Aprende la forma correcta de hablar de sexo con los hijos

Aprende la forma correcta de hablar de sexo con los hijos

- Por

Hablar de sexo con los hijos hace parte de la formación integral que debemos brindar como padres a nuestros hijos, es una equivocación evadir el tema, hablemos sin pena, esto trae grandes beneficios para nuestros hijos.

En SOY CURIOSO, los hijos son la prioridad.

Hablar de sexo con los hijos

Algunos estudios revelan que el 90% de los niños y jóvenes conocen sobre el sexo por medio de la pornografía.

El doctor Patrick Carnes quien afirma varias razones por las cuales una persona se convierte en un adicto al sexo, indica que la pornografía a través de Internet a generado un impacto bastante fuerte en los niños y jóvenes de este tiempo.

Nuestros niños están conociendo sobres este tema por medio de la pornografía que les revela el Internet, según los estudios esto esta ocurriendo alrededor de los 9 años en los niños, en las niñas sucede con menos frecuencia, pero también son influenciadas por Internet.

Estas cifras son impactantes.

hablar de sexo con los hijos

Fuente

¿A que problemas conducen esta situación?

A parte de que nuestros niños están siendo “educados” en este tema tan importante por el Internet, las consecuencias son mucho mas que estudios y porcentajes:

  • Nuestros hijos están conociendo la pornografía a edades muy tempranas
  • Esto conduce a una educación sexual inapropiada
  • Que desencadena una serie de ideas arraigadas sobre sexo que demarcan la conducta sexual de los niños en su edad adulta.

En los adultos ya es clara toda la visión sobre lo que significa el sexo, existe una conciencia de que el sexo es mucho más que un intercambio netamente corporal; tienen claro que la sexualidad es una conexión de intimidad plena que incluye la personalidad del otro individuo.

Un adulto es consciente de que la sexualidad va mas allá de solo una atracción física, si no que la espiritualidad, la personalidad, las emociones y todo aquello que encierra las características individuales del la otra persona entran en juego como parte fundamental para desarrollar sus deseos sexuales.

Sin embargo, cuando en la niñez se reciben las señales inadecuadas, las visión sobre el sexo es totalmente física e impulsiva, que solo percibe el cuerpo con un elemento de satisfacción de impulsos y deseos meramente fisiológicos.

Como conducir un auto

En charlas sobre educación sexual, en una ocasión alguien comparó la forma como los padres enseñan a los hijos sobre el sexo, con enseñar a conducir un auto. Se enseña abstinencia o seguridad.

Comparó la abstinencia con un padre que se niega a hablar abiertamente con sus hijos sobre el tema y que solo se limita a hablar de la  seguridad, “ahí tienes un auto para que lo conduzcas, me da pena decirte como se enciende y como lo controlas mientras avanza, solo te puedo decir que tienes unos airbags en caso de choque”, “Buena suerte”.

En la realidad antes de otorgar una licencia de conducción, el aspirante debe demostrar que sabe hacerlo muy bien, recibe clases intensivas sobre la parte interna y mecánica del auto, las normas de tránsito y la forma como se conduce.

Sin embargo, la responsabilidad sobre la educación sexual para nuestros chicos cada vez más se esta relegando a las instituciones educativas y colegios, quienes a su vez piden que sea en el núcleo familiar primeramente donde se aborde el tema.

En muchos casos la vergüenza viene siendo el común denominador en las familias, la incomodidad de los padres para tomar el tema es evidente y los chicos cada vez conocen más la pornografía.

Los niños tarde o temprano buscarán información sobre el tema

Frente a la poca o nula información que se recibe en casa y la evidente perturbación de los padres para abordar el tema con los hijos, ellos buscarán de algún modo saciar la necesidad de conocimiento de un tema tan tentador.

Sus amigos vienen siendo lo más cercano y de confianza que tienen para resolver inquietudes, con esto los chicos se someten a recibir educación de otra persona ingenua en el tema o bien, que puede tener ya una información recibida por su celular o tableta.

En el peor de los casos por medio de los amigos nuestros chicos se exponen a consultar el tema basados en aquello que otros padres le han enseñado que puede que sí o que no sean acorde a lo que tu deseas que ellos entiendan sobre el tema.

Así es como los niños y los jóvenes están llegando a ser consumidores de pornografía, que está inundando la mente de los chicos con mensajes de ocultamiento, con sentimientos de culpa y a su vez a sentirse avergonzados por su sexualidad.

Hablar de sexo con los hijos

Fuente

Es momento de tomar cartas en el asunto

Depende de nosotros como padres cambiar todo esto.

Es claro que no se trata de sentar una vez a tus hijos y darles los brochazos sobre este tema, permitiendo que muchas dudas queden en el aire y que con ello solo consigas despertar la curiosidad, sin buena información.

Se trata de que como padres nos informemos de la mejor forma, para abordar el tema con ellos, de abarcar amplia y suficientemente todo el sentido que tiene la sexualidad, procurando construir un canal de respeto y confianza.

Por ejemplo:

  • Entre los tres y los cinco años enseña sobre cada parte del cuerpo
  • Entre los cinco y los ocho años habla con tus hijos sobre el origen de los bebes, la concepción, el desarrollo fetal y el parto
  • De los ocho y los once años, es el momento de charlar sobre las relaciones sexuales, enfatiza en los límites, la pubertad, sobre el ciclo menstrual en la chicas, la pornografía y el abuso sexual.
  • Desde los once a los catorce años, es hora de despejar las dudas sobre la pubertad, el amor, los citas amorosas y sobre preguntas más puntuales sobre la sexualidad.

Construyendo sociedad

Padres recordemos que somos nosotros quienes tenemos el poder y la responsabilidad de delimitar en gran parte la construcción de un caracter y una personalidad definida en los hijos.

Es una equivocación delegar estos temas a otras personas, esto es algo que nos compete y que debemos llevar a cabo a tiempo no solo como una medida para evitar embarazos, enfermedades, promiscuidad etc.

Lo más importante es ayudar a desarrollar una sexualidad sana, consciente y responsable en los hijos. Somos nosotros quienes tenemos en nuestras manos la oportunidad de aportar a la sociedad individuos que participen de forma positiva en la construcción de conductas colectivas en beneficio de todos.

Si te ha sido útil esta información, comparte con otros padres la importancia de hablar de sexo con los hijos.

Cargando...