¿Quieres saber qué piensa un gato? ¡Entra aquí y descúbrelo!

Por Karla Arango Consejos 252 Visitas
Enviar

¿Alguna vez te has preguntado qué piensa un gato? Los gatos son esos seres maravillosos, misteriosos y curiosos que a todos nos encantan, pero entender a un gato no es nada fácil, su manera de actuar a veces es tan contradictoria que nos confunde por eso hoy en Soy Curioso quisimos contarte qué piensa un gato.

Lo primero que debes saber para entender cómo piensa tu gato, es que las estructuras sociales no solo están presentes en los humanos, todas las especies animales o su gran mayoría poseen estructuras sociales organizadas, aunque en muchos de los casos son estructuras sumamente sencillas en cuanto a la cantidad de individuos que la componen como es el caso de los gatos. Veamos algunos indicios que nos ayuden a entenderlos.

Los gatos no son del todo domésticos

Poco se sabe de la estructura social de nuestros amigos felinos, lo que si sabemos es como interactúan entre ellos de acuerdo a sus características.  Primero hay que destacar que el gato no es un animal domesticado en el sentido estricto del término, pues en su mayoría la reproducción se da entre gatos callejeros que se consideran estrictamente salvajes, son pocas las razas puras de gatos que si poseen esta característica desde tiempos inmemoriales, pero la mayoría de los gatos mestizos no poseen esta característica. Todo esto es para explicarte porque tu gato:

¡NO TE VE COMO SU DUEÑO!

Tu gato no te ve como su dueño, esto se debe a que el gato no está acostumbrado a interacción social en la que obedezca ordenes, si no que más bien interactúan como cazadores solitarios, o en su defecto perteneciente a un grupo de iguales. También es un mito que los gatos nos ven como gatos más grandes, lo cual evidentemente no es posible porque implicaría que tu gato no puede distinguir entre un animal y otro.

gato

Fuente

Estás a la altura

Tu gato sabe que no eres de su misma especie, y en parte considera que eres un poco torpe en tu movimiento, principalmente por que los gatos no suelen tropezar con otros animales mientras que nosotros en ocasiones los pateamos o pisamos. Sin embargo no te ve como un inferior pues los gatos no interactúan con otros gatos o compañeros que consideren inferiores.

gato

Fuente

Tu gato no te entiende

Tu gato no usa el maullido para comunicarse con otros gatos, solo lo hace para comunicarse con humanos, y en sentido contrario, no entiende los sonidos que produces. Ellos se comunican básicamente por los olores y la expresión corporal, pero para ellos tu expresión corporal es errática y sin sentido alguno.

gato

Fuente

Tú no puedes entrenar a tu gato

Solo el ambiente lo puede hacer, esto quiere decir que tu gato no entiende los estímulos negativos que provengan de ti o de otro miembro de la familia, el gato tomará estos gestos como una agresión y puede perjudicar el vínculo con tu mascota. Piensa en que la mayoría de los comportamientos que quisieras cambiar, hacen parte de sus funciones o actividades naturales. Por ejemplo, si no quieres que se suba al mueble, para él es normal recorrer todos los espacios que le son familiares por su olor o que están en su territorio, cuando lo regañas con gritos o le arrojas objetos él solo verá un ataque de tu parte. Pero si por el contrario es el ambiente el que no se presta. como por ejemplo colocar cintas con el pegante hacia arriba o arrojarle agua con un atomizador, él cambiará de opinión. Pero cuidado, si te ve con el atomizador igual lo verá como una agresión.

gato

Fuente

Tu gato te quiere

Puedes estar seguro de que tu gato te quiere, pues eres un compañero ideal para él, le proporcionas alimento y cariño cuando él lo desea. Una prueba evidente del cariño y la confianza que te tiene, es el simple hecho de que permite que te acerques, puedes estar seguro que de no ser así el gato no dormiría cuando tu estés cerca y evitará al máximo el contacto contigo. Señales como frotarse en ti, levantar la cola cuando te ve o mover su cola cuando lo acaricias, son síntomas de que la relación va por buen camino.

gatoFuente

Como ves, entender a tu gato no es tan difícil, solo es cuestión de que aceptes que no es él quien debe adaptarse a ti, sino tú a él. Si te gusto el artículo, compártelo con tus amigos para que sepan qué piensan de ellos sus mascotas.

Enviar
Discusión