-------------------------------------
6 Cosas que todos los adultos debemos aprender de los niños

6 Cosas que todos los adultos debemos aprender de los niños

- Por

Aprender de los niños es algo que no se toma muy en cuenta en nuestra sociedad. Siempre nos están diciendo que somos nosotros los que debemos guíar a los menores y darles todas las herramientas para que puedan vivir una vida feliz. Sin embargo, como esto nos pone en una situación de poder, olvidamos que todo maestro debe ser un buen aprendiz, y pasamos de largo todos los valiosos tesoros que podemos aprender de los niños, y que olvidamos con el paso del tiempo.

Cosas que todos los adultos debemos aprender de los niños

1. Mirar la vida desde otro ángulo

Aprender de los niños

Cuando somos adultos creemos que tenemos todas las reglas claras, y por eso nos volvemos muy rígidos en nuestro actuar, pensar y sentir. Sin embargo los niños tienen presente que todo es nuevo y está en constante cambio y por eso son capaces de mirar la vida desde diferentes ángulos sin necesidad de mucho esfuerzo. Esa flexibilidad mental es fundamental para afrontar mucho mejor la vida.

2. No tienen prejuicios

Aprender de los niños

Cuando somos niños no tenemos prejuicios de ningún tipo. No tenemos juicios raciales, ni juzgamos de entrada a las personas por sus condiciones físicas o por su modo de actuar diferente. Esto hace que podamos ser más empáticos con los demás y que podamos comprender más fácil la pluralidad del universo.

3. Confiar en nosotros mismos

Aprender de los niños

Una de las lecciones más valiosas que podemos aprender de los niños es a confiar en nosotros mismos. Cuando estamos en nuestra infancia nos sentimos con la capacidad de cambiar el mundo. Además creemos que nada es grande para nosotros y que todo lo que podemos soñar lo podemos vivir. Cuando crecemos nos ponemos tantos límites mentales que incluso olvidamos de lo que estamos hechos.

4. La vida es una aventura

Aprender de los niños

Los niños son los eternos aventureros y los adultos los nostálgicos rutinarios. Los niños viven en el presente y por eso es que la vida para ellos siempre es una aventura divertida, no dan nada por sentado entonces el mundo se convierte en un lugar maravilloso por descubrir así estén en la misma casa todo el día. Los adultos por el contrario, nos aferramos a la rutina como náufragos y es ahí en donde perdemos el valor de sorprendernos, aprender y por ende disfrutar del presente.

5. No guardan rencor

Aprender de los niños

Los niños no guardan rencor, ni se quedan estancados dando vueltas a emociones y pensamientos negativos. Cuando los niños pelean, 5 minutos después están jugando como si nada hubiese pasado, pues para ellos es más importante disfrutar el lado bueno de las cosas, que concentrarse en pequeños detalles que no los hacen felices y que en últimas, si los miramos bien, no son tan importantes.

6. Son flexibles

Aprender de los niños

Los niños no tienen problemas con salir de su zona de confort.  Pueden negarse en un momento, pero cambian fácilmente de parecer y se adaptan al ambiente en el que viven. Todos somos influidos por el ambiente, sin embargo, un niño no deja que el ambiente determine sus emociones, porque saben que lo que de verdad importa está intacto sin importar los estímulos del exterior.

Como ves lo que podemos aprender de los niños, hace que llevemos vidas más felices y armónicas. El único problema de los niños es que siempre desean crecer, y los adultos siempre queremos volver a la infancia. Sin embargo, como crecer no solo es inevitable sino que es el movimiento natural de la existencia, la cuestión es tener un equilibrio y no olvidar todas aquellas que hicieron de la infancia una época maravillosa.

Comparte esto con tus amigos y ayúdales a rescatar su niño interior. Síguenos en nuestra página de Facebook: Soy Curioso para que disfrutes de todo lo que tenemos para ti.

También te puede interesar: 8 Tips para aprender a meditar