Regionalismo, uno de los peores males del siglo XXI

Por Karla Arango Noticias 271 Visitas
Enviar

¿Sabes lo que es el regionalismo?  El regionalismo en el sentido en que se aborda aquí, es una forma de discriminación pura que establece como parámetro de exclusión el lugar de nacimiento o de residencia de las personas.

Regionalismo, uno de los peores males del siglo XXI

regionalismo

Fuente

Es fácil de entender si piensas en las fuertes manifestaciones de discriminación que se pueden dar por la nacionalidad de una persona. Por ejemplo, decir que todos los argentinos se creen superiores, que los colombianos son traficantes, y si se muda un chino cerca de casa sentir que nuestro gato corre peligro. Estas son fuertes formas de discriminación que se basan solo en el amor a lo propio, a lo viejo conocido y al miedo por lo nuevo y desconocido.

Esta peligrosa forma de discriminación se da principalmente por un fuerte arraigo a lo “propio”, pero mal entendido y mal proyectado. Este amor desmesurado por lo que creemos propio nos lleva a rechazar, e incluso a atacar, lo que no es como nosotros. Y es evidente que esto genera un tipo de violencia que puede llegar a ser muy dañina.

El regionalismo al ser una fuente de discriminación, está  estrechamente ligado a otras manifestaciones de esta índole, como lo es la discriminación racial o de culto. Estos factores en la mayoría de los casos se determinan o están estrechamente ligados con el lugar de origen.

El problema radica en que conocemos demasiado lo propio  y nos es tan desconocido lo de afuera que nos asusta y desaprobamos todo aquello que no entendemos. Por ejemplo, es muy normal asustarse si se sube un musulmán al avión “Obviamente, por que todo el mundo sabe que son terroristas”

Pero este tipo de discriminación no solo aplica a gran escala, es decir, no solo se ve de una nación a otra, sino que en el micro-contexto, es decir al interior de esas naciones, también se puede evidenciar fácilmente el fenómeno. Por ejemplo: Los colombianos tienden a rechazar a las personas de X país, y a la vez los colombianos del interior tienden a rechazar a los colombianos de las costas, y a la vez los colombianos de la región sur del país tienden a rechazar a los colombianos de la región norte, y así sucesivamente incluso hasta llegar a que los vecinos sientan rechazo por los que viven en la otra calle.

Somos excesivamente regionalistas. Nuestra intensa necesidad de reconocimiento y de establecer una identidad nos llevan a tener actitudes que realmente no tienen ningún sentido. Pues visto de cierta manera, la discriminación por regionalismo, necesariamente hace un sin fin de malabares para mantenerse contra toda evidencia de su necesidad.

Lo anterior se explica mejor si pensamos por ejemplo en las formas en que se usa el regionalismo para discriminar a otros. Rechazamos al otro por que no es de nuestra ciudad, pero a la vez lo acogemos como hermano cuando rechazamos a otro por venir de un país fronterizo, aunque ser del país vecino no es problema si el ataque va dirigido a los países que no son latinos.

Como vemos, este tipo de discriminación solo se basa en un juego de roles que no tiene correspondencia con la lógica y responde mas bien al caprichoso delirio de superioridad que algunos podemos tener a la hora de relacionarnos. La idea no es malentender este articulo y abandonar toda tradición y orgullo por lo propio, sino más bien llenar el vacío que presenta el concepto resaltando el orgullo y el amor por lo propio, haciendo que todos los que sean como nosotros puedan ser considerados nuestros hermanos. Pues al fin de cuentas, lo propio para nosotros debe ser todo y debemos entender que todos son como nosotros, SOMOS CIUDADANOS DEL MUNDO, todos y cada uno de los seres humanos de este planeta son nuestros hermanos, la vida y la dignidad son un derecho de todos y por el que todos debemos velar.

Borra las fronteras mentales y ¡Bienvenido!

 

 

Enviar
Discusión