10 Cosas que debes saber sobre tu tipo de sangre

Por Karla Arango Salud 134 Visitas
Enviar

Tu tipo de sangre dice más cosas sobre ti y de tu salud de las que piensas. De hecho somos muy descuidados porque la mayoría de personas no andamos con documentos en los que indiquemos nuestro Rh en caso de accidente. Lo primero que debes saber es que existen cuatro grupos sanguíneos: A, B, AB, O, y puede ser positivo o negativo. Por otro lado muchos científicos aseguran que nuestro tipo de sangre influye en diferentes facetas de nuestra vida, y por eso hoy quisimos contarte en cuáles.

10 Cosas que debes saber sobre tu tipo de sangre

tipo de sangre

Fuente 

1. Tipo de sangre y nutrición

Los diferentes tipos sanguíneos necesitan comer diferentes tipos de alimentos para aprovechar al máximo sus propiedades y nutrientes. Por ejemplo se recomienda que las personas tipo A consuman menos carne y opten mejor por frutas y verduras. Los de tipo O necesitan más proteínas y por ende se les recomienda el consumo de pescado, carne y frutos secos. Las personas de tipo AB deben consumir más carne magra y mariscos, y los del tipo B deben evitar el consumo de pollo y en su lugar comer más carne roja.

2. Tipo de sangre y enfermedades

Cada tipo de sangre es más o menos propenso a ciertas enfermedades. Por ejemplo si tu tipo de sangre es O eres menos propenso a sufrir enfermedades cardíacas. Sin embargo tienes más riesgo de ulceras gástricas y artritis. Los del grupo  A tienen más tendencia a tener problemas con el colesterol, mientras que los del tipo B son más propensos a sufrir problemas de circulación. Los de tipo AB tienen más riesgo de sufrir bronquitis y otras enfermedades respiratorias.

3. Tipo de sangre y personalidad

El tipo de sangre aunque suene increíble también influye en la personalidad. Las personas tipo O suelen ser más creativas, apasionadas y sociables. Las personas tipo A tienden a ser pacíficos y confiables. Quienes tienen tipo de sangre AB se destacan como personas responsables y protectoras, y los del grupo B suelen ser fuertes e independientes.

4. Tipo de sangre y embarazo

El tipo de sangre también influye en el momento de la concepción y el embarazo. Por ejemplo las personas tipo O son más infértiles y por ende pueden tardar más en concebir o pueden tener pérdidas. El grupo sanguíneo AB por su parte produce menos la hormona estimulante del folículo y por eso también les puede costar un poco más quedar embarazadas.

5. Tipo de sangre y estrés

Las personas que tienen sangre tipo O se enojan más fácil. Esto es debido a que su nivel de adrenalina es más alto y por ende tardan más tiempo en calmarse.

6. Antígenos sanguíneos

Los antígenos sanguíneos no solo los encontramos en la sangre. También están en el tracto digestivo y en las fosas nasales y pulmones.

7. Tipo de sangre y problemas de peso

Aunque suene sorprendente tu tipo de sangre te da señales de si eres más propensa o no al sobrepeso o a la grasa localizada. Por ejemplo, las personas tipo A casi nunca experimentan problemas con la grasa en el vientre, mientras las de tipo O tienen tendencia a acumular grasa en el vientre y a sufrir de sobrepeso.

8. Tipo de sangre y descendencia

De acuerdo con el factor RH, el 85% de las personas son RH positivo. Sin embargo si la madre es Rh negativo y el padre de su hijo es RH positivo, se corre el riesgo de que el bebé desarrolle algún problema de salud cuando es mayor.

9. Tipo de sangre y entrenamiento

El tipo de sangre también influye en los métodos para encontrar la armonía. Las personas con sangre tipo A son propensas al estrés y por eso se recomienda que practiquen algo de meditación y yoga. Las personas con grupo B por su parte necesitan encontrar un equilibrio entre cuerpo y espíritu y por eso para ellos son ideales las actividades al aire libre.

10. Tipo de sangre y emergencias

Es recomendable que todas las personas llevemos con nosotros un certificado en el que se especifique nuestro tipo de sangre. Esto es porque en caso de emergencia no se necesitará mucho tiempo para actuar rápidamente.

 

Esperamos que te hayan gustado estas curiosidades sobre tu tipo de sangre. ¡Sé curioso y estimula tu aprendizaje!

Enviar
Discusión