Cosas que piensas cuando tienes una fuerte resaca

Por Karla Arango GRACIOSOS 232 Visitas
Enviar

Después de un fiesta genial despiertas y tu cabeza aún da vueltas.¡¡La resaca! No sabes exactamente que ha pasado pero tu organismo esta fuera de control y es en este momento que una serie de pensamientos pasa por tu mente:

¿Dónde rayos estoy?

resaca

Fuente

Despiertas y haces un esfuerzo sobrehumano para abrir tus ojos, solo para descubrir que no tienes ni idea de donde estás. Y peor aún, no tienes ni la menor idea de quiénes son los que están tumbados a tu lado. Es un buen momento para escapar con el poco honor que te quede.

¿Cuánto bebí anoche?

resaca 2

Fuente

Tus recuerdos o por lo menos los pocos que quedan son demasiado difusos como para interpretarlos. Pero el malestar y el sabor combinado de licor y vomito te indican que tomaste mucho más de lo que en realidad soportas. En este momento solo quisieras no haberlo hecho.

¿Estoy muriendo?

resaca 4

Fuente

En realidad no sabes si estás muriendo o si ya estas muerto. Hay muchas sensaciones en ti y dolores extraños incluso en lugares que ni se te ocurrió que podían doler. No recuerdas ningún disturbio pero tu magullado cuerpo parece que hubiera estado en una guerra. En este momento te respondes tímidamente a esta y a la primera pregunta: “Estoy muerto y este es el infierno”

¿Por qué me hago esto?

resaca 5

Fuente

No es justo, no he hecho nada malo para merecer esto. Pero soy yo el que me lo provoqué, no vuelvo a beber, no debo hacerme daño y en realidad no lo necesito… Éstas y muchas otras lamentaciones aparecen durante una resaca de las fuertes. ¡Pero vamos! no te engañes, tú sabes que volverás a hacerlo.

¿Esto es ser adulto?

resaca 3

Fuente

Sabías lo que pasaría, pero al tú fiestero no le importó lo que el tú sobrio sentiría en la mañana.  Poco que agradecerle, en realidad el sobrio tú es el que sufre la adultez en el sentido estricto. En la noche actuaste como un joven rebelde sin causa, ahora en medio de tu resaca solo piensas que necesitas un adulto… ¡Momento! Tú eres un adulto, actúa como tal.

¿Me bebí toda la arena del desierto?

resaca 6

Fuente

Pasada la etapa en que revisaste tu cuerpo y te aseguraste de realmente seguir vivo, y ya que te recriminaste por tu comportamiento, llegó el momento de reparar la maquina. Lo más adulto que se te ocurre hacer es calmar esa impresionante sed que  invade tu cuerpo, pero por más que lo intentas con todo tipo de líquidos la sed no desaparece.

¿Debo comer algo?

resaca 7

Fuente

Sientes tu estomago como si estuviera en medio de un concierto de metal. Gruñe y se revuelca de una manera que ni siquiera creíste posible. Ahora bien ¿Qué es lo mejor que puedes hacer? Piensas en que un poco de comida solucionará tu problema, pero lo único que consigues es una impresionante cantidad de vómito mental solo de imaginarte poniendo algo en tu estomago.

Recuperaré la compostura

resaca 8

Fuente

Este es un momento crucial, ahora es tiempo de volver a ser humano. Tratas de levantarte, aventuras un primer paso, pero sin éxito vuelves a caer, ¿Qué pasa? caminar es algo que aprendiste desde que tenías un año, eres una vergüenza para la humanidad. Mira tus ropas, tienes manchas de vino, vómito, y varias cosas que es imposible identificar. Debo actuar como un adulto debo ser responsable.

Tú ahora, después de mucho reflexionar y de dar ese pequeño paseo por el camino de la vergüenza y la auto compasión tienes una sentencia absoluta: “NO VUELVO a BEBER” Eso sería absolutamente irresponsable, aunque pensándolo bien… Hoy es sábado y mis amigos quedaron de salir nuevamente en la noche… Solo es cuestión de no perder el control.

Y bueno, la historia vuelve a comenzar.

Enviar
Discusión