------------------------------------- --------------------------------------------------------------- POPUP MAIL CHIMP
Cómo reconocer si alguien se está ahogando y cómo prevenirlo

Cómo reconocer si alguien se está ahogando y cómo prevenirlo

- Por

Aunque no lo creas, es un poco difícil descubrir cómo reconocer si alguien se está ahogando; puede ser un error letal que estamos a tiempo de prevenir.

En SOY CURIOSO, queremos que siempre estés preparado para todos los peligros.

Cómo reconocer si alguien se está ahogando y qué hacer

alguien se está ahogando

En estas épocas de calor, un baño refrescante es uno de los pasatiempos favoritos.

Pero, el agua puede ser peligrosa, en especial para aquellos que no son expertos en nadar y para los niños.

¿Sabías que el ahogamiento es la segunda causa de muerte más común en niños de 1 a 14 años?

Por cada niño que muere ahogado, cinco más sobreviven pero requieren atención de emergencia.

Una de las razones por las que el ahogamiento es tan mortal es por que no se reconoce de inmediato.

Cuando las películas y los programas de televisión representan a alguien que se está ahogando, suelen mostrar a la víctima pidiendo ayuda o chapoteando.

Pero, en la vida real, hay una buena posibilidad de que no pueda distinguir a un niño que se está ahogando de uno que está jugando en el agua.

Así que antes de ir a la piscina este verano, aprende cómo reconocer si alguien se está ahogando y cómo evitarlo.

1. Las señales reales del ahogamiento

«La gente tiene ciertas expectativas sobre lo que va a hacer una persona que se está ahogando, y las expectativas de la gente son inexactas», dice Francesco Pia, Ph.D., investigador y educador en prevención de ahogamientos. «Piensan que cuando una persona se está ahogando, podrán pedir ayuda y agitar sus brazos. La gente tiene esta información formada después de ver películas donde ven la interpretación de Hollywood de una persona que se está ahogando».

El ahogamiento es más bien silencioso. Cuando una persona comienza a ahogarse, ya no puede hablar en absoluto.

Su boca se hunde debajo del agua, reaparece justo lo suficiente como para jadear sin aliento antes de volver a bajar. A medida que la víctima se levanta y se hunde, no se sacude o agita. En lugar de eso mantendrá sus brazos a los lados o al frente, tratando de permanecer en la superficie.

Este proceso es sorprendentemente rápido: unos 20 segundos para los niños pequeños y 60 segundos para los adolescentes, lo que significa que solo tiene unos momentos para darse cuenta de que está sucediendo antes de que se hundan por completo en el agua.

A veces, el ahogamiento puede ocurrir durante un lapso momentáneo en la supervisión, mientras que un padre mira hacia otro lado por cinco minutos antes de darse cuenta de que falta el niño.

Pero Pia dice que, en muchos casos,

“los niños están rodeados de personas que los miran, pero no se dan cuenta de que se está ahogando. Creen erróneamente que la persona está jugando en el agua».

reconocer si alguien se ahoga

2. Cómo prevenir el ahogamiento

Ya sabemos entonces que el ahogamiento puede darse de forma muy rápida y silenciosa, es por esto que debemos prestar mucha atención a los niños cuando están en el agua.

Según Pia, es posible que la mayoría de salvavidas no estén supervisando lo suficientemente cerca a los bañistas.

«Los salvavidas tienen la responsabilidad de todos en la piscina», dice, pero «un padre puede mirar a su hijo y solo a su hijo».

De esta forma, el salvavidas es un sistema preventivo de respaldo, frente a lo altamente recomendable que es no perder a tu hijo de vista cuando éste se encuentra en el agua.

Lo ideal es que cada niño tenga una supervisión directa.

No basta con estar cerca, también debemos estar atentos, en especial con niños pequeños.

«La mejor técnica para que los padres usen se llama ‘supervisión de contacto’ o ‘supervisión de alcance'», dice Pia.

Al niño ingresar al agua, un adulto debe estar dentro o en el borde de la piscina, lo importante es permanecer al alcance del niño, en un acceso rápido al niño, en caso de emergencia.

También deben permanecer atentos. Eso significa que, según Pia,

«los padres no pueden estar en la silla de la sala de estar con sus computadoras portátiles o teléfonos celulares. No tienen una segunda oportunidad: si no reconocen la lucha de ahogamiento e intervienen, las cosas malas comienzan a suceder de inmediato».

Lo primero que se debe evitar cuando alguien se está ahogando es que su corazón se detenga. Si esto ocurre habrá que superar muchos obstáculos más.

Por esta razón es importante para todos los padres aprender RCP, según Pia.

Es posible que la RCP no salve solo a un niño que se está ahogando (en algunos casos, es simplemente una medida provisional para mantener el flujo de oxígeno al cerebro antes de que lleguen los servicios de emergencia).

Pero es parte de una cadena de recuperación que puede prevenir el daño cerebral y la muerte. Si intentas practicar el RCP en una situación de emergencia, el alto estrés hará que la reanimación sea muy, muy difícil.

Es una buena idea hacer un curso de RCP para practicar la técnica.

Después de tomar su clase, inscriba a sus hijos para que tomen sus propias lecciones de natación.

La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda encarecidamente clases de natación para niños mayores de 4 años; para los más pequeñas, las lecciones están bien, pero no son obligatorias; no harán una gran diferencia como lo hacen para los niños mayores.

Si bien las clases de RCP y natación son importantes, no son una salvación.

Si tiene una piscina en su patio trasero, es recomendable rodearla con una cerca que un niño no pueda trepar.

También, si los niños ya han jugado en la piscina, asegúrate de que recojan todos sus juguetes, para que no tengan la tentación volver por ellos cuando no estén siendo supervisados.

Por último, nunca te confíes, toma este tiempo para estar cerca de ellos, no dejes de observarlos. La supervisión cercana es la mejor manera de mantenerlos seguros.

Tomado de Popsci.

Loading...