------------------------------------- --------------------------------------------------------------- POPUP MAIL CHIMP
¿Se puede castigar a un perro para corregirlo?

¿Se puede castigar a un perro para corregirlo?

- Por

Castigar a un perro para corregirlo: En definitiva el castigo es parte fundamental en el entrenamiento de un perro, pues así como tenemos que premiarlo cada vez que hace algo bien también tenemos que hacerle saber cuándo no debe hacer cierta cosa en particular. No obstante, este es un tema delicado porque no se trata de hacer sufrir al animal de una forma absurda ni mucho menos causarle daño físico. 

En SOY CURIOSO, amamos a nuestros peludos

A continuación te enseñamos las maneras más efectivas de corregir a tu perro y poder así reforzar de forma positiva su entrenamiento, pero antes hablemos un poco más sobre el tema.

Castigar a un perro para corregirlo: Efectividad de los castigos

Imagina que estás comiendo con un compañero de trabajo que no tiene muy buenos modales en la mesa. Llega un punto en el que te estresa tanto lo que hace que te levantas y le das una bofetada. Aparte de que es una reacción demasiado violenta, probablemente la otra persona ni siquiera sabrá por qué lo hiciste, de hecho quizás se levante de la mesa y se retire sin entender nada mientras que tu mente cree que él ha comprendido tu disgusto. 

Lo mismo sucede con los animales. El hecho de que los lastimes físicamente no es garantía de que aprendan ninguna lección y quizás no establezcan una asociación entre tu golpe con algo que hicieron. Es decir que la violencia no es la alternativa que mejor resuelve el problema.

Castigar a un perro para corregirlo

Te estarás preguntando ¿entonces cuál es la forma correcta de corregirlo? y todo se reduce a la comprensión por parte del perro, pues de nada sirve “corregir” algo que ni siquiera él entiende. 

Cómo castigar a un perro

1. Demuestra exageradamente tu disgusto

Cuando el perro cometa algún acto desagradable o malo, debes exagerar en tu reacción de disgusto, pues por muy loco que parezca este animal tiene la inteligencia necesaria como para detectar tus emociones.

Sin embargo, no puedes simplemente dejarlo solo todo el día en casa, llegar en la noche, encontrar el sillón rasgado y empezar tu actuación porque no servirá de nada. Debes procurar que sea inmediatamente después que cometa su error, así él podrá asociarlo con ello. 

2. Privarlo de su juguete favorito

Castigar a un perro

Ya sea su pelota o cualquier cosa que le guste para jugar o mordisquear retíraselo de forma brusca, dile en tono fuerte “No” y vete sin prestarle atención, no debes mirarlo, sonreírle o hablarle. 

3. “¿Te das cuenta de lo que hiciste?” 

En las redes sociales abundan vídeos donde los amos graban las travesuras de sus perros y les dicen “¿te das cuenta de lo que hiciste?” y aunque parezca tierna su reacción la verdad es que ellos no entienden esta frase. 

Lo mejor es hablarles de forma contundente con una palabra corta, al mismo tiempo que señalamos lo que hicieron. Puedes emplear “¡No!”, “¡Ey!” o “¡Ah!” pero guárdalas especialmente para esos momentos de travesuras para que estos no se acostumbren a ellas y sepan que significan algo malo. 

4. Inventa una zona de castigos

Castigar a un perro

Una forma muy efectiva de corregirlo es inventarse una “zona de castigos” para enviarlo allí cada vez que haga algo malo. No se trata de encerrarlo en una jaula, eso sería muy cruel. Se trata de enviarlo a una esquina de la casa y dejarlo allí ignorándolo por un par de horas. 

Por último, no debes olvidar que la solución a los malos comportamientos del perro nunca es la violencia, son animales y al fin de cuentas no entenderá por qué le estás pegando. 

Loading...