Bullying, de que se trata

La intimidación es una actitud que lleva a cabo de forma intencional en forma física, verbal o psicológica, con el fin de agredir y disminuir en todo sentido a otra persona.

Puede ir desde golpes, empujones, insultos, amenazas y burlas hasta extorsionar dinero y posesiones. Algunos niños intimidan al evitar a otros y difundir rumores sobre ellos. Otros usan las redes sociales o los mensajes electrónicos para burlarse de otros o herir sus sentimientos.

Es importante tomar en serio el acoso escolar y no simplemente descartarlo como algo que los niños deben «resistir». Los efectos pueden ser graves y afectar la sensación de seguridad y autoestima de los niños.

En casos severos, el acoso escolar ha contribuido a tragedias, como suicidios y tiroteos escolares

¿Cuál es la razón para que un niño intimide a otro?

Los niños intimidan por una variedad de razones:

  • A veces molestan a los niños porque necesitan una víctima, alguien que parece emocional o físicamente más débil
  • Molestan a alguien que actúa o parece diferente de alguna manera.
  • Para sentirse más importante, popular o tener el control
  • A veces los niños atormentan a otros porque esa es la forma en que han sido tratados: Pueden pensar que su comportamiento es normal porque provienen de familias u otros entornos donde todos se enojan regularmente y gritan o se insultan.
  • Porque algunos programas de televisión populares incluso parecen promover la mezquindad: las personas son «rechazadas»o ridiculizadas por su apariencia o falta de talento

Aunque algunos acosadores son más grandes o más fuertes que sus víctimas, ese no es siempre el caso.

bullying

Señales de  alerta

Identificar que un niño está padeciendo el acoso escolar por parte de otro niño puede ser bastante complejo, a menos de que el niño se atreva a confiar en el padre o tenga algún tipo de lesión visible.

Sin embargo, estas son algunas señales de alerta:

  • Los padres pueden notar que los niños actúan de manera diferente o parecen ansiosos, o no comen, duermen bien o hacen las cosas que generalmente disfrutan.
  • Cuando los niños parecen más malhumorados o se enojan más fácilmente de lo habitual, o cuando comienzan a evitar ciertas situaciones (como tomar el autobús a la escuela), puede ser debido a un acosador.

¿Que hacer?

Si sospechas de acoso escolar pero tu hijo es reacio a abrirse, encuentra oportunidades para plantear el problema de una manera más indirecta.

Por ejemplo, puede ver una situación en un programa de televisión y utilizarla como iniciador de conversación preguntando:

«¿Qué piensas de esto?» o «¿Qué crees que esa persona debería haber hecho?» Esto podría llevar a preguntas como: «¿Alguna vez has visto que esto suceda?» o «¿Alguna vez has experimentado esto?»

Habla sobre cualquier experiencia que tu u otro miembro de tu familia haya tenido a esa edad. Hazle saber que no está solo y que puede confiar en ti o busca alguien cercano de confianza que pueda ayudar con la situación.

lidiar con el bullying

Los pasos acertados

La confianza que tu hijo deposite en ti es un gran paso para enfrentar la situación, pues es frecuente encontrar que los niños son reacios a expresar este tipo de situaciones porque sienten vergüenza o quizá temen a una reacción agresiva por parte del padre y aunque no lo creas a menudo sienten que decepcionan a sus padres.

Es posible que los niños se sientan culpables, pues creen que si se vieran o actuaran de manera diferente no estaría sucediendo.

Por esto, los padres debemos identificar estas preocupaciones de los niños:

  • A veces tienen miedo de que si el acosador descubre que se lo dijeron, empeorará.
  • A otros les preocupa que sus padres no les crean ni hagan nada al respecto.
  • O los niños se preocupan de que sus padres los instarán a defenderse cuando tienen miedo.

niños bullying

Padres sabios

Las reacciones de los padres son fundamentales en el proceso, entonces:

  • Elogia a tu hijo por hacer lo correcto al hablarle al respecto.
  • Recuérdale que él o ella no está solo: muchas personas son intimidadas en algún momento.
  • Haz énfasis en que es el acosador el que se está portando mal, no tu hijo.
  • Asegúrale que juntos descubrirán qué hacer al respecto.
  • Informa a alguien en la escuela (el director, la enfermera de la escuela, un consejero o maestro) sobre la situación. A menudo están en condiciones de monitorear y tomar medidas para evitar más problemas.
  • Tómalo en serio si escuchas que el acoso escolar empeora si el acosador descubre que tu hijo lo contó o si hay amenazas de daño físico.
  • A veces es útil acercarse a los padres del acosador.

Pero en la mayoría de los casos, los maestros o consejeros son los mejores para contactar primero. Si has probado esos métodos y todavía quieres hablar con los padres del niño acosador, lo mejor es hacerlo en un contexto en el que un funcionario de la escuela, como un consejero, pueda mediar.

lidiar con el bullying

6 Consejos para niños

Los padres pueden ayudar a los niños a aprender cómo lidiar con la intimidación si sucede. Para algunos padres, puede ser tentador decirle a un niño que se defienda.

Después de todo, está enojado porque su hijo está sufriendo y tal vez le dijeron que «se defendiera» cuando era joven.

O quizás le preocupe que su hijo continúe sufriendo a manos del acosador y piense que defenderse es la única forma de poner a un acosador en su lugar.

Pero es importante aconsejar a los niños que no respondan a la intimidación peleando o intimidando.

Puede convertirse rápidamente en violencia, problemas y alguien que se lesiona. En cambio, es mejor alejarse de la situación, salir con otros y contarle a un adulto.

Aquí hay algunas otras estrategias para discutir con los niños que pueden ayudar a mejorar la situación y hacer que se sientan mejor:

  • Evita el acosador y usa el sistema de amigos: Use un baño diferente si hay un acosador cerca y no vaya a su casillero cuando no haya nadie cerca. Asegúrate de tener a alguien contigo para que no estés solo con el acosador.
  • Haz amigos: con un amigo en el autobús, en los pasillos o en el recreo, donde sea que esté el acosador. Ofrezca hacer lo mismo por un amigo.
  • Aguanta la ira: Es natural enojarse por el acosador, pero es precisamente esa la actitud que el acosador espera de su víctima. Esto los hace sentir más poderosos. Enséñale que practique no reaccionar llorando o viéndose rojo o molesto. Se necesita mucha práctica, pero es una habilidad útil para mantenerse alejado del radar de un acosador. A veces, a los niños les resulta útil practicar estrategias de «calmarse», como contar hasta 10, escribir sus palabras de enojo, respirar profundamente o alejarse.
  • Actúa valiente, aléjate e ignora al acosador. Con firmeza y claridad, dile al acosador que se detenga y luego aléjate. Practica formas de ignorar los comentarios hirientes, como actuar sin interés o enviar mensajes de texto a alguien en su teléfono celular. Al ignorar al acosador, estás demostrando que no te importa. Eventualmente, el acosador probablemente se aburrirá de tratar de molestarte.
  • Dile a un adulto. Los maestros, directores, padres y el personal del comedor en la escuela pueden ayudar a detener el acoso escolar.
  • Hablar al respecto. Habla con alguien de su confianza, como un consejero, maestro, hermano o amigo. Pueden ofrecer algunas sugerencias útiles, e incluso si no pueden solucionar la situación, puede ayudarlo a sentirse un poco menos solo.
lidiar con el bullying

padres hablan con sus hijos

Mejor hacer esto:

Lidiar con la intimidación puede erosionar la confianza de un niño. Para ayudar a restaurarlo:

  • Anima a tus hijos a pasar tiempo con amigos que tengan una influencia positiva. La participación en clubes, deportes u otras actividades agradables crea fortaleza y amistades.
  • Presta atención a las situaciones difíciles, pero alienta a tus hijos a que también cuenten las cosas buenas de su día y escucha con igual atención.
  • Asegúrate de que sepan que crees en ellos y que harás lo que puedas para abordar cualquier intimidación que ocurra.

Comparte, es muy importante que los niños sepan enfrentar estas situaciones.

Fuente

Loading...