Es tiempo de desmentir estos 4 mitos sobre la disciplina infantil antes de que sea demasiado tarde

Es tiempo de desmentir estos 4 mitos sobre la disciplina infantil antes de que sea demasiado tarde

- Por

La crianza de nuestro hijos es una ardua labor, un aprendizaje continuo. Hoy quiero revelarte algunos mitos sobre la disciplina infantil que han afectado la forma en que los padres se relacionan con sus hijos, causando mucho daño en el proceso.

En SOY CURIOSO le apostamos a la familia, a una crianza sana y feliz.

Es tiempo de desmentir estos 4 mitos sobre la disciplina infantil antes de que sea demasiado tarde

mitos sobre la disciplina infantil

Fuente

A lo largo de la historia se han postulado muchas estrategias y métodos de crianza para los niños; la disciplina o el control de los hijos siempre ha sido una preocupación para los padres.

Esto ha contribuido a la creencia de muchos mitos sobre la disciplina infantil, mitos sin fundamento que, a la larga, han hecho más mal que bien.

Afortunadamente la experiencia y los estudios pedagógicos de crianza nos han revelado estas falencias y hoy queremos desmentir estos mitos uno por uno.

Estos son los 4 mitos sobre la disciplina infantil que debes erradicar de tu vida

1. Debes ser un padre estricto para tener niños bien educados

La idea de que la única manera de criar bien a tus hijos es ser completamente estricto con ellos, es una idea que, tristemente, muchos han creído.

La realidad es que éste comportamiento no anima a los niños a desarrollar empatía; cosa que puede venirse en contra de los padres cuando los niños estén más grandes.

Tener padres confiables, a los que respetas mas no temes; es lo más sano para nuestros hijos. La explicación de las normas, el acompañamiento y redireccionamiento son las mejores estrategias para que nuestros niños aprendan lo que es correcto y lo que no, con su razón e inteligencia, no basados en el miedo.

Nada iguala a ese sentimiento que nace cuando tu [email protected] confía plenamente en que lo amas y quieres lo mejor para él.

mitos sobre la disciplina infantil

Fuente

2. Los padres nunca dicen sí

mitos sobre la disciplina infantil

Fuente

Otro de los mitos sobre la disciplina infantil que ha causado un gran distanciamiento entre padres e hijos, es la creencia de que un padre siempre dará un NO como respuesta a sus hijos.

Lo cierto es que hay momentos en que decir sí es una estrategia completamente razonable para evitar conflictos innecesarios.

Como padres, la principal preocupación debe ser la salud y seguridad de los hijos. Por supuesto que muchas veces los padres deben negarse ante las peticiones de los niños, pero también pueden decirle que sí, siempre y cuando ésta respuesta lleve a un acuerdo que sea seguro para el niño.

La idea es llegar a un acuerdo sabiamente, de esta manera logramos proteger a nuestros niños, sin que nos vean como si fuéramos del bando contrario.

Por ejemplo: Tu hijo quiere salir a montar su bicicleta pero aún no ha terminado sus deberes. La respuesta inmediata no debe ser un “No”, llegar a un acuerdo que tome en cuenta los sentimientos del niño es mucho más sano para su desarrollo emocional. “Si terminas tus deberes, podrás ir a montar bicicleta”.

Esta respuesta le enseñará a tu [email protected] a establecer prioridades y ser responsable. Tener una meta que lo motive a cumplir con sus responsabilidades.

3. Debes gritar para llamar su atención

Muchos tienen la creencia errónea de que deben gritarle a un niño para llamar su atención; muchos hemos caído en este error en algún momento de presión y frustración. Es uno de los mitos sobre la disciplina infantil que más daño hace a la relación con nuestros [email protected]

Hoy es momento de cambiar la estrategia, la mejor forma de interrumpir el comportamiento de un niño es acercarse a él en calma y silencio. Tendrás su atención de inmediato, y estará dispuesto a escuchar.

Tu [email protected] reflejará el mismo estado de ánimo con el que tú te dirijas a él. Los expertos recomiendan que la calma sea el principal objetivo de los padres a la hora de relacionarse con sus hijos. La ira y la frustración solamente iniciarán un círculo interminable en el que ambas partes serán miserables.

No dejes que la ira se adueñe de ti, un abrazo siempre será la mejor arma para calmarte y recordar cuánto los amas sin importar absolutamente nada.

mitos sobre la disciplina infantil

Fuente

4. Un padre jamás negocia con su hijo

Esta es otra mentira que hemos creído y aplicado por mucho tiempo. No somos dioses en la vida de nuestros hijos, no somos jueces implacables de cada uno de sus actos.

Somos padres: cuidadores, protectores, proveedores. Somos los seres de quienes aprenderán el amor, la paciencia, la bondad, la sabiduría; su mayor ejemplo a seguir.

Entonces pensemos, ¿Soy yo lo que quiero que mi [email protected] sea?

Cómo padres debemos tomar en cuenta la opinión y los sentimientos de nuestros hijos; demostrarles que son valiosos, inteligentes e importantes. Su opinión cuenta y deben saberlo, de esta forma crecerán siendo personas seguras de sí mismas, de su criterio y de las decisiones que toman.

mitos sobre la disciplina infantil

Fuente

Para terminar, quiero decirte que comprendo, ser padre no es una labor fácil; lo sé por experiencia. Soñamos tantas cosas, queremos darles lo mejor y la vida no es sencilla: es dura, cruel y va cuesta arriba. No dejemos que las dificultades del camino nos distraigan de ese regalo tan valioso que son ellos; no dejemos que nuestra frustración y los problemas que enfrentamos los dañen.

Es cierto que no vinimos con un instructivo para ser padres, cada día es un aprendizaje, pero lo más importante y quizás lo único que nos puede mantener cuerdos es el AMOR. Ese amor por el que debemos decidir todos los días, ese amor que nos derritió el corazón al tenerlos en nuestros brazos por primera vez, esa conexión cuando sentimos su primera patadita dentro de nuestro vientre, esa luz que refleja su sonrisa, la confianza de sus abrazos y la dulzura de sus palabras.

No te pierdas nada de esto, no dejes que nada lo opaque. En los momentos de rabia, respira, aléjate por un segundo y recuerda lo importantes que son para ti, cuán irremplazables son en tu vida y regresa con todo tu amor para instruirlos en el camino correcto, con paciencia, sabiduría y bondad.

¡Ánimo! Puedes hacerlo, tienes todo lo necesario para ser un gran padre.

Comparte con todos tus amigos estos mitos sobre la disciplina infantil que debemos erradicar hoy mismo y comenta tu opinión.

Cargando...