------------------------------------- facebook pixel --------------------------------------------------------------- POPUP MAIL CHIMP mymoneytizer ads.txt teads.tv, 15503, DIRECT, 15a9c44f6d26cbe1
Aprendiendo a ser más positivos acerca de nuestra imagen corporal

Aprendiendo a ser más positivos acerca de nuestra imagen corporal

- Por

Es difícil tener un buen concepto de nosotros mismos en una sociedad que siempre trata de definirnos, al ser más positivos acerca de nuestra imagen corporal nuestra autoestima se fortalecerá y podremos ser capaces de aceptarnos y amarnos.

En SOY CURIOSO, estamos para mostrarte lo valioso que eres.

Seamos más positivos acerca de nuestra imagen corporal

En el espejo

En la sociedad actual somos constantemente bombardeados por imágenes y mensajes de lo que se supone deberíamos ser, del concepto de lo que es «hermoso», «sano», o «normal. Dejarse definir por estos conceptos o tratar de alcanzar los «estándares sociales», nos puede llevar cuesta abajo en un abismo de inseguridades, baja autoestima y depresión.

Estamos acostumbrados a rechazarnos, a criticarnos a nosotros mismos, a no ver toda la belleza que poseemos en nuestra existencia. Si tan solo fuéramos un poco más positivos acerca de nuestra imagen corporal, acerca de nuestra persona, el mundo estaría lleno de personas más felices, que se aman y respetan a sí mismos y por lo tanto saben amar y respetar a otros.

Pero este es un camino que requiere trabajo y que cada uno debe atravesar por sí mismo.

Consejos para ser más positivos acerca de nuestra imagen corporal 

Es importante resaltar que esta bien que no te sientas muy feliz al pensar en tu imagen corporal, es normal cualquier cosa que pienses sobre tu cuerpo.

Aunque quizás no amas tu cuerpo o tu imagen todavía, es posible  encontrar una manera de relajarte de toda la angustia que pensar en tu cuerpo te causa.

1. Empieza a preguntarte si los conceptos que tienes de ti mismo son acertados

Deberíamos empezar a cuestionar todos esos pensamientos que tenemos sobre nosotros mismos, sobre lo que es la belleza para nosotros, y cómo definimos quiénes somos y quiénes deberíamos ser.

Al hacer esto, podremos notar con más claridad cómo el pensamiento colectivo y las opiniones de otros han influenciado sobre el concepto que tenemos de nosotros mismos; nos ha condicionado para sentir vergüenza de nuestro cuerpo, en lugar de aceptarlo y amarlo.

Piensa en cómo hablas de los cuerpos en general, si criticas demasiado el físico de los demás. Puedes comenzar cambiando estas conductas y pensamientos, la pregunta es ¿De dónde vienen estos pensamientos? y ¿Cuál es su propósito?

imagen corporal en el espejo

2. Intenta se más amable contigo mismo, deja de rechazarte

Aunque no nos sintamos totalmente a gusto con nuestro cuerpo. Podemos practicar ser más positivos acerca de nuestra imagen corporal, ser más amables y más compasivos con nosotros mismos y con nuestro cuerpo. Esto, cómo mínimo, será un alivio emocional.

Todos somos diferentes y únicos, entonces la idea de que si nos sentimos lo suficientemente mal con nosotros mismos eso cambiará nuestra apariencia, es irreal e injusta.

Empieza por ampliar y limpiar la forma en la que vemos nuestro cuerpo, empecemos a encontrar atributos, tanto internos como externos. No tengamos miedo de expresar es aprecio que tenemos por nosotros mismos, esto va más allá de las opiniones de los demás o de los esquemas de la sociedad.

amarse a sí mismo

3. Trata de estar más en contacto contigo mismo

Realizar actividades que te pongas en contacto contigo mismo o que te hagan verte de una forma diferente.

Caminar bajo el sol y sentir su calor sobre nuestra piel, bailar por la habitación sin inhibiciones, el sexo, meditar o simplemente contemplarte de forma relajada en el espejo; todo lo que pueda contribuir a mirar un poco dentro de nosotros mismos, no bajo el juicio o la mirada de un espectador externo. Si no bajo nuestros ojos, miedos y fortalezas.

Desde ese lugar, es más posible re-descubrirnos con la energía y la paz de la aceptación y el amor propio. en conexión con nuestro cuerpo

4. ¿Es realmente positivo todo lo que vemos en las redes sociales?

Todo lo que vemos en las redes sociales, son los mensajes y pensamientos con los que elegimos interectuar cada día.

Para alejarnos de toda la negatividad sobre nosotros mismos y la vergüenza que podemos sentir de nuestro cuerpo, quizás sea prudente alejarte de las redes sociales por un tiempo. Al estar tan pendiente de estos mundos virtuales, lo único que logramos en sentirnos inconformes con nosotros mismos, comparados, menos que los demás, insuficientes.

redes sociales

5. Reconoce las heridas y el dolor que sientes

No está mal reconocer el sufrimiento, la vergüenza o el enojo que sentimos muchas veces con nuestro cuerpo, o con otras parte de lo que somos.

Las palabras hirientes permanecen en nosotros haciendo una herida que a veces es imposible de esconder; las palabras duras de un padre crítico, el desdén y rechazo de alguna pareja, todas aquellas cosas que han entrado en nuestro sistema y que hemos dejado que se queden ocupando el lugar de nuestras creencias.

Toda recuperación tendrá inicio cuando reconozcamos y aceptemos el dolor que han causado en nosotros y aceptar que ese dolor aún permanece.

Es importante compartir esos pensamientos con un amigo, un terapeuta o reflexionar con nosotros mismos.

Al reconocer esas voces hirientes que han dañado la imagen que tenemos de nosotros mismos, podremos empezar a reemplazar estos falsos pensamientos por pensamientos que salgan de nuestro conocimiento propio y que además sean más positivos.

mala imagen corporal

6. Usa la ropa que te gusta y con la que te sientes cómoda

Compremos ropa que nos quede bien hoy, no mañana, ni cuando bajemos esos kilos que tanto queremos bajar.

Mereces vestirte como te sientas mejor, reflejando tu estilo, sintiéndote cómodo de acuerdo a tu personalidad. Si quieres resaltar o, por el contrario, no quieres que nadie te note, también está bien.

Ropa que te quede bien y refleje tu estilo, no te obligues a seguir modas o encajar en moldes que no son lo que eres.

aceptarse a sí mismo

7. Disfruta del movimiento y el ejercicio físico

Deja de ver el ejercicio o el entrenamiento como un castigo; busca formas de disfrutarlo y de hacerlo parte de tu vida.

No buscando llegar a tener un cuerpo perfecto; simplemente por que es bueno para ti.

Camina en tu lugar favorito, sal a correr fuera de la ciudad, realiza yoga o meditaciones en esos lugares que te gustan por su tranquilidad y belleza.

De esta forma no estarás trabajando para cambiar un cuerpo que no te gusta, sino que estarás aprendiendo a respetar y cuidar tu cuerpo.

trabajando en la imagen corporal

8. No está mal tener metas sobre tu propio cuerpo

Si bien deseas mejorar tu alimentación, cambiar tu look, o cambiar alguna parte de tu cuerpo; eso está bien.

Lo importante es distinguir cuando esos pensamientos provienen de influencias externas negativas, pensamientos que te hacen sentir vergüenza de ti mismo, o si realmente estas ideas de cambiar provienen de tu deseo de crecer y ser auténtico.

Aunque logres superar el mal concepto que has tenido de ti hasta ahora, tampoco quiere decir que no quieras cambiar o no tengas metas de mejorarte. Significa aceptarte como eres en ese momento y trabajar desde ahí.

autoestima

Hoy hemos aprendido cómo ser más positivos acerca de nuestra imagen corporal, aceptarnos, amarnos y crecer por nosotros mismos y no por lo que otros puedan opinar.

Recuerda que eres hermoso, único e irremplazable.

Tomado de: Bustle.com

Loading...