Connect with us

¿Cómo aprenden a hablar los niños? Entiende y estimula la adquisición del lenguaje

Crianza

¿Cómo aprenden a hablar los niños? Entiende y estimula la adquisición del lenguaje

La adquisición del lenguaje es uno de los momentos más importantes en los procesos de aprendizaje y desarrollo de los niños, pues es a través de este es que ellos comienzan a exteriorizar todo su mundo interior y por medio del que realmente empezaremos a entender algunas de las necesidades profundas de nuestros hijos.

Si estas leyendo este articulo probablemente sientas que tu hijo tiene problemas con relación a la adquisición del lenguaje. O mejor aún eres un padre que se está adelantando un poco y consiguiendo alguna información relevante. Pues bien empecemos por establecer una escala de tiempo promedio.

Adquisición del lenguaje

Fuente

De 0 a 6 meses

Durante los primeros meses de vida el bebé solo se comunicará a través del llanto, es importante este momento pues una madre, padre o las personas más cercanas al bebé podrían llegar a notar diferentes llantos para diferentes necesidades. Posteriormente finalizando esta etapa el bebé comenzara el balbuceo y a emitir diversos sonidos dependiendo la situación y el estado de ánimo.

De 6 meses a 1 año

Al principio de esta etapa el bebe comenzará a realizar sonidos un poco más claros, incluso podría emocionar a todos diciendo mamá o papá, o comenzará repentinamente a realizar pequeños monólogos muy parecidos a un alegato real en un raro idioma. Al finalizar esta etapa el bebé ya entiende varias ordenes y palabras y su vocabulario puede contener entre 3 y 5 palabras o sonidos.

De 1 a 2 años

En esta etapa el niño ya entiende la muchísimas de las palabras y frases que escucha cotidianamente. Su vocabulario puede o no aumentar, pero comienza a dotar sus palabras con emociones. Por ejemplo con la palabra mamá, empezará a preguntar señalando con el dedo y diciendo ¿mamá? o a emocionarse al usar la expresión ¡mamá! También puede realizar pequeñas frases de dos o tres palabras.

De 2 a 4 años

En esta etapa el niño entiende la mayoría de las palabras por lo menos las de uso cotidiano en su entorno. Durante este periodo el niño empieza a elaborar frases cada vez más extensas y complejas, es normal durante este periodo que el niño tenga una o varias palabras que parecen ser sus favoritas. Este periodo también se caracteriza por preguntar por todo y querer conocer todo.

Mi hijo aún no hace esas cosas ¿Está mal?

Debes entender primero que cuando hablamos de promedio quiere decir que algunos niños lo hacen antes de ese momento y otros niños lo hacen después, todo depende de una combinación de diversos factores, principalmente el genético, fisiológico, emocional y de medio ambiente. Primero asegúrate de que en realidad haya un problema, por ejemplo si tu hijo de 2 años solo sabe dos palabras no necesariamente hay un problema con el niño si no con la manera en que usa el lenguaje, pues si esas dos palabras solucionan toda su necesidad de comunicación, porque los que estamos a su alrededor respondemos a estas como si fueran el equivalente a cualquier palabra no es de extrañar que el niño pierda el interés en pronunciar otras palabras aunque las entienda y sepa que significan. Lo anterior aplica para todas la etapas, pues el habla es una cuestión como casi todo, de necesidad y motivación.

En todo caso cuando el niño tenga una revisión de rutina coméntalo con el médico para descartar algún problema fisiológico.

¿Cómo puedo ayudar?

Teniendo en cuenta que el lenguaje se da en los niños de manera natural a través del medio ambiente y la sociedad, es poco y a la vez mucho lo que podemos hacer para incentivarlo.

Los padres y las figuras cuidadoras son los que administran el mundo del niño y su contacto con el medio ambiente, por ende es a través de estos principalmente que adquiere el lenguaje, es decir imitandolos y tratando de interactuar con ellos. Por eso es importante, hablarle mucho al bebé mirándolo fijamente y gesticulando expresivamente, y también darle espacio para que trate de contestar, enseñarle las palabras claramente y cómo se relacionan con los objetos. Además tener paciencia y no burlarse de sus errores y mucho menos celebrarlos. De igual modo debes dejar que haga un buen esfuerzo sin presionarlo, es decir si pronuncia mal una palabra o no es la palabra correcta lo corriges y sigues el juego o el diálogo no te quedes pidiendo que repita bien la palabra.

Cantar mucho, leer muchos cuentos y hablar bastante al niño es de suma importancia, explícale todo lo que puedas con lujo de detalles aunque pienses que no entiende mucho, te sorprenderás con sus avances y particulares conclusiones.

 

 

 

 

 

 

Continue Reading
Advertisement
Loading...

Eterna aprendiz de la filología, enamorada de la literatura y el lenguaje. Me encanta aprender y compartir lo que aprendo. Creo que a través de las palabras podemos cambiar el mundo.

Más de Crianza

Loading...
To Top