Los 10 Mandamientos de un mochilero, parte IV por Remi Vienne

Los 10 Mandamientos de un mochilero, parte IV por Remi Vienne

- Por

Hoy terminamos esta serie de historias de viaje que se llama Mandamientos de un mochilero, y espero que ahora tengan un poco más claro esos detalles que no podemos perder de vista cuando vamos de viaje. La vida de un mochilero es excitante, aventurera y llena de mucho conocimiento, si no nos conformamos con ser turistas casuales, sino que nos atrevemos a vivir a fondo la magia que nos ofrece el mundo en cada lugar.

Si no has leído la parte I, Parte II y parte III sigue estos enlaces para que no te pierdas ninguno de los mandamientos.

En esta última entrega te hablaré un poco de algunos detalles que perdemos de vista y de la que pocos mochileros hablan. Espero que disfrutes esté artículo y que se avive tu espíritu viajero, para que vivas tus propias historias de viaje.

Historias de viaje: Los 10 Mandamientos de un mochilero, parte IV

Historias de viaje

9. Amarás por mucho tiempo los paisajes que veas

Historias de viaje

Todos eso paisajes que podemos admirar alguna vez en la vida, son una suerte que tal vez no vuelvas a tener ni en mil años porque el paisaje siempre será diferente. Aprovecha ese pequeño instante de tu vida para observar el panorama, escuchar los ruidos a tu alrededor, sentir el viento, vibrar con los pájaros, contemplar el agua de un río, y atesora todas aquellas cosas que hacen parte de la decoración de ese paisaje que está a tu alrededor en ese instante. El poder de tu mente te puede ayudar a entrar en conexión con la naturaleza, para que puedas disfrutar y guardar ese momento único, que te costará menos de 5 minutos en tu vida. Saber aprovechar la suerte que tienes de encontrarte ahí, en donde no se vive todos los día es el mejor de los regalos, teniendo en cuenta que las ciudades nos apartan de esa magia que solo nace de comulgar con la naturaleza. Guarda cada uno de esos instantes que harán que tu alma sea mucho más grande.

10. Te mantendrás lejos del peligro

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de los peluches viajeros (@vienneremi) el

El peor error que puedes cometer es creer que ser aventurero es sinónimo de  entregarse de lleno a las manos del peligro. ¡No! La idea no es exponerte a situaciones que pueden atentar hasta con tu propia vida. Una de las cosas que un viajero teme es caer en barrios con personas de dudosa reputación y mala pinta, o que te roben en cualquier esquina. Por eso, antes de lanzarte a recorrer un lugar, averigua cuáles son las zonas rojas para que tu viaje no se convierta en una pesadilla. Evita a sobremanera estos lugares sobretodo en la noche que los peligros son más latentes. Sin embargo, esto no significa que no te debes cuidar en el día.

También es preciso que te mantengas muy atento en lugares muy concurridos como estaciones del bus o del metro, que son lugares llenos de ladrones en donde te pueden robar incluso sin que te des cuenta. Y nadie quiere perder ni su celular, ni su cámara y mucho menos sus documentos. En este tipo de lugares ponle un candado de código a tu mochila, cuando un ladrón lo vea te dejará tranquilo, porque para él sería una perdida de tiempo. Sin embargo, esto tampoco es un seguro de nada, porque algunos te pueden robar solo por curiosidad.

¡Hasta aquí llegaron los Mandamientos de un mochilero! Espero que hayas disfrutado de esta serie tanto como yo disfruté hacerla.

Si quieres seguir escuchando mis historias de viaje, no dejes de leer Gente Curiosa, y por nada del mundo olvides seguirme en mis redes sociales:

Facebook: Remi Vienne

Instagram: Los Peluches Viajeros