Personas que publican indirectas tienen baja autoestima y son las que generan discordia en sus círculos sociales

Personas que publican indirectas tienen baja autoestima y son las que generan discordia en sus círculos sociales

- Por

Todos tenemos en nuestras redes sociales, al menos una o dos de esas personas que publican indirectas todo el día, sintiéndose el centro del universo. En muchos casos estas actitudes nos molestan o nos generan risa, sin embargo lo que se esconde detrás de ese hecho es una carta sobre las emociones más profundas de las personas que publican indirectas.

Personas que publican indirectas tienen baja autoestima

Personas que publican indirectas

Fuente

Aunque suene paradójico no hay nada más directo que una indirecta. Mensajes como “Bienvenida a mi perfil chismosea lo que quieras” o “Mientras tú hablas de mí yo vivo mi vida feliz” revelan una falta de amor propio profunda y una necesidad imperante de aprobación.

Las personas que publican indirectas quieren que se les refuerce su ego, inventando enemigos imaginarios que las hagan quedar como seres sumamente importantes, con una vida tan fantástica, que todo el mundo está pendiente de ella. Lo curioso del asunto es que en la mayoría de los casos son personas con vidas normales, por no decir aburridos, seres tan alejados de sí mismos que por eso creen que los otros están encontrando lo que ellos no ven.

Esa falsa sensación de superioridad de las personas que publican indirectas está sustentada en su falta de amor propio, en el sentimiento de no ser suficientes para el mundo en el que viven. Es por esto que como mecanismo de defensa gritan a los cuatro vientos “Mírenme soy tan importante que debo calmar a toda la gente que se concentra en mi vida” La solución para esto es simplemente concentrarnos en nosotros mismos y tratar de modificar nuestra dependencia a la opinión ajena.

Las personas que publican indirectas son causantes de conflictos

Las redes sociales son un reflejo de cómo somos en la vida real, aunque muchos quieran negarlo. Es por esto que las personas que publican indirectas suelen ser las mismas que causan situaciones de conflicto y tensión en sus círculos sociales y familiares. La razón es más que evidente, el hecho de creer que todo el mundo está pendiente de su vida, solo refleja que son ellos los que siempre están pendientes de la vida de los demás, es por eso que los podemos encontrar hablando mal de los demás o culpando a los otros por las cosas que solo vienen de ellos.

Todo esto hace que generen discordia dentro de su familia, y que sean personas de pocos amigos, pues su corazón está dolido y siempre están a la defensiva creyendo que el mundo entero quiere atacarlos.

Este tipo de situaciones son nocivas y ahonda la tristeza y soledad de las personas que publican indirectas. Si eres una de ellas ¡no te preocupes! Todo tiene solución, solo basta que dejes tu miedo, te abras al mundo, y te darás cuenta de que aunque algunas personas te han herido, no todo el mundo está conspirando para dañarte y solo eres tú mismo quien se hiere con estas actitudes. Cambiar nuestra forma de ver la vida es cambiar nosotros.