-------------------------------------
¿Se puede comprar un carro con factura de aseguradora? Descúbrelo AQUÍ

¿Se puede comprar un carro con factura de aseguradora? Descúbrelo AQUÍ

- Por

Si deseas saber si se puede comprar un carro con factura de aseguradora y si es una opción realmente buena, llegaste al lugar indicado.

En SOY CURIOSO te informamos de todo lo que necesitas.

Descubre si se puede comprar un carro con factura de aseguradora

se puede comprar un carro con factura de aseguradora

¿Buscas comprar un automóvil?

Los autos con factura de aseguradora son mucho más problemáticos de lo que crees.
Puedes encontrarte con algunas situaciones que te hagan cuestionarte si se puede comprar un carro con factura de aseguradora, o quizás no es la mejor idea.
Conoce aquí todos los detalles.

¿Qué es comprar un carro con factura de aseguradora?

Comprar un auto con factura de aseguradora puede sonar como una gran opción.

¿Quién no querría pagar un valor muy inferior al que se ofrece en el mercado por el mismo automóvil?

Puede qué, en el mejor de los casos, solamente se trate de un auto robado y abandonado. Pero, esto es algo poco probable.

Por lo general, los autos que se compran con factura de aseguradora pueden presentar más problemas.

Se trata de vehículos en los que la empresa tomó la decisión de cuidar sus finanzas y mejor pagar el valor comercial del coche a su propietario, para luego venderlo y tratar de recuperar parte del dinero.

Ahora bien, lo primero que pensamos es ¿por qué una aseguradora querría perder dinero y pagar un auto con ligeros daños para luego prácticamente regalarlo al mercado?

No lo hace, ahí precisamente están los riesgos de comprar un carro con factura de aseguradora.

Aunque no conocemos a profundidad las reglas de cada aseguradora, podemos concluir, gracias a la lógica, que ninguna empresa quiere perder dinero, mucho menos las aseguradoras.

1. Un automóvil con pocos daños y bajo costo

Esto es posible, sí, pero no es fácil de encontrar.

Cuando el auto tuvo pocos daños o necesita una fácil reparación, la aseguradora determinó que el valor del mercado es inferior al costo de reparación, por lo que decide pagar al asegurado la suma a la que se encuentra valorada su unidad.

En teoría, esta sería la situación más óptima para comprar un auto con factura de aseguradora, sin olvidar que también implica un riesgo.

Puede que la reparación sea sencilla y te den un buen precio, pero esto no significa que el auto esté libre de fallas mecánicas previas o que tenga desgaste en partes que no están considerando.

Esto implicaría una mayor inversión a largo plazo.

auto chocado

2. Daños graves en un auto altamente comercial

Por ejemplo el caso de un Honda CR-V 2017 con daños ligeros en el exterior, pero con los airbags frontales y laterales estallados.

El precio apenas rebasa 18 millones de pesos en factura de la aseguradora. Si la mandas reparar, quizá te gastes 14 millones de pesos y como una gran opción, pues al final estarías pagando menos de 36 millones pesos por un modelo que hoy se cotiza por encima de 55 millones de pesos.

¿Cuál es el problema? Que cuando estallan las bolsas de aire, es porque era el único recurso que le quedaba al auto para salvar la vida de sus ocupantes.

Puede que en apariencia el daño sea ligero, el indicio del estallo de las bolsas de aire ya hace pensar en un daño estructural que no puede ser reparado reemplazando piezas.

Esto implicaría un menor grado de seguridad en caso de accidente y algunos problemas con ruidos o cuadratura de puertas.

bolsa de aire

3. Problemas legales

Algo muy común en los autos recuperados por robo es el seguimiento legal.

Aun cuando ya todo se haya solucionado, que tengas en tus manos la factura de la aseguradora y que estén en orden todos los problemas legales que puedan surgir, es posible que el dueño original no haya finiquitado todo lo relacionado con pagos al gobierno o que el auto siga dado de alta como robado.

papeles del carro

En el mercado de los autos con factura de aseguradora es posible encontrar opciones interesantes, pero debes ser consciente de lo que buscas y los riesgos que implica recibir el carro según su procedencia y su historial.

Nadie hace negocios pensando en perder dinero, por lo que debes estar seguro de tener total conocimiento del negocio que deseas hacer.