se dedican a buscar elogios, trompeta, o se van a la guerra contra la realidad que viven y se alzan contra lo establecido, para transformar, esos son los de metralleta.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de JUAN ROBERTO ARANGO (@onepacelli) el

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de JUAN ROBERTO ARANGO (@onepacelli) el

3. ¿El arte puede salvar vidas?

Pues sí, las salva, las cura, resucita personas, épocas, viaja en el tiempo, es cuántico. La música es un buen ejemplo de esa cualidad cuántica.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de JUAN ROBERTO ARANGO (@onepacelli) el

El arte es milagroso, el Dios cristiano y los dioses en general, tienen la divina propiedad de crear y destruir, de salvarnos o condenarnos. Leído así, el Arte es religión, un camino de redención, de salvación o perdición.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de JUAN ROBERTO ARANGO (@onepacelli) el

El lenguaje lo hemos construido con verdades que vamos encontrado como especie, y uno de esos encuentros maravillosos está reflejado cuando háblanos del Arte de amar, con eso movemos montañas, nos salvamos.

4. ¿Con qué sueñas?

¡Puf! Creo que tengo sobredosis de sueños, curiosamente he aprendido a crear sueños de todos los tamaños y motivos, pero la felicidad la he ido disfrutando en las pequeñas cosas, ja,ja,ja. No solo las fotos de miniaturas, que también son alegría, si no en los momentos buenos de los días, de los hijos, los amigos, sueños y felicidades.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de JUAN ROBERTO ARANGO (@onepacelli) el

En mi caso no van en paralelo, veo a Colombia y se me desinflan muchos sueños, veo a España y más de lo mismo, pero entre foto y foto, entre una conversación agradable, un libro,una canción o una lata vacía de conserva con textura vuelvo a ser feliz y me armo otro sueño a ver qué pasa.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de JUAN ROBERTO ARANGO (@onepacelli) el

5. ¿Cómo definirías tu trabajo?

Pues a ver, nombre de esta técnica, la verdad no tengo ni idea de cómo se llama. Es un gusto adicional trabajar con algo que aún no tiene nombre, da la sensación de precursor. Pero no, ¡qué va! hay más gente que trabaja así y supongo que algún nombre tendrá es cosa de buscar ese dato.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de JUAN ROBERTO ARANGO (@onepacelli) el

Una vez me vi en el apuro de decir algo al respecto, y me acordé del nombre que en Los Viajes de Gulliver le dio el Rey, al analizar que no era un enano, ni una pieza de relojería, ni un artilugio, le llamó en su lengua «Relplum Scalcatch» a lo que Gulliver, que ya hablaba algo de esa lengua tradujo sintéticamente como un ‘Lasus Nature’.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de JUAN ROBERTO ARANGO (@onepacelli) el

Así se definió en la lengua ficcional de Jonathan Swift, ese minimumdo que representaba el diminuto Gulliver. No sé si para salir de un apuro nuevamente, y como homenaje a Swift, llamar a esta técnica, provisionalmente al menos «lususgrafías», pero si te digo la verdad, creo que es peor el remedio que la enfermedad, qué palabra tan rara.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de JUAN ROBERTO ARANGO (@onepacelli) el

Como ves, los mundos pequeños de Juan Roberto Pacelli Arango son una forma de interpretar la realidad, la cultura, las emociones, a través de una mirada micro que nos lleva hasta lo macro, comprender el mundo para entendernos a nosotros mismos, cuestionar la realidad, crear mundos en los que nos perdemos para encontrarnos.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de JUAN ROBERTO ARANGO (@onepacelli) el

Espero que hayan disfrutado de esta nueva entrega de Gente Curiosa. La idea es seguir llenando las redes sociales de arte, de talento, de historias cotidianas, de realidades admirables.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de JUAN ROBERTO ARANGO (@onepacelli) el

Si te gustó lo que viste (Espero con toda mi alma que sí) Comparte este artículo con todos tus amigos, que nuestras voces curiosas se alcen sobre la indiferencia y podamos seguir haciendo del arte nuestra forma de existir. Para finalizar, te dejamos un vídeo de los mundos pequeños de Juan Roberto Pacelli Arango.

Sigue a Juan Roberto en todas sus Redes Sociales:

Flickr: Juan Roberto Pacelli Arango

Facebook: Juan Roberto Pacelli Arango

Instagram: Juan Roberto Pacelli Arango

Blog: Juan Roberto Pacelli Arango