------------------------------------- --------------------------------------------------------------- POPUP MAIL CHIMP
9 cosas que pasan con los niños de padres divorciados

9 cosas que pasan con los niños de padres divorciados

- Por

El divorcio no es fácil para nadie, especialmente los niños de padres divorciados, tienen comportamiento que debes conocer, entonces entenderás mucho mejor la situación.

En SOY CURIOSO, las familias.

Niños de padres divorciados, 9 cosas que debes conocer sobre su comportamiento

En el momento en que las cosas en el matrimonio empiezan a desmoronarse, la agonía interior empieza a crecer y te lleva a cuestionarte sobre mil cosas que pudieron ser y no fueron, como será la vida sin la persona con la que deseaste alguna vez construir todo en tu vida.

Pero lo que más golpea tu corazón es: ¿Qué va a pasar con los hijos? ¿El divorcio es malo para los niños?

Más allá de los aspectos financieros del matrimonio y de decidir quién se queda con los niños, muchos padres se olvidan de los efectos del divorcio en los niños y la  agitación emocional que sufren.

No son solo los padres los que sufren la unión fallida. A menudo, los hijos del divorcio sufren toda la situación en silencio.

Estos son los sentimientos que crecen en el corazón de los pequeños en medio de un divorcio:

1. Se sienten responsables.

Los niños pueden sentir una culpa abrumadora por el final de la relación. Algunos niños pueden sentir que el matrimonio terminó debido a algo que dijeron o hicieron.

Es muy lamentable, que sin la seguridad de los padres de que el divorcio no tuvo nada que ver con ellos o sus acciones, los niños pueden albergar esto y sentir ansiedad por perder al otro padre en su vida diaria también.

2. Su comportamiento cambiará negativamente.

Algunos niños comienzan a comportarse con un esfuerzo por mostrar la distancia de su nueva situación de vida familiar. Ir de repente de un hogar seguro de dos padres a un hogar de un padre puede ser devastador para algunos.

Para otros, la abstinencia parece mejor para evitar más daños. Por supuesto, el niño que de repente se siente incómodo en un entorno extraño puede preferir refugiase en la seguridad de sus fantasías, amigos, trabajo escolar, cualquier cosa para evitar admitir que algo está mal.

Algunos incluso actúan porque el único padre en sus vidas a tiempo completo se distrae y se abruma por la situación y evita a los niños. Como resultado.

«Los niños que se portan mal comienzan a esperar que su nuevo comportamiento obligue a sus padres a prestarles atención. Puede ser la única forma en que estos niños saben cómo pedir ayuda».

3. Sienten una abrumadora sensación de pérdida.

Perder a un padre por el divorcio puede ser tan traumático, en algunos casos, como perder a un padre por la muerte. Donde algunos alguna vez parecían complacientes, muchos pueden sentirse perdidos porque el otro padre ya no está en sus vidas a tiempo completo.

En el libro de DK Simoneau, Estamos teniendo un martes, Simoneau describe cómo los niños que viven con ambos padres, pero no necesariamente bajo el mismo techo, pueden encontrar soluciones que funcionen tanto para los padres divorciados como para los niños involucrados.

Al final, los padres tienen que leer entre líneas y seguir todas las señales no verbales que los niños envían para ayudar a resolver este asunto.

Lamentablemente, los sentimientos de pérdida siempre pueden estar con tu hijo, pero hay tácticas que los padres pueden emplear para disminuir estos sentimientos con el tiempo.

4. Probablemente te molesten.

Aunque la mayoría de los padres intentan proteger a sus hijos de los efectos nocivos del divorcio, el resentimiento puede aparecer. Esto es especialmente cierto cuando uno de los padres parece haberse mudado a otro amor, otra vida y, finalmente, otra familia.

5. Odian cuando peleas.

Lo creas o no, tus hijos los aman a los dos. Así que criticar a uno, o denunciar al otro, no les muestra a los niños que eres un héroe. A sus ojos, estás haciendo insoportable una situación ya difícil.

Además, la lucha solo le dará al padre ausente una excusa viable para no visitar o comunicarse con sus hijos. ¿Y adivina quién será el malo en ese escenario?

6. Necesitan que escuches.

A medida que crecen, conocer lo que piensan se vuelve más complicado, cada vez las palabras son menos, esto nos lleva a estar atentos a cada una de sus señales.

Lo mejor es que cuando percibas que ellos quieren hablar, «cállate y ecucha». Es el momento en que tu hijo te está permitiendo entrar en su mundo, así que toma la oportunidad.

Si tu hijo solicita tu atención para hablar contigo, préstala toda, aunque si el tema que desean hablar es referente al padre que se encuentra ausente, lo último que quieres hacer es revivir la relación condenada, si tus hijos preguntan por papá, ofréceles  algunas palabras amables siempre que sea posible.

7. Recuerda que no son adultos.

Tus hijos han pasado por lo suficiente en lo que respecta al divorcio. Mantener un conjunto de reglas por las cuales vivir ayuda a restablecer la comprensión de tus hijos de que, aunque puede haber sido una bola de la curva en la vida, todavía mantiene todo junto.

divorcio

8. Necesitan rutina.

Las rutinas ayudan a minimizar la ausencia del padre que está ausente en la vida diaria del pequeño. También puedes ayudarte con las experiencias de otros hijos de padres divorciados.

9. Necesitan contacto.

Algunos padres cometen el error de desterrar al padre ausente de la vida de sus hijos por ira. Pero recuerda tu niñez, cómo se sentías la necesidad de estar en contacto con tus padres, con ambos, sin importa cual fuera la situación que se estuviera viviendo.

Es cierto que el divorcio es la última opción que las parejas toman, tras diversas complicaciones que se presentan a lo largo del matrimonio, sin embargo, al final son los niños los quienes reciben el peor de los escenarios, así que vale la pena el último intento por mantener la familia unida.

Comparte como cambia la vida para los niños de padres divorciados.

Loading...