------------------------------------- --------------------------------------------------------------- POPUP MAIL CHIMP
Las 7 etapas de un amor no correspondido ¡Debes superarlo!

Las 7 etapas de un amor no correspondido ¡Debes superarlo!

- Por

Todos hemos pasado por un amor no correspondido, y seguramente nos sentiremos identificados con estas etapas del duelo amoroso que todos hemos sentido.

En SOY CURIOSO, queremos cuidar también tu salud emocional.

Las 7 etapas de un amor no correspondido para terminar el ciclo

amor no correspondido

¿Alguna ves te has enamorado de alguien que no puedes tener? Todos hemos pasado por el martirio de un amor no correspondido. 

Hoy conoceremos las diferentes etapas de esta situación emocional que suele ser tan tortuosa y dolorosa.

1. Realización

De repente, te golpea como nada que hayas sentido antes. Oh, mierda, realmente te gusta. A menudo es alguien a quien conoces desde hace mucho tiempo, incluso un amigo, un compañero de trabajo, y de repente no puedes quitártelo de la cabeza.

Es como si fueras una persona totalmente diferente, y cada interacción que hayas tenido, la pones en consideración, como si hubiera habido algún tipo de significado oculto en ella. Intentas sacá[email protected] de la cabeza, pero allí está todas las mañanas, te persigue y te hace feliz en igual medida.

despecho

2. Pesando las posibilidades

Quizás deberías decir algo. ¿Deberías decir algo? ¿Cómo lo harías? ¿Se emborracharían los dos y de repente algo pasaría? Incluso si pudieras obtener suficiente coraje líquido para hacer un movimiento, ¿cómo sería realmente?

Tienes conversaciones enteras contigo mismo en la ducha, tratando de planear la manera perfecta para hacerle saber que estás totalmente [email protected] … pero todo lo que se te ocurre suena loco.

Cuando llegue el momento, como si hubiera alguna duda, te acobardarás totalmente. En el momento en que un beso un poco borracho habría tenido sentido, no lo hiciste. Cuando por fin estuvieron solos y pudieron haber dicho algo, se contuvieron.

Erraste por el lado de la precaución, y ahora estás de vuelta donde empezaste, en total silencio.

pensativa

3. Obsesión

Piensas en esa persona día y noche. Has acechado todos los lugares posibles en línea donde ha escrito algo o publicado una foto.

Estás más allá del punto de un enamoramiento, [email protected] quieres y [email protected] quieres aún más porque ahora sabes que no puedes [email protected]

obsesión

4. Negación

¡Así que finges que no te gusta en absoluto! «Jaja, por supuesto que nunca me gustaste!» «¿Cómo puedes ser tan tonto?»

En realidad, revisa las listas en su cabeza de todas las razones por las que no es una buena idea que te guste, y cómo nunca podría suceder nada por que son realmente polos opuestos.

Con todo el tiempo que pasas tratando de convencerte de que no te gusta, en realidad terminas enamorándote más, solo porque sabes que si realmente no fueran importantes para ti, nunca tendrías que pensar en eso.

5. Resignación

Aceptas que te gustan y que no hay nada que puedas hacer. Simplemente permaneces en perpetuo estado de deseo y te acostumbras.

Es como un dolor muscular que no desaparece del todo, y algo se siente un poco mal en todo momento, pero sabes lo que es, así que simplemente lo aceptas.

Hay una voz detrás de tu cabeza sobre cuánto te gusta, pero cada vez es más fácil ignorarlo para que puedas continuar con tu día.

resignación

6. Aceptas la derrota

Lo dejas ir, porque sabes que ya no hay nada que realmente te mantenga involucrado. Y no es solo que te despiertes un día y digas «ya no quiero a esta persona», sino que se te escapa lentamente poco a poco y comienzas a despertarte sin pensar en ellos a primera hora de la mañana.

Todo tu cuerpo te permite olvidar, poco a poco.

amor no correspondido

7. Recuerdos ocasionales

Los meses pueden pasar, incluso años, y todo parecerá que está bien nuevamente. Y entonces, de repente, surgirá algo que te hará recordarlos de una manera en la que no te has permitido entrar para siempre.

Recordarás exactamente cómo se sintió soñar con ellos, los detalles de la noche en que casi se besaron, la interminable forma en que hablaría de ellos con sus pocos amigos de confianza.

Y no es una sensación completamente desagradable, es solo una pura nostalgia. Me duele recordarlos, sobre todo porque hay muy poco de ellos para recordar.

nostalgia

Loading...