------------------------------------- facebook pixel --------------------------------------------------------------- POPUP MAIL CHIMP mymoneytizer ads.txt teads.tv, 15503, DIRECT, 15a9c44f6d26cbe1
16 Consejos para dejar de preocuparte por lo que los demás piensan de ti

16 Consejos para dejar de preocuparte por lo que los demás piensan de ti

- Por

Hoy debes dejar de preocuparte por lo que los demás piensan de ti y comenzar a conocerte, aceptarte y respetarte tal y cómo eres. Estos consejos te ayudarán.

En SOY CURIOSO, sabemos que cosas grandes nos pasan por dentro.

16 Maneras de dejar de preocuparte por lo que los demás piensan de ti

preocuparte por lo que los demás piensan de ti

Si te importa demasiado lo que piensan los demás, te has sentido cohibido, aislado y rechazado; simplemente por darle demasiada importancia a la opinión de los demás.
Esto puede causar grandes daños a tu autoestima, sin mencionar que no te permite darte cuenta de las grandes cualidades y el increíble potencial que reside en ti.
Es necesario que aprendas a dejar de preocuparte por lo que los demás piensan de ti estos consejos te ayudarán a superar el peso de los juicios ajenos. 

1. No todo el mundo está pendiente de ti

Pregúntate: ¿cuántas horas de tu día piensas en el hombre que te atiende en el supermercado? ¿O esa chica con ls que te cruzaste en el bus?

Si realmente no piensas mucho en los demás, más aún si son unos completos extraños. Recuerda que a esos extraños tampoco les importa mucho lo hagas.

Deja la paranoia, vive tu vida y deja la fantasiosa idea de que todos juzgan lo que haces. 

2. Deja de compararte con otros

La mayor parte de preocuparte por lo que los demás piensan de ti proviene de la competencia social y la comparación continua con los demás.

Aprende a compararte solo contigo mismo. ¿Hice lo mejor que pude? ¿Qué puedo mejorar? ¿Cuánto quiero mejorar la próxima vez?

Al compararte contigo mismo, automáticamente dejas de compararte con los demás. Como resultado, te vuelves más feliz, más orientado a objetivos, más estratégico y más exitoso / productivo.

feliz

3. No juzgues o critiques a otros

Es posible que pienses que todos los que te rodean te juzgan porque tú proyectas tu propio juicio crítico sobre los demás.

La solución aquí sería tratar de dejar de juzgar tanto a los que te rodean y ser más receptivo con las personas en general. Esto alterará lentamente tu percepción de los demás hasta el punto en que dejes de preocuparte de que te juzguen.

4. Aléjate de las redes

A veces, las redes sociales suelen ser bastante tóxicas. Especialmente cuando estamos trabajando es dejar de vivir por lo que los demás dicen de nosotros.

Por eso es una buena idea alejarte de las redes sociales, al menos por un tiempo.

redes sociales

5. No eres el centro del mundo

Es un buen comienzo entender que todo el mundo tiene sus propios problemas, cada quién piensa en sí mismo, mucho más de lo que piensan en ti.

No eres tan importante y eso es bueno. 

6. Finalmente, todos somos iguales

Esto podría ayudar, o simplemente puede ser estúpido.

Pero, pensar en la idea de que todos los que conoces, incluso aquellos con los que te comparas en el día, han tenido que usar el baño al igual que tú. Éste simple detalle le quita todo el misterio a la idea de que debes preocuparte por lo que piensan.

No son mejores que tú. Al final del día todo se reduce a algunas funciones biológicas y tienen que hacer lo mismo que tú. No pueden escapar de eso. Hasta la reina.

libre

7. No debes cumplir las expectativas de nadie más que tú

Creo que tan pronto como cumples 30 años, cada año después, naturalmente, das un 10% menos de lo que piensan los demás.

Pero también es importante darte el tiempo de conocerte y saber realmente lo que esperas de ti mismo. Olvídate de la actitud adolescente de querer agradarle a todo el mundo.

8. Tal vez nunca los vuelvas a ver

Recuerda siempre que el 90% de las personas con las que te encuentras nunca te volverán a ver, entonces, ¿qué sentido tiene impresionar?

preocuparte por lo que los demás piensan de ti

9. Si no hace bien, elimínalo

Todo es parte del panorama general acerca de no preocuparte por cosas que no son importantes para ti, y solo preocuparte por cosas que te brindan beneficios mensurables específicos.

¿Algo te beneficia? Genial, pon energía en eso. Cualquier otra cosa, se puede ir. No vale la pena tu tiempo a menos que te ayude a crecer.

10. Preocúpate por ti mismo

Al darte cuenta de que todos están rotos y son humanos. Están igual de preocupados por cómo los juzgas.

Lo más importante en lo que debes concentrarte es en lo que TÚ piensas de ti. Vive para ser un mejor tú, no una mejor impresión de ti.

11. Escucha a otros hablar sobre sí mismos

Haz preguntas a las personas, déjalas hablar y simplemente escucha.

A la gente le encanta ser invitada a hablar sobre sí misma. En general, las personas se preocupan y piensan en sí mismas mucho más de lo que piensan en los demás. Suena duro pero en realidad es liberador.

12. Piensa en los demás con empatía

No tomes todo personal, la empatía es tu mejor aliado.

Oblígate a hacer cosas que te hagan preocuparte por los demás, ayuda a un amigo, adopta a un perro, sencillamente has cosas por otros. Eventualmente, dejarás de pensar en eso.

13. No te estanques en el momento

Recuerda todas las cosas estúpidas que has hecho en tu vida, todos los errores de los que has aprendido y lo que te han hecho crecer.

Si pasas por una situación negativa y sientes mucha presión por lo que la gente diga, recuerda que todo pasa, las lecciones quedan y las heridas sanan.

14. Sé tú mismo

Sé tú mismo y sin preocuparte por lo que otros piensen, porque honestamente, sus pensamientos no gobiernan tu vida. No es algo para entrenar, es algo para desaprender.

Loading...