Estos hermosos poemas de buenos días te darán un hermoso amanecer

Estos hermosos poemas de buenos días te darán un hermoso amanecer

- Por

Lo hermoso del lenguaje y de la literatura, entre muchas cosas, es que nos acompaña en cualquier momento. Un ejemplo son estos poemas de buenos días que podrían iluminar el día más gris.

En SOY CURIOSO, queremos alegrarte los días.

Maravillosos poemas de buenos días que te calentarán el alma

poemas de buenos días

Una vez alguien me dijo, que la labor de un poeta consistía en sacar lo más bello de las cosas. Que un poeta podía mostrarte un hermoso océano, cuando solamente ves un mar de tormentas; que puede dibujar un cielo infinito de colores, cuando sólo ves neblina.

Un poeta vive lo absurdo y doloroso de las cosas, lo siente, lo transforma y crea belleza. Y yo creo, que eso es lo que todos necesitamos.

Si crees que estas teniendo un día gris y oscuro. Si parece que las cosas no han empezado bien, no hay nada como una buena dosis de poesía y letras para cambiar las cosas. Para darle una nueva perspectiva a las cosas y llenar tu mundo de belleza, te traemos estos poemas de buenos días que tienen el potencial de cambiarte el día.

Con estos hermosos poemas de buenos días, puedes cambiar tu día o el de alguien más

1. Esta mañana – Anónimo

Una hermosa mañana como esta
Me dan ganas de un abrazo y un beso
Mi taza de café caliente
Me dan ganas de acurrucarme
Este cálido y tranquilo amanecer
Me recuerda a tus ojos encantadores
Todo lo de esta mañana
Me dan ganas de estar contigo

2. Como al despertar de los sueños – Caroline Norton

Las débiles formas flotan a la deriva,
Cuyas risas apenas oídas hacen
Nuestra oscuridad brillante como el día;
En vano nos esforzamos, llorando,
Sobre el rastro luminoso de sus espíritus,
(Donde escaparon mientras dormíamos)
¡Llamando a los que hemos querido!
Como las estrellas, algún poder los divide
De un mundo de ambición y dolor;
Están allí, pero los oculta el diario resplandor,
Y en vano los buscamos.
Por un rato con la tristeza moramos
Sobre la belleza de aquel sueño,
Entonces giramos, y saludamos con alegría
El brillo de la luz matutina.
Cuando el poder de la memoria retuerce
Nuestro corazón solitario en lágrimas,
Formas débiles alrededor nos traen
Aquellos diáfanos días antiguos:
Miradas cariñosas y susurros,
De los que el soñador podría alardear,
Creciendo; hasta que el hechizo sea roto,
¡Olvidarnos que se han ido!
Pero cuando la oscuridad retrocede
Como la noche pesada;
Y la paz es robada de nuestras almas,
Como el alba de un día estival:
Las dulces formas débiles que solían bendecir,
Parecen robarnos también;
Los amamos, pero la dicha del sol
Los ocultó de nuestra vista.
Podría el día resplandecer por siempre,
Y el poder de la Memoria cesar,
Este mundo, un mundo de luz sería,
Y Nuestro corazón un mundo de paz:
Pero los sueños dichosos vuelven con la noche,
Morando sobre el pasado,
Y cada pena que nubla nuestra luz,
Nos recuerda el último.

poemas de buenos días

3. Toma una sonrisa – Mahatma Gandhi

Toma una sonrisa,
regálala a quien nunca la ha tenido.
Toma un rayo de sol,
hazlo volar allá en donde reina la noche.
Descubre una fuente,
haz bañar a quien vive en el barro.
Toma una lágrima,
ponla en el rostro de quien nunca ha llorado.
Toma la valentía,
ponla en el ánimo de quien no sabe luchar.
Descubre la vida,
nárrala a quien no sabe entenderla.
Toma la esperanza,
y vive en su luz.
Toma la bondad,
y dónala a quien no sabe donar.
Descubre el “amor”,
y hazlo conocer al mundo.

4. Este es un nuevo día – Facundo Cabral

Esta es la canción que canto cada mañana al despertar,
Para agradecerle al Cielo,
La gentileza de un nuevo día,
Es decir de una nueva oportunidad.
Porque siempre se puede empezar de nuevo,
En una eternidad siempre se puede empezar de nuevo,
Y esto es tan cierto como que el paraíso no está perdido sino olvidado.

Este es un nuevo día,
Para empezar de nuevo,
Para buscar al ángel,
Que me crece los sueños.

Para cantar,
Para reír,
Para volver
A ser feliz

Todos nacemos con un ángel de la guarda,
Pero pocos lo conservamos,
Hay quien prefiere un psicoanalista.
Todos tenemos una conciencia,
Pero pocos la escuchamos,
Hay quien prefiere la televisión.

Todos somos ricos, es decir hijos de Dios,
Pero pocos lo sabemos,

Perdona hermano que yo no entienda que no seas feliz
en tan bello planeta,
que hayas hecho un cementerio de esta tierra,
que es una fiesta.

Tienes un corazón, un cerebro,
Un alma, un espíritu,
Entonces cómo puedes sentirte pobre y desdichado.

En este nuevo día,
Yo dejaré al espejo,
Y trataré de ser,
Por fin un hombre nuevo,

De cara al Sol,
Caminaré,
Y con la Luna,
Volaré.

Ahora mismo le puedes decir basta a la mujer que ya no te gusta,
Al hombre que ya no amas,
Al trabajo que odias,
A las cosas que te encadenan a la tarjeta de crédito,
A los noticieros que te envenenan desde la mañana y desde el helicóptero,
A los que quieren dirigir tu vida.

Ahora mismo le puedes decir basta al miedo que heredaste,
Porque la vida es aquí y ahora mismo,
Por eso:

Este es un nuevo día,
Para empezar de nuevo,
Para buscar al ángel,
Que nos crece los sueños.

Para cantar,
Para reír,
Para volver
A ser feliz

poemas de buenos días

5. Que cada nuevo día te traiga – Anónimo

Esperanza para el mañana, 
porque es la razón de nuestros esfuerzos. 
La paz de las cosas simples, 
pues son éstas
las que siempre están contigo. 
Recuerdos de los buenos momentos, 
porque son los que te recordarán 
que singular ha sido tu vida. 
El cariño de los que te rodean 
experiencias
de las cosas buenas de la vida: 
Felicidad de estar cumpliendo tus sueños, 
alegría de sentirte útil y la satisfacción
de saber que has tenido éxito. 
Expresiones de amor y bondad, 
sonrisas que te animen y amigos leales
y honestos. 
Paciencia y aceptación de los demás
por lo que son. 
Así encontrarás el bien en cada corazón. 
Fe en el prójimo y en poder compartir 
el milagro del amor y la intimidad. 
Y un arco iris después de la tormenta.

6. Despertar – Rafael Abril

Despierta…
Qué ya la mañana llegó con su candor
que el brillo del sol
entró por tu ventana
para despertarte, mi amor

Despierta…
que ya se fue la madrugada
bañada en tu calor
que ya el jilguero del alba
viene a cantarte una canción
Que la flor del alhelí
también te quiere
cantar a ti

Despierta…
que el acorde de las guitarras
quieren darte una serenata
de amor
Que ya tu dulce boca
espera el calor
de un nuevo fulgor
Que ya llega el día
danzando en tu melodía
Despierta…
que las campanas de la oración
repicaron en tu corazón
Que la cascada
que nace en la verde montaña
bañara tu cuerpo
en el espejo cálido
de mis mañanas
que tu dulce figura
tiene detenida la mañana
Que la luz de tus ojos
me quitan la melancolía
para irnos en las alas de la travesía
para llegar al río…
y darte un beso,de los buenos días
que las estrellas se escondieron
para que brille tu luz
como un sol…
Despierta…
que ya tus sueños
son la semilla y el
cantar de las alegrías
y en tus suspiros ya vuelan
los besos y las caricias
que serán el firmamento
de los nuevos días
Que en tu aliento…
ya florecieron las gardenias y
el lirio de los valles
y las aves vendrán a tus labios
a llevarse el néctar
de tus encantos y las fragancias
de los trigales.

poemas de buenos días

7. La esperanza – Elizabeth Chase

La esperanza no es fingir
que no existen los problemas.
Es la confianza
de saber que estos no son eternos,
que las heridas curarán
y las dificultades se superarán.
Es tener fe
es una fuente de fortaleza y renovación
en nuestro interior,
que nos guiará desde la oscuridad
hacia la luz.

8. Agradecer la vida – Carlos Balaguer

El secreto de la felicidad no está
en obtener lo que anhelamos,
sino en amar lo que tenemos.
No en lo que pedimos a la vida,
sino en lo que ésta nos otorga.
Es la dicha escondida de agradecer al mundo
todo lo simple y lo maravilloso que éste nos ha dado.
Reconocer lo grande y lo pequeño,
lo fugaz y lo perdurable.
No lo mucho, sino lo esencial.
No lo tanto, sino lo maravilloso.
Te sentirás pobre no por lo poco que tengas,
sino por lo mucho que esperes y exijas a la vida.
Entre más ambicionamos más pobres seremos,
pues no todas las cosas fueron hechas para uno.
La riqueza verdadera está en reconocer y valorar
lo poco y lo dulce que la existencia nos otorgue.
Agradece, por tanto, todos los instantes de tu vida.
Puedes poseerlo todo con la sabiduría del corazón.
La riqueza del humano está en lo que ama.
El mayor tesoro es el que está en nuestro corazón.
La fortuna de tus profundidades
nadie puede robarlas ni comprarlas.
Agradece la dicha de ver un amanecer,
pues un día ya no lo verás.
Da gracias al padre por el amor que encontraste,
pues mañana ya no lo tendrás.
El canto de las aves, el verdor de los montes,
la risa de un niño, la luz de los ojos amados.
Porque será lo único que te quede al final de los días.
Conoce la dicha de agradecer lo bello
que te dio el destino.

poemas de buenos días

9. Jamás renuncies a tus sueños – Susan Polis

Busca la dicha en la naturaleza
en lo bello de una montaña
en lo sereno del mar
Busca la dicha en la amistad
en el gozo de hacer cosas juntos
en el compartir y comprender
Busca la dicha en tu familia
en la estabilidad de saber
que a alguien le importas
en la fuerza del amor y la sinceridad.
Busca la dicha en ti mismo
en tu mente y tu cuerpo
en tus valores y tus logros.

10. Vive como una exclamación – John L. Mason

Vive como una exclamación
No como una explicación
La persona que siempre busca errores,
difícilmente encuentra otra cosa.
Cualquier persona quejumbrosa dirá que el éxito no es sino suerte.
Los niños nacen con optimismo y el mundo trata poco a poco de disuadirlos.
El hecho es que cuanto más te quejes, menos lograrás.
Una vida quejosa es un surco profundo.
La única diferencia entre el surco y la tumba es el tiempo.
Un espíritu de queja primero llama,
después es un invitado y al final es el amo.
Algunas personas siempre encuentran lo malo en cualquier situación.
¿Conoces a alguien así? ¿Cuántos quejumbrosos prósperos conoces?.
Las pequeñas cosas afectan sus pequeñas mentes.
Algunas personas están seguras de que pueden mover montañas
si algún otro les despeja las rocas del camino.
Algunas de las personas más desilusionadas
en este mundo son las que reciben lo que les corresponde.
La miseria quiere su compañía Los quejosos se atraen entre sí,
mientras que repelen a la gente positiva.
Cuando Dios se dispone a bendecirte no te envía personas quejumbrosas,
sino que te manda a los que están llenos de fe, poder y amor.
Cuando sientas deseos de quejarte, entrega tu situación a Dios.
No te quejes,
recuerda que la rueda que más chilla es siempre la que se cambia primero.
Si te quejas de otras personas, no tendrás tiempo para amarlas.
Vive como una exclamación, no como una explicación.

Espero que estos maravillosos poemas de buenos días hayan brindado un poco de luz y belleza a tu día. Si te sientes inspirado puedes intentar escribir el tuyo, te darás cuenta que es un ejercicio excelente para el corazón y la mente.

También comparte estas bellas letras con todos los que amas, para darles un buen inicio de día.

Tu valoración: ¿Qué te ha parecido el artículo?
Cargando...