------------------------------------- facebook pixel --------------------------------------------------------------- POPUP MAIL CHIMP mymoneytizer ads.txt teads.tv, 15503, DIRECT, 15a9c44f6d26cbe1
8 Santos anoréxicos: La delgada línea entre la fe y la enfermedad

8 Santos anoréxicos: La delgada línea entre la fe y la enfermedad

- Por

¿Hasta qué grado puede llevarte la devoción y hasta que punto pone en juego la salud de los más fieles religiosos? Conoce a estos Santos anoréxicos cuya historia te dejará con la boca abierta.

En SOY CURIOSO, tenemos los datos más curiosos que puedas encontrar en la red.

8 Santos anoréxicos: La delgada línea entre la fe y la enfermedad

Santos anoréxicos

Son llamados por los historiadores como Santos anoréxicos, se trata de monjes y en su mayoría monjas que, siguiendo su devoción y la creencia de que deben forjar un camino de sacrificios, ayunos y penitencias extremas para alcanzar un nivel avanzado de espiritualidad y llegar quizás a ser canonizadas.

La anorexia, como trastorno alimenticio, se ha hecho presente en la historia de la iglesia desde hace ya muchos siglos atrás, debido a las actividades espirituales y al estilo de vida de escasez que muchos devotos escogían llevar.

Así fue como a estas personas se las llamó Santos anoréxicos.

Santos anoréxicos

Fuente

Conoce a las monjas que, a través del ayuno, también alcanzaron la más alta veneración de las personas que vieron en ellas una imagen de fe indisoluble frente a la privación diaria.

«Hay muchas mujeres que han decidido dedicar sus vidas a la oración utilizando la Eucaristía como el único sustento alimenticio».

1. Chiara d’Assisi

El primero de nuestros Santos anoréxicos es una joven devota.

Chiara no tenía ni si quiera 20 años en 1212, cuando se unió a la Orden de San Francisco. Allí vivió el resto de su vida, reduciendo su existencia a pasar por períodos de ayuno extremos. Aunque vivió en tanta escasez, Chiara murió a la edad de 60 años, después de fundar el orden de las Clarisas.

Santos anoréxicos

Fuente 

2. Ángela da Foligno

Otro de los Santos anoréxicos aparece entre los siglos XIII y XIV con Ángela da Foligno; quién fue esposa y madre.

Después de una vida «salvaje, adúltera y sacrílega», como escribe en sus diarios, se convierte a la vida religiosa.

Ángela se dedica al ayuno por completo, siguiendo el ejemplo de contemplación a Dios de San Francisco de Asís.

Santos anoréxicos

Fuente

3. Catalina de Jacopo di Benincasa

En Siena, durante el año de 1347, nació otro de los Santos anoréxicos, Catalina de Jacopo di Benincasa, la hija número 24 del tintorero Jacopo Benincasa y de Lapa Piacenti.

Cuentan que desde los 7 años tuvo las primeras visiones de Dios, y comenzó a practicar pequeños periodos de ayuno desde muy pequeña.

Los testimonios cuentan que la niña Catalina no quería comer, aunque sus padres o incluso su confesor la animaban a comer, ella vomitaba.

En 1363 Catalina ingresa a la orden de los mantos dominicanos, inmediatamente se excluye en una celda; desde ahí escribiría cartas de sus revelaciones.

Catalina muere a los 33 años, debilitada por todos los años de ayuno.

Santos anoréxicos

4. Caterina Fieschi

Caterina esta dentro de la lista de Santos anoréxicos debido a que, en 1473, en la ciudad de Génova, esta mujer inició un proceso de ayuno estricto que duraría 23 años.

Durante este año Caterina se aferró a cuidar a los más pobres y enfermos.

Esta devota mujer superó la epidemia de la peste en 1493 y falleció en el año 1510, a la edad de 63 años.

Santos anoréxicos

Fuente

5. Teresa Sánchez de Cepeda Dávila y Ahumada

Uno de nuestros Santos anoréxicos, proviene de España. En 1536, Teresa Sánchez, huye de su casa e ingresa al monasterio de los Carmelita Ávila.

Teresa tomó la decisión de que el único alimento que consumiría sería la Eucaristía, esto la llevó a tener visiones y momentos de éxtasis que le acarrearon acusaciones de estar poseída más de una vez.

Actualmente es una santa y médico de la Iglesia, pero su historia pasó por varios siglos de escepticismo.

Santos anoréxicos

Fuente

6. Veronica Giuliani

A finales del siglo XVII, en 1693, la abadesa y mística de Città di Castello, Veronica Giuliani , anunció tener unas visiones de Jesús, quien le ordenó ayunar durante tres años.

Santa Verónica Giuliani obedece y al poco tiempo recibe los estigmas, los signos de la Pasión de Cristo. Así se convierte en uno de los Santos anoréxicos de nuestra lista.

Santos anoréxicos

Fuente

7. Gemma Galgani

Más actual en el tiempo también existieron Santos anoréxicos que entregaron su vida a su fe.

En Camigliano, un pueblo de Lucchese, nació Gemma Galgani, en 1878.

Su anorexia comienza después de la crisis económica que arruinó a su familia, esto ayudó a que Gemma se convirtiera en la primera mujer estigmatizada del Siglo XX.

Murió a los 25 años de edad, en 1903, el Papa Pío XI la canonizó en 1940.

Santos anoréxicos

Fuente

8. Teresa Neumann

Fue en el año de 1923, el 29 de abril, el día de la beatificación de Teresa de Lisieux; cuando la alemana Teresa Neumann, que estaba ciega y paralizada es curada y recupera la vista.

El 7 de mayo de 1925, el día de la canonización de la santa francesa, Teresa logró caminar. Desde ese momento dedicaría su vida a Cristo y al ayuno. Durante 36 años solamente se alimentó de la comunión sacramental, y abstiniéndose también de cualquier bebida. Teresa murió en 1962 a la edad de 64 años. Su figura actualmente es beatificada.

Santos anoréxicos

Fuente

Espero que hayas disfrutado conocer la historia de estos Santos anoréxicos a los que su devoción los llevó a límites físicos que nadie debería soportar.

Cuéntame tu opinión y comparte con todos tus amigos.

Saludos y muchos besos.

Loading...