------------------------------------- --------------------------------------------------------------- POPUP MAIL CHIMP ads.txt teads.tv, 15503, DIRECT, 15a9c44f6d26cbe1
8 Excelentes posturas de yoga para la ansiedad ¡Las necesitas en tu vida!

8 Excelentes posturas de yoga para la ansiedad ¡Las necesitas en tu vida!

- Por

No creo ser la única que ha sufrido de grandes cantidades de ansiedad en estos tiempos que vivimos. Estas posturas de yoga para la ansiedad han sido toda una revelación y hoy quiero compartirlas contigo.

En SOY CURIOSO, entendemos todas tus necesidades.

8 Posturas de yoga para la ansiedad que todo tu ser agradecerá

posturas de yoga para la ansiedad

Con tantas cosas pasando en el mundo, es natural que nos sintamos abrumados, angustiados y estresados.

No importa si estas preocupados por los asuntos mundiales que nos tienen en vilo, o si tienes algunos problemas personales, o si la cuarentena y el encierro te están volviendo loco.

Estas increíbles posturas de yoga para la ansiedad pueden ayudarte a aliviar esa ansiedad frustrante y comenzarás a sentirte más a gusto en el mundo.

1. La postura del árbol

Una pose clásica de yoga, se realiza estando de pie, esto puede ayudarte a ser más introspectivo y calmar esos pensamientos acelerados que parecen abrumarte. También es excelente para fortalecer tu centro.

Apoya el peso de tu cuerpo sobre un pie, levante el otro del piso y gire la planta del pie hacia el interior de la pierna que permanece de pie, colocándola en la parte externa de la pantorrilla o el muslo (tobillos para principiantes).

Pasa las manos en posición de oración frente al pecho para un equilibrio adicional desafío. Mantén esta posición durante dos minutos en cada lado.

Fuente

2. Postura de triángulo 

Esta postura de yoga será perfecta para energizar tus mañanas. La postura del triángulo reduce, no solo la ansiedad, sino también la tensión de la espalda y el cuello en caso de que hayas dormido mal.

Párate con los pies más anchos que las caderas. Levanta ambos brazos hacia los lados, con las palmas hacia abajo, y extiende la mano izquierda hacia adelante, estira el torso hacia el frente.

Mantén por un minuto a cada lado.

Fuente

3. Pose del niño

Cuando solo necesites relajarte y dejarlo pasar, la mejor postura es la del niño.

Comienza de rodillas, recostándote sobre los talones. Dobla hacia adelante y extiende tus manos y brazos frente a ti, dejando que el torso caiga completamente sobre los muslos.

Apoya la frente en el piso y manténla presionada por hasta cinco minutos, o el tiempo que necesites.

Fuente

4. Pose de piernas arriba de la pared

Si tienes una pared, esta es una forma completamente restauradora de despejar tu mente y regresar a un lugar zen.

También realmente abre la parte inferior del cuerpo (adiós, dolor de espalda baja) mientras te fortalece.

Comienza sentándote con el lado derecho contra la pared. Luego, acuéstate y balancea ambas piernas hacia arriba para que se deslicen contra la pared.

Mantén tu trasero tan cerca de la pared como desees, relajando la parte superior del cuerpo.

Agrega una almohada debajo de la parte inferior si necesita más apoyo. Puedes quedarte en esta postura hasta 10 minutos.

Fuente

5. Pose de puente

Si necesitas un reajuste en cada parte de tu cuerpo y quieres una gentil solución, no busques más, la pose del puente es lo que necesitas.

También puede ser rejuvenecedor, ya que despierta tanto el frente como la parte posterior del cuerpo.

Fuente

6. Pose de vaca a gato

Si sufres de pensamientos ansiosos o no sencillamente siempre estas de mal humor, considera la postura del gato – vaca, que realmente despierta la columna vertebral y te lleva a reconectarte conscientemente a través de la respiración.

Comienza en la pose de mesa, inhala mientras arqueas la espalda y levantas el coxis, levantando también la coronilla.

Sostén durante cinco segundos y luego exhala mientras curvas la columna hacia arriba, contraes los abdominales y doblas la barbilla con la cabeza hacia abajo.

Fuente

7. La postura del camello

Al aumentar la flexibilidad de tu cuerpo con la postura del camello, aumenta la flexibilidad de tu mente.

Esta flexión de la espalda comienza arrodillándose sobre las rodillas (con una pared al frente para apoyar), inclinando la coronilla de la cabeza hacia atrás al abrir el pecho, colocando las manos en la parte posterior de la pelvis.

Presiona los muslos delanteros hacia atrás y levanta tu pecho presionando los omóplatos contra las costillas traseras, inclinándote hacia atrás con los dedos rozando los talones.

Si puedes, sosténlos en una extensión completa. Aumenta tu cuerpo con oxígeno y abre tu mente al mismo tiempo.

Fuente

8. Postura de pliegue hacia adelante

Si la postura del camello te parece desalentadora, considera comenzar con uno de los más simples: el pliegue hacia adelante, también conocido como Uttasana.

Es una forma automática de despejar la cabeza, y eso probablemente se deba a que todo el flujo de sangre se precipita rápidamente a tu cabeza. Esto calma mentalmente e incluso puede aliviar los dolores de cabeza mientras estiras la espalda, los hombros y las caderas.

Permanece en esta postura durante un minuto o dos, y si lo deseas, toma los codos, balanceándote de lado a lado, lo que libera la tensión.

Fuente

Ahora que ya conoces estas posturas de yoga para la ansiedad compártelas con todos tus seres queridos.

Loading...