------------------------------------- --------------------------------------------------------------- POPUP MAIL CHIMP
Forma correcta de limpiar las orejas de un perro muy fácil

Forma correcta de limpiar las orejas de un perro muy fácil

- Por

Limpiar las orejas de un perro: ¿Sabías que un número considerable de pacientes llegan al veterinario con problemas de oído? Este órgano de nuestras mascotas es sumamente sensible, por eso hay que prestar especial atención a su cuidado debido a que múltiples factores podrían ocasionar daño. En este post nos hemos encargado de detallar cuál es la mejor manera para su limpieza ¡Sigue leyendo!

En SOY CURIOSO, salud para nuestros amados caninos

Limpiar las orejas de un perro: ¿Por dónde empezar? 

De nada sirve conocer la anatomía de la oreja canina si olvidas otros aspectos igual de importantes, como la frecuencia de la limpieza, los implementos a usar y las razones de todo eso. 

Comencemos por aclarar que estos animales no corren riesgo de romperse el tímpano durante la limpieza de sus oídos (esto no significa que debas hacerlo a la ligera). Desde el pabellón auricular a la membrana del tímpano hay un largo trecho de canal auditivo que se interpone entre ambos, así que la limpieza en ningún momento se vuelve peligrosa. 

Tu objetivo como buen amo es despejar el oído de toda la cerilla y la grasa de las glándulas sebáceas que pudieran haberse acumulado. Es importante resaltar que los perros que por naturaleza fisiológica tienen las orejas caídas y son muy peludos tienden a presentar problemas auditivos serios debido a la acumulación de cerumen. 

Cómo limpiar la orejas de un perro

La limpieza en esta área es totalmente necesaria debido a que cualquier cosa como arena, astillas, parásitos u otros cuerpos extraños pueden ser detonantes de una infección.

El primer indicativo de que hay suciedad allí es un leve olor que empieza a salir de la oreja o el perro empieza a mover la cabeza de lado a lado más o menos como una señal de negación. En caso de que la zona se note roja o inflamada, cambia la limpieza por una visita al veterinario, ya que puede ser una infección de oídos. 

Pasos para la limpieza de orejas canina

1. Reúne los utensilios

Si las orejas de tu can ya están apestosas y estás seguro de que necesita una limpieza, el primer paso es conseguir los implementos adecuados. En el mercado existen soluciones para esta labor, pero hay que tener cuidado con sus ingredientes, ya que pueden ser irritantes. 

También necesitarás una gasa, algodón y unos cuantos bocadillos para convencer a tu mascota de que se quede tranquilo. 

2. Aplicar el limpiador

Por lo general el limpiador viene con un envase aplicador, por lo que todo se vuelve sencillo. Sin embargo cuando agregues la sustancia en la oreja del perro no dejes que la punta haga contacto con la superficie y así se evite la contaminación del producto con bacterias. 

Con la punta de los dedos masajea de una forma suave la base de la oreja para ayudar al producto a desprender toda la suciedad. Tras 30 segundos de masajeo te retiras un momento y deja que el perro se sacuda. 

3 Retirar el producto 

Es normal que el perro quiera sacudir mucho la cabeza, deja que lo haga. Cuando termine, toma una gasa o bola de algodón y limpia el canal auditivo con suavidad sin llegar demasiado profundo. De acuerdo a la raza y el tamaño del perro podrás introducir el dedo hasta el primer nudillo pero no puedes llegar más allá de eso porque podrías lastimarlo. En caso tal de que parezca estar sufriendo detente de inmediato. 

Por último, recuerda que esta es un área demasiado sensible, por lo que hacer la limpieza con mucha frecuencia puede acarrear irritaciones. También es esencial escoger una solución de limpieza aprobada por los veterinarios, pues este es un producto que puede traer consigo consecuencias seriamente negativas. 

Loading...