------------------------------------- facebook pixel --------------------------------------------------------------- POPUP MAIL CHIMP mymoneytizer
8 Sencillas acciones con las que puedes ayudar a salvar el mundo

8 Sencillas acciones con las que puedes ayudar a salvar el mundo

- Por

Si deseas comenzar este año con muchas acciones para ayudar a salvar el mundo, llegaste al lugar indicado. En SOY CURIOSO, te enseñamos a cuidar el planeta.

8 Pequeñas y simples acciones para ayudar a salvar el mundo

salvar el mundo

Aunque cada vez se intenta que la sociedad tome conciencia sobre el daño que le estamos haciendo al planeta.

Y, a pesar de que la sociedad va reaccionando; las ocupaciones, el trabajo, y la rutina, muy a menudo preferimos (por necesidad y conveniencia) todo lo que sea más práctico y rápido.

Pocas veces nos preguntamos si existe una alternativa más ecológica que tenga menos impacto en el medio ambiente.

El clima está cambiando objetivamente y las consecuencias de la contaminación están empezando a ser tangibles. 

Los científicos estiman que en solo 30 años habrá más plástico que peces en nuestros mares. 

Ahora más que nunca es urgente reeducarnos para vivir de una manera más sostenible y aquí tenemos 8 pequeñas acciones diarias que, sin alterar nuestras vidas, van a ayudar a salvar el mundo e incluso ahorrarnos unos pocos centavos.

1. Plástico desechable

Evitemos usar (y por lo tanto comprar) todo lo que sea de plástico desechable: pajitas, platos, vasos y cubiertos desechables.

Todo es fácilmente reemplazable con equivalentes que se pueden lavar y reutilizar, o incluso con alternativas desechables ecológicamente sostenibles y compostables. 

Podemos llevar una botella de agua para llenar varias veces en lugar de comprar una botella de agua cada vez que tengamos sed. 

plásticos

2. La ropa

¡Incluso con ropa podemos hacer la diferencia! ¿Cómo? Prestando atención a la calidad de lo que usamos, los materiales y los procedimientos de producción.

Al comprar prendas de baja calidad, nos veremos obligados a tirarlas después de haberlas puesto solo unas pocas veces y luego comprar otras que tendrán el mismo destino, produciendo así grandes cantidades de desechos.

Al elegir prendas de calidad superior (que no necesariamente tienen que costar una fortuna), tendremos un guardarropa más duradero y ecológico.

Así que sigue saliendo de compras los fines de semana terapéuticos, ¡pero ten cuidado con lo que compras!

ropa

3. Optimiza el uso de aparatos electrónicos

Por ejemplo, al optimizar el uso de electrodomésticos. Solo use la lavadora y el lavavajillas cuando estén completamente cargados y posiblemente de noche, hará menos ciclos ahorrando agua y electricidad y, en consecuencia, las facturas también serán más ligeras.

electricidad

4. Papel e impresiones

¡Evitemos imprimir cualquier cosa! 

A veces, casi automáticamente, tanto en la oficina como en el hogar, enviamos cualquier documento para imprimir solo para tenerlo físicamente a mano en el escritorio y luego lo desechamos en unas pocas horas o unos días.

Un desperdicio de árboles, tinta y energía.

Quizás sea un poco difícil acostumbrarse, pero el medio ambiente te lo agradecerá.

papel

5. Contaminación por motores

Es cierto que la vida ocupada que tenemos (trabajo, niños, hogar, perro, compras, dentista), todo es más sencillo con un automóvil. 

Pero también es cierto que, al organizarnos un poco, podrías evitar usarlo cada vez que tengas que movilizarte. 

Un ejemplo, viaja en automóvil compartido para ir al trabajo o al gimnasio o para jugar fútbol. 

¡Sería suficiente organizarse con colegas o amigos para moverse con un coche por turnos, sin acudir todos al trabajo por separado y en coches diferentes.

Para quienes viven en la ciudad, una excelente alternativa puede ser el transporte público. En algunas ciudades trabajan maravillosamente.

En otras no tanto, pero puedes usar el tiempo de espera para leer algunas páginas más que un buen libro o para escuchar una canción adicional.

contaminación

6. Ahorremos agua

Piensa en la última vez que tuvste sed, pero realmente mucha sed. Ahora imagina por un momento que ni siquiera hay una gota de agua potable en todo el planeta.

Más del 70% del planeta está cubierto de agua, pero menos del 4% es dulce y solo el 30% es accesible para el hombre.

En resumen, cuando nos cepillamos los dientes o nos duchamos o lavamos las verduras, cada vez que abrimos el grifo tratemos de hacer lo correcto y no dejar que fluya más agua de la necesaria.

¡Recuerde que no es un recurso infinito y nos pertenece a todos!

agua

7. Compra lo necesario y no tires comida

¿Sabes por qué? Porque cada año tiramos alrededor de 670 millones de toneladas de alimentos.

Y por «tirarlo a la basura» nos referimos a sacar comida de los mostradores del supermercado, pagarla, llevarla a casa y después de unos días tirarla a la cesta sin siquiera sacarla del paquete.

Y hacemos esto por casi 40 kilogramos de alimentos cada uno. 

Prestemos atención a la lista de compras, solo compremos lo que sabemos que consumiremos, posiblemente prefiriendo pequeños minoristas. 

comida en la basura

8. Plantar un árbol

Plantar un árbol para ayudar al planeta a respirar puede ser un pequeño gesto para dejar un signo positivo.

¡Pero, por favor, elije el adecuado que sea típico del entorno en el que deseas plantarlo!

plantar un árbol

Loading...