------------------------------------- --------------------------------------------------------------- POPUP MAIL CHIMP ads.txt teads.tv, 15503, DIRECT, 15a9c44f6d26cbe1
¿Tu hijo no puede hacer amigos? Esto es lo que puedes hacer para ayudarlo

¿Tu hijo no puede hacer amigos? Esto es lo que puedes hacer para ayudarlo

- Por

Cuando tu hijo no puede hacer amigos, esta es una gran preocupación para los padres, observar la tristeza de los ojos de tu hijo cuando regresa a casa sin que se hubiera divertido con algún amiguito, definitivamente rompe el corazón.

En SOY CURIOSO, ayuda para los padres.

Que hacer cuando tu hijo no puede hacer amigos

Es difícil ver a tu hijo luchar con amistades. A veces, es solo cuestión de tiempo antes de que encuentren y hagan nuevos amigos en su clase o en su equipo de fútbol. 

Sin embargo, para otros niños, su naturaleza diferente o sus habilidades sociales parecen repeler a los demás donde quiera que vayan, y es probable que sea algo que no se corrija solo con el tiempo y la edad. 

niña sola

Enseñar a nuestros hijos a comportarse socialmente

Para algunos niños las actividades sociales vienen en su ADN, no se les dificulta para nada, pero esto puede no ser una conducta fácil de desarrollar para todos los niños.

Así que debemos enseñarles a nuestros hijos a comportarse socialmente así como lo hacemos con otras enseñanzas de comportamiento que hacemos a diarios con ellos. Entonces es lo mismo con hacer y jugar con amigos. 

Por esa razón, no etiquetes a tu hijo como socialmente incómodo. Simplemente piensa que tu hijo no ha aprendido esas habilidades … aún.

Entonces ¿como enseñarles?

1. Empieza observando a tu hijo cuando está pasando el rato con otros niños en el parque:

En la escuela o en una fiesta de cumpleaños. Observa específicamente los problemas exactos con los que están luchando.

Por ejemplo, ¿la gente no quiere jugar con ellos porque son mandones? ¿Son demasiado físicos? ¿Se niegan a compartir con otros o tienen que ganar? ¿Se entrometen demasiado en el espacio personal de otras personas? ¿Ignoran las señales sociales de otras personas?

Ahora tienes una lista de micro-habilidades en las que puedes trabajar una por una y con el tiempo.  

niños

2. Practica en casa 

Parte de la práctica puede realizarse en tu propia casa. Por ejemplo, si juegas cartas y tu hijo siempre quiere ser el distribuidor e ir primero, es probable que no te haya importado lo suficiente antes como para señalarlo, así que simplemente dejas que se salgan con la suya.

¿Pero qué están aprendiendo acerca de jugar con otros? Eso es demasiado mandón.

En cambio, demuestra la forma correcta de jugar insistiendo en que se turnen. O bien, rehúsate a seguir jugando, haciéndoles saber que no estás enojado con ellos, pero que no es divertido jugar cuando no tienes un turno adecuado.

Hazles saber que con gusto volverás a jugar cuando decidan que están dispuestos a turnarse. Llegarán a aprender que es mejor compartir que no jugar en absoluto. 

3. Practica con tus compañeros

Los niños también necesitan practicar jugando con compañeros reales que  jugarán con ellos de manera diferente a la tuya. Si no tienen amigos, puedes establecer fechas de juego con primos de la misma edad. 

O pregúntele a su maestro si conocen a alguien en su clase que pueda ser un buen compañero de juegos para ellos. Los maestros tienen un buen sentido de aquellos niños que son más tolerantes o que aceptan, que pueden tener más habilidades para tratar con alguien con menos habilidades sociales.

Ponerse de acuerdo para jugar con solamente uno que otro niño, y explicar al otro padre que está enseñando y alentando a su hijo a jugar mejor con amigos, por lo que si no pueden manejar eso, la fecha de juego tendrá que concluir temprano.

Mientras los niños juegan, debes estar atento y listo para intervenir. Está allí con el propósito de instrucción, orientación y corrección. Si tu hijo es demasiado agresivo, puedes detener el juego y preguntarle a tu invitado:

“¿Tienes miedo?”

Luego, cuéntale a tu hijo:

“A tu amigo le gusta jugar contigo, pero cuando saltas y agitas los brazos así, Le da miedo ¿Puedes calmar tu cuerpo para que tu amigo se sienta más seguro y pueda jugar mejor contigo? ”

Y luego deja que lo intenten nuevamente. 

Si hay demasiados intentos fallidos, ofrece con calma la opción:

“Si no puedes jugar tranquilamente con su amigo, entonces la fecha de juego tendrá que terminar y tu amigo tendrá que irse a casa. Podemos intentarlo de nuevo otro día «. 

niños jugando

4. Usa libros para guiar el aprendizaje 

Es importante que los niños entiendan el impacto de su comportamiento en los demás. Aprender a ver la perspectiva de otra persona y pensar en cómo la otra persona podría estar pensando y sintiendo esto requiere algo de entrenamiento. 

Los padres pueden ayudar a sus hijos a ejercitar este músculo cognitivo necesario para las amistades leyendo libros con sus hijos y deteniéndose para hacer preguntas como:

“¿Cómo crees que se sintió el conejito cuando el conejito grande le robó la zanahoria? ¿Qué podría estar pensando sobre el gran conejito?»  

5. Aprende señales sociales de juegos y TV

Aprender a leer las caras y el lenguaje corporal de otras personas también se puede enseñar de una manera divertida jugando juegos como charadas o adivinando los sentimientos asociados con diferentes emojis. 

Puede ver un programa sin el volumen e intentar adivinar lo que está sucediendo en el programa sin ningún idioma.

«¿Pueden adivinar lo que está pasando?» 

6. Prueba una clase de improvisación  

Encuentre un teatro local que enseñe clases de improvisación para niños. ¡Es una forma divertida y atractiva de enseñar muchas de estas micro habilidades!

7. Busca ayuda con un profesional

Los niños a los que se les dificulta las habilidades sociales también pueden acudir a clases impartidas por trabajadores sociales, consejeros o terapeutas.

Cuanto antes se vean atrapados en estas habilidades, más pronto obtendrán los beneficios de una mejor relación con sus compañeros, lo que mejorará su bienestar de manera sustancial. 

Comparte

Fuente

Loading...