------------------------------------- --------------------------------------------------------------- POPUP MAIL CHIMP
Conoce el lado oscuro de la lucha de sumo y su impresionante combate

Conoce el lado oscuro de la lucha de sumo y su impresionante combate

- Por

Un deporte poco conocido pero que guarda una gran tradición, ceremonia y misterios. Conoce el lado oscuro de la lucha de sumo y muchos datos interesantes.

En SOY CURIOSO, abriendo los ojos a nuevas ideas, culturas y noticias.

El lado oscuro de la lucha de sumo y todo lo que no sabías de este particular deporte

la lucha de sumo

Se enjuagan la boca, esparcen un poco de sal, aplauden, aprietan sus pies, y luego, una vez que terminan las sutilezas, cargan a su oponente en un choque rápido, poderoso y casi desnudo que a menudo termina en segundos.

Asistir a una lucha de sumo ha sido, durante mucho tiempo, una de las cosas obligatorias que los viajeros en Japón desean hacer (junto con comer tanto sushi como sea posible, viajar en el tren bala Shinkansen y tomar cócteles al atardecer desde un rascacielos que brilla en las nubes), y por una buena razón.

No muchas personas han tenido el privilegio de ver en persona a dos luchadores de sumo de gran tamaño en acción, mientras se lanzan a un intento turbo cargado para obligar a su oponente a salir de un anillo circular, con solo sus pies tocando el suelo.

El Sumo no solo cumple todos los requisitos en cuanto al entretenimiento deportivo, sino que también ofrece una visión única de un mundo estrictamente definido por las tradiciones culturales japonesas, la etiqueta social y los rituales espirituales.

Entre sus fanáticos más destacados se encuentra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien se ha convertido en el primer líder extranjero en conocer al nuevo emperador y conversar acerca de Corea del Norte con el primer ministro, durante su última visita a Japón, dónde también aprovecho para dar una visita a la final del Gran Torneo de Verano en el icónico estadio de sumo Ryogoku Kokugikan en Tokio; incluso premió al campeón con una copa Trump especial hecha en Estados Unidos.

Japón y la lucha de sumo

Historia de la lucha de sumo

Las raíces del sumo, cuyos símbolos kanji se traducen como «golpearse unos con otros», datan de aproximadamente 1,500 años y, como muchas de las actividades culturales más tradicionales de Japón, esta profundamente vinculada al sistema de creencias sintoístas de la nación.

Incluso hoy en día, la influencia Shinto se refleja en un sinnúmero de elementos del deporte y de los rituales de purificación en el inicio de un combate; entre ellos la realización de ceremonias de pulverización con sal en el anillo y de enjuagar la boca, a la cubierta que sobresale por el anillo que se asemeja a la azotea de un santuario sintoísta, que refleja lo sagrado que es el espacio.

La vida de los luchadores de sumo

La vida fuera del ring no es menos rigurosa para los luchadores de sumo, ellos tradicionalmente residen en «establos de sumo» comunales que son conocidos como beya, ahí cocinan, comen y duermen juntos, al mismo tiempo que siguen un estricto régimen de entrenamiento diario, a menudo a partir del amanecer.

Y luego está el tema de su peso, que no es menos complicado. Los luchadores de sumo han sido definidos durante mucho tiempo por su inmenso peso corporal, que a menudo se construye cuidadosamente a través del consumo de cantidades industriales de un plato especial de sumo llamado chanko nabe.

El plato es un guiso al estilo de olla, delicioso y sorprendentemente saludable, lleno de una mezcla de ingredientes ricos en proteínas como verduras, tofu, pescado y carne.

Para probar el plato de tradicional de los luchadores de sumo, existen numerosos restaurantes chanko nabe localizados en las cercanías del estadio principal de Tokio en Ryogoku.

Para los fanáticos, vale la pena señalar que algunas empresas pueden organizar visitas por la mañana a una beya o establo de sumo, ofreciendo un vistazo de cerca a su entrenamiento físico seguido de un almuerzo chanko nabe.

lucha de sumo comida

El lado oscuro de la lucha de sumo

A pesar del delicioso estofado de barril, la vida de un luchador de sumo no es un picnic.

Una vez un famoso Gran Campeón de Sumo Gran Maestro comentó cómo fueron las dificultades que enfrentó después de mudarse a la comunidad Sumo de forma permanente, estando a cientos de millas de casa, siendo a penas un joven adolescente. Describió de manera conmovedora cómo, al final de un largo y duro día, miraba las estrellas en el cielo nocturno y pensaba en su familia (y en la cocina de su abuela).

Es difícil ignorar el lado oscuro de la lucha de sumo que se ha revelado en Japón en los últimos años, lo que evidencia los desafíos de un deporte antiguo que se adapta a un mundo moderno.

Las dificultades del sumo moderno

Su reputación ha sido golpeada por una serie de escándalos, con incidentes de acoso, hostigamiento y golpizas de alto perfil, que reflejan la cultura profundamente jerárquica, regimentada y tradicional que aún perdura en un mundo solo para hombres.

Tal vez, como era de esperar, debido a las famosas y duras condiciones de entrenamiento, el número de reclutas también ha disminuido constantemente en los últimos años. Esto ha sido parcialmente contrarrestado por un aumento de luchadores famosos en el extranjero, en particular, de Europa del Este y Mongolia.

Pero, a pesar de los escándalos y los desafíos, el sumo sigue siendo claramente una práctica muy querida en el mundo del deporte de Japón y dentro de la cultura tradicional; esto se refleja en los torneos televisados con entradas agotadas que tienen lugar durante todo el año.

Los visitantes interesados ​​en asistir a un partido de sumo en persona deben estar atentos al calendario anual del deporte: hay seis torneos oficiales de 15 días al año, incluidos tres en Tokio (en enero, mayo y septiembre), además de Osaka (marzo), Nagoya (Julio) y Fukuoka (noviembre).

Japón

Espero que hayas disfrutado este recorrido por el lado oscuro de la lucha de sumo y sus tradiciones más antiguas.

Comparte con todos tus amigos.

Artículo tomado de Telegraph.

Loading...