-------------------------------------
15 cosas que puedes hacer para disfrutar de la soledad

15 cosas que puedes hacer para disfrutar de la soledad

- Por

Disfrutar de la soledad: Aunque somos naturalmente seres que necesitamos vivir en sociedad, para algunas personas es sencillo disfrutar de su soledad, sin embargo para otras no lo es tanto, cuesta mucho vivir con entusiasmo temporadas de soledad y ello conlleva a medidas desesperadas en búsqueda de compañia.

Es necesario aprender a disfrutar de la soledad

Aprende hoy como la soledad puede convertirse en una inversión muy valiosa para tu vida. No es grave, ni mucho menos una razón para dejar entrar a tu vida a cualquier persona por cualquier comentario de personas cercanas que juzan tu soledad como algo reprochable. Recuerda estar solo no es lo mismo que sentirse solo

Antes de adentrarnos en las diferentes formas de encontrar la felicidad en estar solo, es importante desenredar estos dos conceptos: estar solo y estar solo. Si bien hay cierta superposición entre ellos, son conceptos completamente diferentes.

Quizás eres una persona que disfruta absolutamente de la soledad. No eres antisocial, sin amigos ni sin amor. Estás bastante contento con el tiempo a solas. De hecho, lo esperas con ansias. Eso es simplemente estar solo, no sentirse solo.

¿Cómo disfrutar de la soledad?

1. Evita a toda costa las comparaciones

Es más fácil decirlo que hacerlo, pero trata de evitar comparar tu vida social con la de cualquier otra persona. No es la cantidad de amigos que tienes o la frecuencia de tus salidas sociales lo que importa. Es lo que funciona para ti.

Recuerda, realmente no tienes forma de saber si alguien con un grupo de amigos y un calendario social repleto es realmente feliz.

2. Aléjate de las redes sociales

Las redes sociales no son intrínsecamente malas o problemáticas, pero si desplazarse por sus feeds lo hace sentir excluido y estresado, retroceda unos pasos. Ese feed no cuenta toda la historia. Ni por asomo.

No tienes idea de si esas personas son realmente felices o simplemente dan la impresión de que lo son. De cualquier manera, no es un reflejo de ti. Entonces, respire hondo y póngalo en perspectiva.

Realice una prueba y prohíba su acceso a las redes sociales durante 48 horas. Si eso marca la diferencia, intente darse un límite diario de 10 a 15 minutos y cúmplalo.

Disfrutar de la soledad

3. Celular en modo avión

La próxima vez que estés solo, apague el teléfono y guárdelo durante una hora. Aprovecha este tiempo para volver a conectarte contigo mismo y explorar cómo se siente estar realmente solo.

¿No estás seguro de cómo pasar el tiempo? Tome un bolígrafo y una libreta y anote las cosas que podría disfrutar hacer la próxima vez que se encuentre solo.

4. Reserve tiempo para dejar que tu mente divague

¿La idea de no hacer absolutamente nada te inquieta? Probablemente sea porque ha pasado mucho tiempo desde que te permitiste ser.

Experimente configurando un temporizador durante 5 minutos. Eso es.

Cinco minutos sin:

  • televisión
  • música
  • Internet
  • podcasts
  • libros

Encuentre un lugar cómodo para sentarse o acostarse. Cierre los ojos, oscurezca la habitación o mire por la ventana si lo prefiere. Si eso es demasiado sedentario, intente una tarea repetitiva, como tejer, botar una pelota de baloncesto o lavar los platos.

Deje que su mente divague, divague verdaderamente, y vea a dónde lo lleva. No se desanime si no lo lleva muy lejos al principio. Con el tiempo, tu mente se acostumbrará a esta nueva libertad.

5. Reserva una cita para ti mismo

Pueden parecer un cliché, pero las citas con uno mismo pueden ser una herramienta poderosa para aprender a ser feliz solo.

¿No estás seguro de qué hacer? Imagina que estás tratando de impresionar a una cita real y mostrarle un buen momento. ¿A dónde los llevarías? ¿Qué le gustaría que vieran o experimentaran?

Ahora, tómate esa fecha. Puede parecer un poco extraño al principio, pero lo más probable es que veas al menos a algunas otras personas cenando solas o comprando una entrada para el cine para uno.

Si el dinero es un problema, no tiene que ir a lo grande. Pero recuerde también que es mucho más barato pagar por uno que por dos.

¿Todavía suena demasiado abrumador? Empiece poco a poco sentándose en una cafetería durante solo 10 minutos. Sea observador y sumérjase en su entorno. Una vez que te sientas cómodo con eso, salir solo ya no parecerá tan inusual.

6. Ponte en forma

El ejercicio ayuda a liberar endorfinas, esos neurotransmisores en tu cerebro que pueden hacerte sentir más feliz.

Si es nuevo en el ejercicio, comience con solo unos minutos al día, incluso si solo se trata de estiramientos matutinos . Aumente su actividad en uno o dos minutos cada día. A medida que gane confianza, pruebe el entrenamiento con pesas , los aeróbicos o los deportes .

Además, si aún no se siente cómodo por salir por su cuenta, ir al gimnasio solo puede ser un excelente punto de partida.

7. Apóyese en las ventajas de estar solo

A algunas personas les resulta especialmente difícil ser felices viviendo solas. Claro, puede ser un poco silencioso y no hay nadie allí para escucharlo desahogarse después del trabajo o recordarle que apague la estufa.

Pero vivir solo también tiene sus ventajas (pasar la aspiradora desnudo, ¿alguien?). Intenta aprovechar el espacio físico y mental que conlleva vivir solo:

  • Ocupa todo el espacio. Pase el día ocupando toda la cocina para preparar una comida sabrosa que pueda comer durante la próxima semana.
  • Extendido. ¿Estás intentando volver a un antiguo pasatiempo? Obtenga todos sus materiales y extiéndalos por el piso y decida qué desea usar para su próximo proyecto. ¿No has terminado de decidir en un solo día? No hay problema. Déjelo hasta que termine, incluso si es dentro de una semana.
  • Haz una fiesta de baile. Este es bastante autoexplicativo. Ponga su música favorita y, si los vecinos lo permiten, póngala en marcha. Baila como si nadie te estuviera mirando, porque, bueno … no lo están.

8. Reconoce las cosas por las que te sientes agradecido

Las investigaciones muestran que el agradecimiento puede aumentar los sentimientos de felicidad y esperanza.

Es fácil dar las cosas por sentado a medida que avanza el día. Dedica un tiempo a reflexionar sobre las cosas por las que estás agradecido.

No tienen que ser cosas espectaculares y alucinantes. Pueden ser tan simples como esa primera taza de java en la mañana o una canción que tocas una y otra vez porque calma tus nervios.

Haga una lista, mental o física, de las cosas de su vida que aprecia. La próxima vez que esté solo y se sienta deprimido, saque esta lista para recordar todo lo que tiene a su favor.

Disfrutar de la soledad

9. Date un respiro

La autorreflexión es algo bueno. El auto-juicio severo no lo es. Corroe tu confianza en ti mismo y tu felicidad. Cuando ese crítico interno negativo venga a llamar, gire hacia esa voz más positiva que reside en su cabeza (usted sabe que está ahí en alguna parte).

No se juzgue a sí mismo con más dureza de lo que juzgaría a cualquier otra persona. Todos cometemos errores, así que no sigas castigándote por ellos. Recuerde las muchas buenas cualidades que posee.

10. Agita tu rutina

Incluso una rutina que funciona bien puede eventualmente transformarse en una rutina, dejándote sin inspiración. Piense en su rutina diaria y su entorno inmediato. ¿Qué sigue funcionando para ti y qué se vuelve aburrido?

Si no está seguro, pruebe. Refresque las cosas. Reorganiza tus muebles o pinta una pared. Empiece a cultivar un huerto, limpie y despeje, o busque una nueva cafetería. Vea si hay algo que pueda cambiar para salir de esa rutina.

11. Fortalezca sus habilidades de afrontamiento

La vida tiene sus factores estresantes y suceden cosas malas. No tiene sentido ignorar esta realidad. ¿Pero recuerdas esa vez que sucedió algo malo y descubriste cómo lidiar con eso? Esa es una habilidad que vale la pena seguir desarrollando.

Considere cómo se las arregló entonces y por qué funcionó. Piense en cómo puede usar esa misma mentalidad para hacer frente a los eventos que están sucediendo ahora. Este también es un buen momento para darse algo de crédito. Probablemente seas mucho más fuerte y resistente de lo que crees.

12. Fomentar las relaciones

A medida que se sienta más cómodo estando solo, es posible que pase menos tiempo socializando. No hay nada de malo en eso, pero las conexiones sociales cercanas siguen siendo importantes.

Haga arreglos para visitar a alguien de su familia, un amigo o salga con el equipo después del trabajo. Llame a alguien de quien no haya tenido noticias en mucho tiempo y tenga una conversación significativa.

13. Practica el perdón

¿Qué tiene que ver el perdón con tu felicidad? Mucho, como resulta. Entre otros beneficios para la salud, el acto de perdonar puede reducir el estrés, la ansiedad y la depresión.

Se trata menos de hacer que la otra persona se sienta mejor que de hacerte sentir mejor a ti mismo. Sí, eso significa escribir una carta perdonando a alguien que te ha lastimado sin enviarla realmente cuenta.

El perdón puede quitarle una carga a la mente. Mientras lo hace, no olvide perdonarse a sí mismo también.

14. Cuida tu salud

La salud emocional puede afectar la salud física y viceversa. Cuidar su salud física puede ayudarlo a aumentar su felicidad general. Además, es una buena forma de fomentar una buena relación contigo mismo.

Haga que comer una dieta equilibrada , hacer ejercicio con regularidad y dormir lo suficiente sea parte de lo que hace con su tiempo a solas. Asegúrese de hacerse un examen físico anual y consulte a su médico para controlar cualquier condición de salud preexistente.

15.Haz planes para el futuro

¿Dónde quieres estar en 5 años o en 10 años, tanto personal como profesionalmente? ¿Qué necesita hacer para lograr esos objetivos? Escribir esto puede ser útil para orientar sus decisiones.

Revise este ejercicio anualmente para ver si está bien encaminado o si se deben revisar los objetivos. Tener planes para mañana puede ayudarlo a sentirse más esperanzado y optimista hoy.

Fuente