------------------------------------- facebook pixel --------------------------------------------------------------- POPUP MAIL CHIMP mymoneytizer ads.txt teads.tv, 15503, DIRECT, 15a9c44f6d26cbe1
Cuando volvamos a la «normalidad» ¿Cuál es el mensaje de la pandemia?

Cuando volvamos a la «normalidad» ¿Cuál es el mensaje de la pandemia?

- Por

El mensaje de la pandemia, esa es la razón de este artículo, pues después de escuchar con frecuencia la necesidad insaciable de volver a la normalidad, surge la inquietud de comprender que significa regresar a lo que era normal antes de este confinamiento.

En SOY CURIOSO, estamos en casa haciendo parte de la estrategia establecida para controlar el contagio de este nefasto virus.

El mensaje de la pandemia

En estos tiempos es inevitable darse cuenta que la verdadera peste del planeta tierra somos los humanos, somos quienes hemos invadido espacios que no son nuestros, tomamos un mandato «so juzgad y enseñorear» como una excusa para apropiarnos descaradamete de lo que no es nuestro.

Un día aparece algo que nadie nunca se imaginó que iba a suceder, el mundo «paró», entonces ahora la libertad es algo efímero, la libertad que tan ampliamente hemos asumido como el derecho más grande de todos, sí el más grande, el que pasa por encima del respeto, la empatía y el compromiso que nos involucra con los demás, con el solo hecho de pertenecer a una sociedad, está en «aislamiento».

el mensaje de la pandemia

1. Algunas voces se hacen visibles

En este tiempo algunas voces que tímidamente querían hacerse ver durante tantas décadas por fin han hecho eco y algunas personas las han escuchado, solo algunas han entendido el mensaje tácito que se plasmaba en medio de la soledad de la compañía familiar.

Así es, la familia que es llamado «el núcleo de la sociedad» pero que cada vez esa «libertad» tan nombrada estaba haciendo que el término de este pequeño compuesto de la estructura poblacional se relegara a espacios compartidos con sentimientos ausentes e intereses que nunca se cruzaban, hoy forzosamente ha empujado a los padres a estar en casa con sus hijos.

La emancipación femenina que en 1791 trajo consigo la igualdad legal, política, profesional, social, familiar y personal que tradicionalmente era solo una ilusión, hizo que muchas mujeres ocuparan la mayor parte de su tiempo en cumplir sus sueños, su desarrollo personal y profesional o hacer frente a la irresponsabilidad e incumplimientos de los deberes de los hombres. En cuarentena, muchas madres están ahora en los hogares con tres grandes roles que agotan más de lo que cualquiera puede imaginar:

  • El teletrabajo que ha sido la gran herramienta que parece ser el futuro del estilo de trabajo para muchas empresas.
  • El cuidado del los hijos incluyendo la labor de ser maestras, supliendo el espacio educativo.
  • Cuidar ahora más que nunca de la limpieza y desinfección del hogar

el mensaje de la pandemia2. Esto puede parecer un caos, puede indicar que es algo insostenible

Pero observando con lupa la situación, los niños que antes no veían nunca a sus padres pues sus «intereses no se acoplaban al término familia» ahora gozan de la oportunidad de tener su presencia en casa.

Las festividades, las reuniones sociales que para muchos eran indispensables, de cada fin de semana ya no son la opción de primer lugar, es decir el ego está perdiendo vitalidad.

Los guardaropas están ahí solo existiendo porque ya nadie se preocupa por aumentar la cantidad de zapatos de moda o las últimas colecciones de relojes y joyas, pues ya no hay oportunidad de lucirlas.

3. Lo que estaba dominando el mundo, realmente lo estaba destruyendo

Puedes reconocer como lo que estaba dominando el mundo, realmente lo estaba destruyendo, nuestras conductas estaban dando lugar de alta importancia a cosas demasiado tontas y sin propósito edificante.

A los hijos que hoy tenemos entre 30 y 40 años nos hizo mucha falta contar con nuestros padres, sus ocupaciones laborales los apartaron de la crianza efectiva, de la compañía que tanto necesitamos durante eventos fundamentales de nuestras vidas, muchos de nosotros crecimos «solos» con padres pero solos.

Pero a los niños de hoy, a nuestros niños les llegó el regalo forzoso de tener a sus padres más cerca, que de alguna forma encontrarán el espacio de llamar nuestra atención para que volteemos a verlos con ojos no solo de responsabilidades cumplidas, sino con ojos de padres que somos capaces de expresar nuestro amor más allá del dinero, la comida, la vivienda y las palabras.

El mensaje de la pandemia

el mensaje de la pandemia

4. Seguramente lo que más estamos anhelando es que todo vuelva a la normalidad

Esto hace parte de las conversaciones familiares mientras se observan las cifras diarias de contagios, fallecidos y recuperados del país de nuestro interés.

«Cuando todo vuelva a la normalidad, haremos esto o aquello»

El comercio que se está abarrotando a las redes sociales y al comercio electrónico nos va a vender la idea que lo que pasaba antes de la pandemia era lo normal, lo que estaba bien.

¿Pero eso era lo que estaba bien, eso era lo normal?

El mensaje de la naturaleza ya se echó a andar, los ríos y los mares han hablado con especies que ni en la mejor de las historias de ficción los veríamos a las orillas de las playas ¿entonces esto no es lo normal?

Las mediciones del aire que estaban encendiendo las alarmas en las ciudades principales, ahora arrojan resultados que no se veían jamás, con una limpieza tan favorable que se respira diferente ¿es esto normal?

¿Volver a la normalidad es realmente el mensaje de este aislamiento? o definitivamente esta situación ¿será capaz de transformar familias, pensamientos y comportamientos sociales?

Para ti que sería ¿normal?, para ti ¿cual es El mensaje de la pandemia?

Loading...