10 parafilias navideñas que no creerás que existen

Por Karla Arango Cultura Pop 252 Visitas
Enviar

Primero, y como es la norma al hablar de estos temas definamos parafilia:

Parafilia

Una parafilia es un patrón de comportamiento durante el acto sexual en que el individuo no obtiene bien sea el orgasmo o excitarse con el coito o copula, sino que fija su atención en otra cosa que puede bien pertenecer o no al acto sexual.

Teniendo claro lo que significa la expresión y sabiendo que no necesariamente es una enfermedad, veamos algunas parafilias que encuentran en la época navideña el espacio ideal para satisfacer sus extraños y bajos instintos.

10 parafilias navideñas que no creerás que existen

Fuente

1. Alorgasmia  + anastimafilia

La primera se refiere al obtener el placer sexual teniendo sexo con una persona pero imaginándose a otra, como un amor platónico. La segunda se refiere a la excitación exclusiva con personas obesas. Una perfecta combinación de estas da como resultado las perfectas grupis de Papa Noel. Ahora entiendes por que tu cuñado es un obeso.

2. Choreofilia

Esta parafilia se trata de aquellos quienes obtienen el placer sexual únicamente bailando, es decir frotando repetidamente su cuerpo contra otras personas. Ahora entiendes por que tu tío saca a bailar a toda la que se le atraviesa.

3. Dendrofilia

Esta se refiere a aquellas personas que obtienen el placer al frotarse con árboles. Imagínate las noches de pasión entre ese pobre árbol y el degenerado de tu primo. Este tipo de práctica es llevada a cabo en árboles naturales o sintéticos, aunque dice tu primo que prefiere la textura natural.

4. Dorafilia

Navidad es una época llena de animales, lo que es una buena noticia para un dorafílico, pues este obtiene su placer sexual frotando cualquier parte de su cuerpo contra pieles animales. La persona no piensa en penetración, exclusivamente en la textura del pelaje o plumaje. ¿Has notado que alguien de tu familia acaricia de más a las mascotas? Si es así dales un poco de privacidad, te lo agradecerán.

5. Hifefilia

Las festividades navideñas también suelen ser el paraíso para un hifefílico, pues en este tiempo las visitas vienen y van y en ese ir y venir se suelen perder algunos objetos especialmente la ropa interior. Esta parafilia se refiere a la excitación con objetos ajenos, normalmente objetos como ropa interior, ropa o utensilios de aseo personal. Quedas sobre aviso, cuida muy bien tu lencería.

6. Hipnofilia

Otro de los grandes amantes de las épocas navideñas es tu tío el hipnofílico, quien se desvive por llevarte a su casa, pero tranquilo, es inofensivo solo te observará morbosamente mientras duermes pues es así como obtiene su placer sexual un hipnofílico.

7. Knissofilia

Suena muy raro y lo es más aun, aunque se le abona lo inofensiva la knissofilia se refiere a aquellas personas que obtienen su placer sexual de oler incienso, sí, leíste bien incienso. Afortunadamente este es uno de los regalos de navidad y olores más comunes en esta época. Ya sabemos quien pasará unos días de perlas.

8. Oclofilia

Has notado que x persona se inclina muchísimo hacia los abrazos grupales, le encantan los tumultos y meterse donde prácticamente no cabe, cuidado puede ser un oclofilico y en este caso obtiene su placer sexual de las multitudes, no de frotarse si no de estar rodeado de muchísimas personas, digamos un concierto, o lo dicho, el famoso abrazo grupal.

9. Zoofilia

Dejamos esta para los últimos pues es bastante predecible, pero por favor mantén a tu primo lejos de los renos de juguete y mas aún del pavo o el marrano, las consecuencias podrían ser desastrozas.

10. Exofilia

Lo bizarro y fuera de lo común mandan la parada, por eso no te extrañes de que tu amigo el exofílico siga mandándote ese video en que unos duendes le hacen todo tipo de indescriptibles aberraciones a la pobre Mamá Noel.

 

 

Enviar
Discusión