------------------------------------- --------------------------------------------------------------- POPUP MAIL CHIMP
El desastre de Chernobyl y la aterradora realidad que no se debe olvidar

El desastre de Chernobyl y la aterradora realidad que no se debe olvidar

- Por

El desastre de Chernobyl es un tema bastante popular el día de hoy, debido a la nueva serie de HBO que narra los terribles acontecimientos que se dieron lugar en 1986, en la VI Planta Nuclear de Lenin en la URSS.

En SOY CURIOSO, te traemos lo más real de la actualidad y la historia.

El desastre de Chernobyl y su realidad más perturbadora

Chernobyl

Lo más natural es pensar que lo peor del accidente fue la cantidad de personas que murieron debido a el desastre de Chernobyl, pero la verdad es que nadie sabe realmente cuántas vidas ha cobrado éste incidente.

Según New Scientist , dos personas murieron inmediatamente después de la explosión, 29 murieron en el hospital en unos pocos días y 15 personas murieron de cáncer de tiroides directamente relacionado con el envenenamiento por radiación de Chernobyl. Después de eso es mucho más difícil de averiguar.

Nadie piensa que solo un par de docenas de personas murieron a causa de los eventos en Chernobyl, pero nadie a´n puede estar seguro de cuán malo puede ser el número final. Algunos investigadores dicen que 4,000, otros 10,000, y los grupos ecologistas colocaron la cifra de muertos hasta en en seis cifras.

Si bien puede que nunca esté claro cuántas personas murieron como resultado de el desastre de Chernobyl, hay muchas cosas terribles y posiblemente peores sucedieron en este lugar, cuyas consecuencias pueden ser desastrozas y altamente cuestionables.

Conoce todos los detalles a continuación.

1. El desastre de Chernobyl siempre pudo evitarse

El colapso en Chernobyl nunca debería haber ocurrido, ya que había muchas advertencias de que algo iba a salir mal antes de que los reactores se hubieran construido.

Según Midnight in Chernobyl: La historia no contada del mayor desastre nuclear del mundo, los reactores de Chernobyl eran del mismo tipo que los de una instalación nuclear en Leningrado.

Cuando esos se encendieron en 1973, al menos tres problemas importantes con el nuevo diseño del reactor de los soviéticos se hicieron obvios, incluyendo importantes diferencias entre cómo los inventores pensabas que funcionaría y cómo funcionó en la realidad.

Aún así, nadie se molestó en analizar esos problemas, lo que significaba que nadie tenía idea de cómo se comportaría este nuevo tipo de reactor en un accidente.

Casi una década antes de el desastre de Chernobyl, el 30 de noviembre de 1975, los reactores de Leningrado sufrieron un colapso parcial. A medida que la planta volvió a estabilizarse, después del mantenimiento programado, volvió a salirse de control. Nadie pudo detener la reacción en cadena, y la radiación se vertió en la atmósfera.

La línea oficial de la comisión establecida para descubrir qué causó el accidente informó que el culpable fue un pequeño defecto de fabricación. Lo que realmente encontraron fueron «fallas de diseño inherentes al reactor».

Mientras se suprimieron esos hallazgos, la comisión hizo recomendaciones sobre varios cambios en ese tipo de reactor, incluidas nuevas regulaciones de seguridad y un sistema de protección de emergencia más rápido.

Estas recomendaciones fueron ignorados por completo, y Chernobyl fue construido con el mismo reactor fundamentalmente defectuoso que Leningrado.

planta nuclear Chernobyl

2. Un terrible e inescrupuloso encubrimiento

En el momento en que Chernobyl se hundió, desde el exterior, todo parecía básicamente bien, salvo un fuego relativamente pequeño.

De esta forma el gobierno soviético no tuvo prisa en alertar sobre lo que estaba sucediendo, ni siquiera a su propia gente.

Según un artículo de New Scientist publicado un año después del desastre, fueron los científicos en Suecia quienes notaron por primera vez que algo estaba ocurriendo y alertaron al mundo exterior de la lluvia radioactiva que se emitía alrededor de Kiev.

Aún así la URSS permaneció en silencio, incluso cuando las noticias internacionales cubrieron a Chernobyl como un gran desastre.

Los informes del Washington Post sobre Moscú, incluso declararon que el gobierno sovietico negaba abiertamente que algo malo estuviera pasando. Cuando finalmente la TV estatal tuvo que admitir que había habido un accidente, también aseguró a los rusos que Occidente estaba propagando «propaganda falsa», que una crisis en Chernobyl era «virtualmente imposible», y que aunque había habido un pequeño problema , «el problema ya había pasado». Lo que evidentemente fue una vil y siniestra mentira.

Por estas razones, inicialmente, las personas que vivían cerca del mayor accidente nuclear en la historia no tenían idea del peligro que enfrentaban.

La historia dice que ningún funcionario quiso tomar la responsabilidad de apagar el reactor, lo que comenzó a causar las explosiones.

Toda esta demora, añadiendo un pequeño cambio en el patrón del viento, causo irremediablemente que la radiación se derramara sobre la cercana ciudad de Pripyat.

Aún con todo esto el gobierno se negó repetidamente a ordenar una evacuación, además de prohibir a los trabajadores de la planta que contaran a nadie sobre el accidente.

De todas formas, los rumores comenzaron a arremolinarse. Finalmente, después de dos días de vacilaciones, los funcionarios dieron a los residentes menos de una hora para evacuar.

Algo moralmente cuestionable, éticamente reprochable y humanamente castigable.

planta nuclear Chernobyl

3. El desastre de Chernobyl dejo a muchas personas re-ubicadas traumatizadas

Imagina saber que tienes 50 minutos para empacar, agarrar a tu familia, dejar a tus animales y objetos de valor más grandes, es algo sumamente angustiante y aterrador, sacado de alguna película de terror o nuestra peor pesadilla.

Esto fue lo que vivieron los habitantes que fueron evacuados de Chernobyl, los efectos que esto causo en ellos fueron evidentes.

Según la Organización Mundial de la Salud , 116,000 personas fueron evacuadas de inmediato, con 230,000 adicionales en los próximos años. Esta masiva y forzada reubicación fue «una experiencia profundamente traumática».

El estrés provocado por la pérdida de sus hogares y círculos sociales es una de las consecuencias que a menudo se pasan ​por alto sobre los afectados.

Forced Migration Review informa que incluso en lugares tan lejanos como Kiev, los niños fueron obligados a ir a campamentos de verano (por el gobierno, no por sus padres) solamente por si acaso, y las mujeres embarazadas y las madres de niños pequeños también fueron obligadas a alejarse de sus familiar sin considerar si quiera un poco los efectos emocionales y sociales a largo plazo.

La CNN informa que, si bien muchos de los evacuados de Chernobyl sufrieron de ansiedad y depresión, fue especialmente difícil para los ancianos. En una cultura donde su conexión con la tierra es importante, un profesional médico dijo que las personas mayores que fueron reubicadas murieron de angustia.

Si bien no está claro cuántas personas murieron como resultado del trauma de Chernobyl , se estima que el estrés de una crisis similar en Fukushima en 2011 mató a 1.539 personas.

Tal vez la peor parte fue que solo el 25% de las reubicaciones fueron necesarias, según un artículo de la revista Process Safety and Environmental Protection, mientras que otro estudio dijo que era «no tuvo fundamento, tanto médica como socialmente».

desalojo en Chernobyl

4. Los resultados en la salud mental de los habitantes fueron desastrozos

El desastre de Chernobyl no terminó aquel año.

En 2013, un estudio en la USC encontró que millones de personas todavía sufrían problemas mentales relacionados con el accidente.

Los niños que habían sido re-ubicados fueron objeto de acoso escolar en sus nuevas escuelas, mientras que algunos adultos tuvieron que lidiar con la pérdida de empleos.

Tanto las personas re-ubicadas como las que se quedaron, mostraron un «impacto psicológico negativo».

Un estudio en 2011 encontró «consecuencias neuropsicológicas significativas» para los afectados, incluida la disminución de la calidad de vida, la depresión, la ansiedad y el trastorno de estrés postraumático.

Un artículo de 2016 en la revista World Psychiatry señaló que las mujeres embarazadas, las madres y quienes limpiaron Chernobyl estaban especialmente en peligro de tener problemas de salud mental a largo plazo.

Los limpiadores, conocidos como liquidadores, tenían tasas más altas de autolesiones, ideas suicidas y trastornos mentales comunes. Las personas en áreas expuestas a la radiación informaron tasas de satisfacción con la vida más bajas y un menor bienestar socioeconómico que las de otros lugares.

Los autores advirtieron que los niños de ese entonces, podrían estar sufriendo problemas mentales como adultos, ya que los traumas de la primera infancia realmente causan daños profundos.

La Organización Mundial de la Salud dice que parte del problema puede haber sido el estigma social de ser una «persona expuesta».

El gobierno y los medios de comunicación también calificaron a los afectados como «víctimas» en lugar de «sobrevivientes» del accidente, lo que tuvo un efecto negativo en su estado mental.

The Lancet informó que los problemas de salud mental eran «el mayor problema de salud pública surgido del desastre» y que rivalizan con los efectos físicos más evidentes.

parque solitario en Chernobyl

5. La elección más horrible que tuvieron que hacer las mujeres embarazadas

Desde 1986 en la Unión Soviétcia las mujeres tienen el derecho de interrumpir sus embarazos legalmente.

Sin embargo, es importante que tomen esa decisión basándose en información precisa, y que ciertamente no deberían ser obligadas o engañadas. Terminar un embarazo que hubieran querido mantener fue una decisión que, desafortunadamente, muchas mujeres tuvieron que tomar en masa después de el desastre de Chernobyl. 

Según Vice, después de la crisis, la «radiofobia» se extendió a la sociedad en general y específicamente en el ámbito médico.

Los médicos pensaron que el gobierno les estaba mintiendo sobre lo grave que era la contaminación y que las mujeres embarazadas darían a luz a niños con defectos congénitos graves. Alentaron a sus pacientes a terminar sus embarazos, y de 100,000 a 200,000 embarazos fueron acabados. Incluso en Dinamarca, hubo un pronunciado aumento en los abortos.

Un ingeniero nuclear dice que fue más allá y le dijo a Women’s eNews que hubo abortos forzados, que el gobierno ordenó en secreto a todas las mujeres embarazadas dentro de las 18 millas de Chernobyl que se indujeran el aborto.

También se cuenta que los bebés que nacieron vivos, fueron eliminados.

Pero al final, no hubo ningún aumento en los defectos de nacimiento en absoluto. En 1987, un médico dijo que ningún niño en el área había nacido con «anomalías detectables» y que «no esperaban ninguna». Lo que plantea la pregunta de por qué a tantas mujeres les dijeron que habría problemas tan terribles. El único efecto a largo plazo en los bebés de Chernobyl parece ser una mayor tasa de cáncer de tiroides en la edad adulta.

soledad en Chernobyl

6. Los liquidadores fueron inmensamente afectados

Los liquidadores, fueron las personas valientes que limpiaron a Chernobyl durante tres años después del accidente, ellos se vieron afectados desde el principio.

Según la Galería de Chernóbil, no se sabe exactamente cuántas personas participaron, pero fueron cientos de miles. El gobierno no informó lo sumamente peligroso del trabajo. Todos los liquidadores fueron enviados sin la protección necesaria contra la radiación.

Cuando las máquinas de limpieza se rompieron por el uso; los limpiadores movieron los desechos radioactivos con sus manos.

Un bombero contó que sabían que era una misión kamikaze. Al menos 28 murieron horriblemente en pocas semanas, mientras que Wired informa que otros 4,000 murieron de cánceres causados ​​por la radiación en la línea, y 70,000 quedaron incapacitados por la exposición.

Lo natural sería pensar que los gobiernos involucrados estarían agradecidos y premiarían a los liquidadores. Pero la triste realidad es que ellos todavía están luchando por obtener apoyo hoy.

Es mucho más probable que tengan problemas de salud mental, así como problemas físicos, por lo que la vida es difícil para muchos de ellos y dependen de la ayuda del estado.

En 2006, los medios rusos informaron que un grupo de liquidadores llevó al gobierno a los tribunales para exigir una compensación monetaria por el daño a su salud. Ese mismo año, los liquidadores protestaron en Kiev, diciendo que Ucrania se estaba olvidando rápidamente de ellos y recortando sus beneficios.

En el año 2011 se vio a miles de veteranos de Chernobyl en Estonia reunirse para apoyar a los 1,300 que no reciben ningún apoyo financiero del estado en absoluto. Y Ucrania no hahecho ningún progreso positivo en cinco años, porque en 2011, 40 liquidadores se declararon en huelga de hambre para protestar por nuevos recortes de beneficios.

Ruinas en Chernobyl

7. Probablemente los niños obtuvieron cáncer por beber la leche en el desastre de Chernobyl

El efecto de salud física a largo plazo más pronunciado entre los sobrevivientes de Chernobyl es el cáncer de tiroides.

Los niños especialmente parecen haber contraído cáncer por tomar leche radioactiva, según las Naciones Unidas. Como los niños beben mucha leche y tienen metabolismos diferentes y tiroides más pequeños que los adultos, eran más susceptibles a desarrollar cáncer.

Para el 2005, 6,000 personas que eran niños y adolescentes en el momento del desastre desarrollaron cáncer de tiroides.

De acuerdo con un artículo en el Diario Belga de Geología , la extirpación de la tiroides resultó en una clara cicatriz en el cuello que se conoció como el «collar de Chernobyl» y llevó consigo un estigma. La buena noticia es que prácticamente todos los individuos que padecieron cáncer de tiroides sobrevivieron.

Aún con todo esto, el problema no ha terminado.

The Independent informa que en 2016, un periodista en lo que hoy es Bielorrusia vio vacas pastando cerca de señales de advertencia de que la radiación era más alta de lo normal. Cuando se le ofreció un vaso de leche, envió una muestra a un laboratorio para ver si seguía siendo peligroso durante todos estos años, y así fue.

Cuando escribió un artículo que decía al público que el nivel de isótopo radioactivo de la leche era 10 veces más alto que el nivel de seguridad, la compañía lechera involucrada lo demandó.

El gobierno también quiso suprimir los hallazgos, ya que la leche es una gran exportación para el país y señalar que todavía está afectado por Chernobyl no sería bueno para la economía.

La compañía ganó la demanda, por lo que muchas personas en el área todavía están bebiendo leche contaminada y potencialmente cancerígena.

Seguramente se sienten orgullosos…

8. Los animales también sufrieron las consecuencias de el desastre de Chernobyl

Los animales alrededor de Chernobyl no recibieron una advertencia de que había radiación en todas partes, y tampoco nadie se preocupó de mantenerlos a salvo, ya que por ellos mismos no iban a evacuar la ciudad, evidentemente.

Es así como Chernóbil los afectó gravemente. Según ThoughtCo, los ganaderos notaron un aumento dramático de anomalías genéticas en animales de granja nacidos después del accidente.

Las imágenes son horribles, como las de un potro de ocho patas y una vaca con la boca y la nariz al revés. Los defectos de nacimiento siguieron apareciendo durante años. Eran tan severos que los animales solían vivir solo unas pocas horas, por lo que al menos no crecían y se reproducían, transmitiendo sus problemas.

La National Geographic dice que el debate sobre cómo están los animales que viven cerca de Chernobyl ahora es el «equivalente científico de un combate de boxeo».

Si bien hay señales de que los animales salvajes están prosperando, algunos estudios dicen que esto no es tan cierto. Reuters informó en 2009 que todavía existía una «alta incidencia de animales deformes» que vivían cerca de Chernobyl.

Las golondrinas parecen estar muy afectadas, y los animales de pastoreo como el alce pueden verse bien, pero tienen altas tasas de radiación en sus cuerpos. Los organismos acuáticos se enfrentan a la «inestabilidad genética en curso» y los invertebrados (básicamente todos los insectos y arañas) se encuentran en muy mal estado.

animales de chernobyl

Fuente

9. El área podría ser insegura por muchos años más

Podríamos pensar que con los avances tecnológicos, el colapso de la Unión Soviética poco después de Chernobyl, y después de 30 años del accidente nuclear, el área ya estaría limpia.

Esto no se acerca ni un poco a la realidad. Según McClatchy, se han hecho algunos cálculos, y gran parte del área no será segura para la ser habitada durante 3.000 años. Un geólogo piensa que es más como un millón.

Cuando el reactor explotó, solo perdió el 5 por ciento de su uranio enriquecido. Eso significa que 190 toneladas todavía están en la cáscara de Chernobyl. Ahora es parte de una «gota radioactiva de uranio, concreto, acero y una variedad de basura que pesa alrededor de 2,000 toneladas».

Desafortunadamente, la tecnología para desarmar esa mancha y desecharla de manera segura aún no existe, y no lo hará durante algunas décadas, incluso en los mejores escenarios.

La única opción disponible actualmente es contener el sitio debajo de un nuevo «sarcófago», construido en 2017, pero incluso esta solución solo durará unos 100 años.

La solución real de un experto ucraniano en política energética es: «Tendremos hijos inteligentes y nietos inteligentes y dentro de 100 años más o menos descubriremos qué hacer».

La logística de contener lo que efectivamente es un vertedero de desechos nucleares no planificados hasta el año 4986, asumiendo que los humanos aún están por ahí, es casi incomprensible.

Sin embargo, algunas personas no están dispuestas a esperar y se han mudado a la zona de exclusión, fuera o, en ocasiones, dentro de ella. Pero incluso el área «segura» sigue siendo radioactiva, y algunos residentes hacen su vida diaria con contadores Geiger alrededor del cuello.

ciudad abandonada

10. Increíble daño al medio ambiente

En el momento del desastre de Chernobyl, la gente sabía que los combustibles fósiles eran terribles para el medio ambiente. Pero los derrumbes nucleares también son malos, y hacer que el planeta muera lentamente es mucho menos aterrador que una planta nuclear que podría matarte mañana.

Según el informe de 2010 del Panel Internacional sobre Materiales Fósiles «El Incierto Futuro de la Energía Nuclear»: Se pensaba que la energía nuclear era el siguiente gran descubrimiento en la década de 1970.

Comparado con el carbón, era barato y mucho mejor para el planeta. Pero luego Three Mile Island y Chernobyl sucedieron dentro de siete años, y efectivamente «pusieron fin al rápido crecimiento de la capacidad global de energía nuclear».

Después del segundo accidente, casi todos aceptaron los combustibles fósiles como la mejor ruta. Los Estados Unidos no abrieron una sola planta de energía nuclear entre 1996 y 2016.

Mientras tanto, casi todos los demás países han estado quemando combustibles fósiles como si no hubiera un mañana. Ahora la gente finalmente comienza a darse cuenta de que si los países siguen haciendo eso, puede que no haya un mañana, y la opinión de la energía nuclear, la energía más verde disponible a gran escala, se ha vuelto «más favorable».

La energía Nuclear fue probablemente la mejor opción desde el principio, en términos de conteo de cuerpos. Los accidentes mortales son cada vez más raros, y Chernobyl podría matar a unas 4.000 personas.

Pero, Wired informa que cada año en los EE. UU., El «material usado en las centrales eléctricas de carbón» mata a unas 7.500 personas.

Así que un cambio a la energía nuclear, que Chernobyl ayudó a retrasar, podría haber salvado algunas de esas vidas, además de frenar la destrucción del medio ambiente.

11. El calentamiento global podría traer la radiación por segunda vez

El desastre de Chernobyl le dio a la Tierra una gran dosis de radiación en 1986, y el calentamiento global (que Chernobyl ayudó a acelerar) se asegurará de este evento se vuelva a repetir.

Según Phys.org, en 2019, los científicos estudiaron los glaciares en 17 sitios en todo el mundo, desde el Ártico hasta los Alpes y la Antártica. Descubrieron que los niveles de material radiactivo eran «algunos de los niveles más altos que se ven en el medio ambiente fuera de las zonas de exclusión nuclear», en algunos casos, 10 veces más altos.

Todos los sitios tenían presencia nuclear, y no en el fondo, sino en la superficie del hielo que se derretía rápidamente.

Para ser justos, no es todo culpa de Chernobyl. Cada vez que se libera material radiactivo a la atmósfera, ya sea a partir de pruebas nucleares o los bombardeos de Japón u otros derrumbes, termina por mezclarse con las nubes. Si cae como nieve sobre el hielo, los sedimentos pesados ​​producen niveles concentrados de residuos nucleares.

Con Chernobyl, se lanzó tanta cantidad de material radioactivo a la atmósfera que cuando los investigadores tomaron muestras de los glaciares, pudieron ver un «pico claro» en el sedimento nuclear.

La principal preocupación es el americio, que se produce cuando el plutonio se descompone y tiene una vida media de 400 años. Es soluble, lo que significa que probablemente terminará en la cadena alimenticia a medida que el calentamiento global derrita los glaciares, aunque preocupantemente no hay datos suficientes para saber qué parte del elemento «particularmente peligroso» podría regresar a los humanos.

Aterrador ¿No crees?

Fuente del artículo. 

Loading...