------------------------------------- --------------------------------------------------------------- POPUP MAIL CHIMP
¿Deseas un matrimonio pacífico y duradero? 2 reglas que te ayudan a lograrlo

¿Deseas un matrimonio pacífico y duradero? 2 reglas que te ayudan a lograrlo

- Por

Un matrimonio pacífico y duradero puede parecer solo una historia de ciencia ficción que solo sucede a otros, pero con tan solo dos sencillas reglas tu matrimonio puede ser ejemplar.

En SOY CURIOSO, todo lo que mejora tu vida.

Logra un matrimonio pacífico y duradero ¡Puedes hacerlo!

El matrimonio no siempre es fácil, la prueba del tiempo, la razón principal para que tener un matrimonio duradero es siempre respetarse el uno al otro.

Incluso en los tiempos difíciles, en los días oscuros en los que pienses que haz cometido un gran error, nunca el odio será una alternativa porque el respeto es lo que siempre prevalece.

matrimonio

1. Historia que testifica un matrimonio duradero

Cuando nos casamos por primera vez, comenzamos a sentar las bases del respeto al hablar sobre cómo queríamos que fuera nuestra relación, y quizás lo más importante, hablando sobre cómo no queríamos que fuera. Vimos cómo amigos que se casaban jóvenes se desilusionaban el uno con el otro, luego se amargaban, eran irrespetuosos y, finalmente, odiaban.

Observamos y aprendimos. 

Y decidimos que nunca queríamos tratarnos con tanto odio y cinismo, incluso si nos desenamoramos. ¿Cómo puedes enamorarte de alguien a quien no admiras para empezar, y luego cómo puedes ser tan odioso con alguien que alguna vez admiraste tanto?

¿Lo comprendes?

Entonces puedes acordar con tu pareja establecer dos reglas básicas pero muy importantes, que funcionan de manera infalible especialmente si estás en los primeros años de matrimonio.

Nunca usar sobrenombres para referirte a tu esposo (a).

Cuando las emociones se calientan, las personas comienzan a arremeter y el enfoque se convierte en una competencia para ver quién puede lastimar más a la otra persona. La forma más sencilla de hacer esto es empezar a llamarle cosas horribles a la otra persona.

Cambia la forma en que sostienes tu rostro, tu postura y cómo miras a la otra persona. Una vez que hayas hecho eso, la batalla comienza y no puede salir nada constructivo de ella.

Cuidar lo que se dice en medio de una discusión

Esta es una pregunta difícil, pero al igual que los insultos, las malas palabras provocan un cambio en la postura, la expresión de su rostro, su tono y la forma en que expresa las cosas.

Además, ahora tu compañero está enojado porque solo lo llamaste, así que ni siquiera escuchó lo que se dijo después de eso.

Si no puedes decir palabrotas, tienes que pensar un poco más en lo que dices y cómo decirlo, tu tono será más firme y tendrás que decir lo que realmente tienes en mente en lugar de simplemente sacar tus frustraciones con palabrotas. .

«Me siento tan frustrado cuando dejas tus platos sucios en el mostrador después de que yo limpié la cocina», por ejemplo. 

Ahora tu pareja sabe que estás enojado y puede que no le guste lo que tienes que decir, pero fue mucho más fácil para él escuchar por qué estás enojado y mucho más difícil responder arremetiendo.

Eso no quiere decir que no existan días malos, días en los que podemos estar malhumorados o días en los que solo necesitamos un poco de espacio el uno del otro. Hemos tenido momentos en los que otras presiones nos han hecho tomarnos las cosas entre nosotros, pero no nos lleva mucho tiempo controlarnos y recordar cómo nos sentimos realmente el uno por el otro.

La relación crece y evoluciona y permite aguantar. Hace que sea más fácil aceptar los cambios que son inevitables en una persona a lo largo de décadas juntos.

Es mucho más fácil comprometerse y encontrar un término medio que sea aceptable para ambos cuando sabemos que las motivaciones del otro no deben ser maliciosas o dañinas.

Loading...