Una guía completa para tener suculentas y no morir en el intento. Hecha para principiantes

Una guía completa para tener suculentas y no morir en el intento. Hecha para principiantes

- Por

Las suculentas se van convirtiendo poco a poco en las favorita de los jardines en los hogares de muchas personas, esta guía completa para tener suculentas te ayudará a comenzar esta aventura de verlas crecer y darle a cualquier espacio este toque único que solamente estas exóticas plantas saben dar.

En SOY CURIOSO te guiamos en tus proyectos.

Una guía completa para tener suculentas y no morir en el intento. Hecha para principiantes

guía completa para tener suculentas

Fuente

Las plantas crasas y las suculentas son plantas hermosas que requieren pocos cuidados; lo único que se debe hacer es conocer los cuidados necesarios que mantendrán hermoso tu jardín de suculentas.

Otro beneficio es que estas plantas suelen ocupar poco espacio aunque, según la especie, si se transplantan cada cierto tiempo pueden llegar a crecer lo suficiente para caber en una maseta mediana.

Y a ti, ¿Te gustan las suculentas? ¿Quieres aprender a cuidarlas? esta guía completa para tener suculentas es increíble para que veas resultados en tu jardín y todos tus espacios con estas hermosas plantas que nos gustan tanto.

guía completa para tener suculentas

Fuente

Tipos de suculentas y cuidados básicos

En esta guía completa para tener suculentas lo primero que tendremos en cuenta es resaltar que las suculentas necesitan poca agua, un suelo pobre con un buen drenaje y mucha luz natural; sin olvidar que la luz solar directa no es buena para ellas.

Las suculentas tienen la capacidad de retener mucha agua en su interior, por esto, es necesario ser cuidadosos con el riego y los fuertes rayos solares, además de las temperaturas demasiado frías.

Antes de ahondar un poco más en los cuidados básicos que las suculentas necesitan, conoceremos cuáles son los tipos diferentes de suculentas que podemos tener en casa. Las plantas crasas son un tipo muy conocido de suculentas, además de ser muy sencillas de cuidar.

Las suculentas se caracterizan por su amplia variedad y belleza: tienen formas, tamaños, colores y flores diferentes y encantadoras; le dan un toque mágico a cada lugar, convirtiendo tus espacios en lugares acogedores, hogareños, naturales y sencillos.

Y es precisamente por su inmensa variedad y belleza, que podría ser difícil escoger la tuya, hoy te presentamos los principales tipos de suculentas:

Agavaceae

Resultado de imagen para suculentas agavaceae

Fuente

Aizoaceae

guía completa para tener suculentas

Fuente

Apocynaceae

guía completa para tener suculentas

Fuente

Asphodelaceae

guía completa para tener suculentas

Fuente

Cactaceae

guía completa para tener suculentas

Fuente

Crassulaceae

guía completa para tener suculentas

Fuente

Didiereaceae

guía completa para tener suculentas

Fuente

Euphorbiaceae

guía completa para tener suculentas

Fuente

Portulacaceae

guía completa para tener suculentas

Fuente

Con estos ejemplos será más sencillo escoger la variedad de suculentas que quieres tener en casa, cómo ves son hermosas variedades que servirán para decorar a la perfección cualquier ambiente.

Ahora nos adentraremos en el tema de los cuidados básicos que necesitan nuestras suculentas, para que crezcan sanas y hermosas.

1. Cómo regar tus suculentas en casa

Este es uno de los primeros interrogantes que tenemos a la hora de cuidar nuestras suculentas; y con toda razón, ya que el riego es uno de los puntos más importantes dentro de los cuidados de las suculentas.

Una de las características de las suculentas, cómo ya lo mencionamos antes, es que tiene la capacidad de almacenar una buena cantidad de agua en su interior, esto les permite sobrevivir a periodos arduos de sequía y climas calurosos en extremo. Las suculentas almacenan el agua a través de las hojas o los tallos y reducen su transpiración para así retener mejor el agua.

Ahora bien, que tengan esta capacidad de retener agua no significa que no necesiten riego, las suculentas recogen el agua por medio de sus raíces a través de la tierra, y también del ambiente a través de sus hojas.

Es precisamente esa particularidad que tienen en sus hojas, es la que permite que muchas de estas especies sean aéreas, es decir, que crezcan suspendidas en el aire o en lugares con poca tierra.

guía completa para tener suculentas

Fuente

Debemos tener en cuenta no excedernos en el riego de estas plantas, ya que tienen tanta facilidad para almacenar el agua, si las regamos demasiado corremos el riesgo de ahogarlas. El exceso de riego es la principal razón de que las suculentas no lleguen a buen término en los hogares. No podemos tratarlas como a las otras plantas. Las suculentas son una especie única y extraordinaria, vamos a regarlas sólo cuando el sustrato (la tierra de la maceta) esté completamente seco.

Entonces, tanto los cactus, como las suculentas requieren un riego con poca agua. En los meses de verano se pueden regar una vez a la semana, el resto del año, cuando el clima es frío, es importante reducir la frecuencia de riego, una vez cada quince días estará perfecto.

guía completa para tener suculentas

Fuente

2. Suelo o tierra adecuada para tus suculentas

Las suculentas crecen naturalmente en árboles y zonas rocosas, por esta razón, el sustrato que necesitan estas plantas debe ser mínimo, esto quiere decir que no es necesario usar una tierra muy rica en minerales. Lo ideal a la hora de plantar o trasplantar una suculenta es usar una mezcla de sustrato normal, es decir: tierra, sustrato para cactus, piedras porosas, trozos de troncos o arena.

guía completa para tener suculentas

Fuente

3. El drenaje es crucial para la sobrevivencia de nuestras suculentas

Toda planta requiere un buen sistema de drenaje para poder eliminar el exceso de agua. Si las suculentas no tienen un buen drenaje, las partes que absorben más agua se reblandecerían y terminarían pudriéndose.

Entonces, recordemos no excedernos en el riego y darle un buen sistema de drenaje a nuestras suculentas. Si vas a poner un plato debajo de la maceta para recoger el exceso de agua, debes vaciarlo al poco tiempo, de lo contrario la planta volverá a absorber el agua.

guía completa para tener suculentas

Fuente

4. La luz natural es nuestra mejor aliada

Las suculentas aman la luz natural, por el contrario, el sol directo les hace daño, sobre todo en las épocas de verano intenso, esto podría deshidratarlas, eliminando sus reservas de agua y finalmente morirían quemadas.

Por esta razón no debemos ponerlas en zonas en las que el sol les dé directamente, es mejor buscar una zona de sol y sombra, o de sombra total pero con luz natural. Claro que algunas especies soportan más el sol directo que otras, en este caso, debes averiguar si es el caso de tu planta al momento de comprarla.

Nuestra suculenta debe recibir: de 6 a 12 horas de luz natural y solamente de 2 a 4 horas de luz directa. Si ves que tus suculentas empiezan a tener las hojas rojizas, marrones y resecas es un síntoma de un exceso de luz solar. Para ayudarlas debes cambiarla a una zona más fresca de inmediato, dónde no le llegue la luz del sol directamente; también deberás podar las partes que se secaron completamente.

Si las hojas, por el contrario, se tornan pálidas, es una señal de que la planta necesita más luz solar. Entonces, solamente debes prestarle atención a tu suculenta, ella te dirá lo que necesita, observa detenidamente su proceso y lograrás que crezca sana y hermosa.

guía completa para tener suculentas

Fuente

5. Manteniendo nuestras suculentas en verano

Ahora bien, en nuestra guía completa para tener suculentas aprenderemos a cuidar de nuestras plantas en los meses de más calor, para esto debemos tener en cuenta las siguientes indicaciones:

  • Deben tener luz natural, no directa del sol, en ningún momento. Si tu suculenta está en el exterior, debes cuidar que esté siempre a la sombra.
  • El sustrato debe ser una mezcla de tierra, arena o tierra para cactus, con piedras porosas. Excepto las especies de suculentas aéreas que no necesitan sustrato o lo piden en muy poca cantidad. Las suculentas deben siempre tener un drenaje efectivo, la maceta debe contar con agujeros por los que expulsar el exceso de agua.
  • El riego debe hacerse con poca agua, una vez a la semana y agregar algo de humedad al ambiente con un atomizador, sin mojar directamente sus hojas.
  • En las épocas de calor es mejor tenerlas en el interior y cerca de una ventana, pero sin que reciban la luz del sol directamente.

guía completa para tener suculentas

Fuente

6. Cuidando de nuestras suculentas en invierno

Para finalizar esta guía completa para tener suculentas te dejamos estos consejos que te ayudarán a cuidarlas durante el invierno:

  • Necesitan luz natural y un poco de luz solar, siempre y cuando el sol no sea intenso.
  • Si la temperatura exterior no es demasiado fría, las suculentas pueden permanecer en el exterior. Ahora bien, si la temperatura baja demasiado, será mejor ponerlas en el interior y cerca a una ventana. Así como pueden quemarse con el sol directo, también pueden congelarse con el frío intenso.
  • En cuanto al riego, puede realizarse cada dos semanas, manteniendo la humedad ambiental, sin mojar directamente la planta.

guía completa para tener suculentas

Fuente

Espero que esta guía completa para tener suculentas en casa te haya sido de gran utilidad para empezar a cultivar tu jardín de suculentas en casa.

Seguiremos trayendo más información sobre este tema, la idea es seguir informándonos y aprender a mantener nuestras suculentas hermosas y saludables.

Comparte esta información con todos tus contactos y deja tus comentarios.

Cargando...